Inicio Motor Citroën C4 X: Las berlinas con tintes de SUV y coupé se...

Citroën C4 X: Las berlinas con tintes de SUV y coupé se pondrán de moda

Citroën C4 X - Citroën ë-C4 X

Dicen que «en la variedad está el gusto» y qué razón tienen estas palabras. La fusión de ideas y conceptos es algo que nos enriquece y que el sector del automóvil ha sabido interiorizar. De esta combinación han nacido modas como los SUV´s o los crossovers. Sin embargo, todo en la vida evoluciona y de los primeros han surgido otras corrientes que se han transformado en modelos que, además de ser controvertidos, para bien o para mal han marcado estilo…

Uno de los modelos que ha nacido a llamar la atención por encima de sus rivales es el nuevo Citroën C4 X. Si lo ves en las imágenes te darás cuenta de que no estamos ante un compacto tradicional. Se trata de una berlina que para no «bailar el agua» al sector toma su camino y reinterpreta la idea que estrenó el Volvo S60 Cross Country. Al modelo sueco no le fue muy bien pero la casa gala cree que a ellos les irá mucho mejor. Y puede que esta vez cuaje…

La carrocería del Citroën C4 X crece hasta 4,60 metros y combina rasgos de SUV, berlina y coupé…

Como queda patente, la línea del nuevo Citroën C4 X no es la de una berlina tradicional. Toma como base la de su hermano C4 compacto pero estira su carrocería hasta alcanzar los 4,6 metros. Esto es, supone una ganancia de 24 centímetros que van a parar al voladizo trasero. Es esta zona la que más cambia ya que el equipo de diseño ha optado por crear una línea de caída del techo que juega a medio camino entre los coupés y los fastbacks.

La integración de la tapa del maletero les ha quedado muy bien resuelta. Como hemos dicho se trata de una berlina y por tanto no hay portón sino una tapa que, al menos en las imágenes, parece generosa. Esto hace que la luneta no sea móvil pudiendo limitar la versatilidad al impedir la carga de objetos voluminosos. Para que la carga visual no sea muy pesada, esta tapa está rematada por un sutil alerón que da pasó a unas ópticas atractivas.

Artículo relacionado:

Prueba Citroën C4 Shine diésel 130 CV Auto 8v (con vídeo)

Estos pilotos LED recuerdan, vagamente, a los que lució el C-Elysée. Sobre todo porque muerden parte del lateral de la carrocería con sus brazos dobles. En la zona central de la tapa va ubicado el logo de Citroën y la palabra que la nombra. Más abajo, en la esquina inferior derecha está el logo que identifica a este modelo. Además, la versión eléctrica ë-C4 X, se diferencia de su hermano térmico con acentos en tonos azules y diferentes llantas de aleación.

Interior conocido de generoso espacio, calidad más que razonable y maletero inmenso…

Citroën C4 X - Citroën ë-C4 X

De puertas adentro el diseño del nuevo Citroën C4 X es familiar. Prácticamente calca las líneas del C4 que ya conocemos, aunque esta declinación cuenta con algunas mejoras. Lo que más llama la atención es que el sistema de infotainment mejora ya que incorpora la misma versión que estrenó el C5 X. Tampoco podemos obviar que la pantalla central táctil es flotante y de 10 pulgadas que complementa la información con el cockpit de 7 pulgadas.

Otro detalle que no podemos obviar del nuevo C4 X es que el climatizador cuenta con mandos físicos. Parece que en la marca gala se han convencido de que son más cómodos e intuitivos de usar que si están en la pantalla. Y no solo eso, según explican han apostado por la comodidad al incluir los asientos Advanced Comfort. En este caso lucen una tapicería nueva que lo distancia de su hermano C4 así como espuma especial de 15 milímetros de grosor.

Artículo relacionado:

Así es el nuevo Peugeot 408 ¡Crossover, compacto y coupé!

En cuanto a habitabilidad, el C4 X de Citroën mejora la cota para las piernas de los pasajeros traseros. La nota de prensa la marca indica que es de 198 milímetros, el más generoso del mercado. Además en esta zona cuentan con una salida de ventilación doble y dos tomas USB, una normal y otra C. Por último el maletero con 510 litros es de los más generosos, aunque sus formas no son muy regulares y cuando los asientos se pliegan no queda plano.

Oferta mecánica conocida y muy fiable que, además, apuesta por la electrificación con el ë-C4 X…

Citroën C4 X - Citroën ë-C4 X

Tenido en cuenta que el Citroën C4 X es la versión berlina del C4 hatchback sus órganos mecánicos son comunes. Es decir, que se asienta sobre la moderna y flexible plataforma CMP de Stellantis (antes del Grupo PSA). Por si lo habíais olvidado, es una base pensada para modelos de segmento B de ahí que mantenga los mismos 2,6 metros de distancia entre ejes que el C4. Pero no es el único dato, o elemento, que comparte con su hermano compacto.

La oferta mecánica del C4 X es calcada al C4. Esto es, que habrá una gama gasolina que se basa en el bloque 1.2 PureTech con tres cilindros, turbo y Start & Stop. La versión de acceso tiene 100 CV y va unida a la transmisión manual de 6 velocidades. El más potente da 130 CV y está gestionado por una transmisión automática EAT8 con 8 relaciones. En ambos casos, cumplen la normativa de emisiones Euro 6.4.

Artículo relacionado:

Citroën C4 y ë-C4 2021: Ya son oficiales los últimos secretos que escondía

En diésel también habrá una versión. Se trata del bloque 1.5 BlueHDI Strat & Stop Euro 6.4 de 130 CV. Al igual que el gasolina más potente está asociado a una transmisión automática EAT8. Y para terminar la versión estrella de la gama C4 X y la razón de porqué Stellantis ha elegido la plataforma CMP. Habrá una versión eléctrica impulsada por un motor de 100 kW (136 CV) de potencia y 260 Nm de par máximo.

En este caso, la batería de ion litio de 50 kWh le permiten recorrer 360 kilómetros. Respecto a la carga, incluye un cargador embarcado de 7,4 kW que llena la batería en 7,5 horas en un enchufe doméstico. Hay otro de 11 kW que reduce el tiempo a 5 horas. Además la carga rápida de 100 kW recupera el 80% de la batería en unos 30 minutos.

¿Qué ofrece de nuevo el Citroën C4 X respecto al Peugeot 408 y al Renault Arkana?

Citroën C4 X - Citroën ë-C4 X

Si nos fijamos en los conceptos de los Citroën C4 X, Peugeot 408 y Renault Arkana vemos que hay cosas comunes y cosas que no lo son. En primer lugar el modelo de la casa del rombo abrió camino en el subsegmento de los SUV´s generalistas de estilo coupé. Al ver que sus ventas son tan buenas los responsables de Citroën y Peugeot le dieron una vuelta para ofrecer productos de estilo similar. Sin embargo, no son copias exactas del Arkana.

A nivel técnico el C4 X y el Arkana son muy similares pues están creados sobre una plataforma de segmento B. Además, también apuestan por la electrificación, aunque con fórmulas diferentes. El de Renault opta por híbridos y el de Citroën por una versión cien por cien eléctrica. En el resto de apartados discrepan pues el Arkana tiene un gran portón para acceder al maletero y el C4 X ha preferido una puerta pues su carrocería es de tres volúmenes.

Artículo relacionado:

Prueba Renault Arkana E-Tech Hybrid 145 CV (con vídeo)

En último lugar está el Peugeot 408. Se trata de un modelo que estéticamente se acerca más al Arkana de Renault. El problema está en que se encuadra en una categoría superior y no solo por tamaño. Su plataforma es la EMP2 de PSA de ahí que no pueda contar con versiones cien por cien eléctricas. En cambio, sigue el mismo camino que el Arkana al ofrecer interesantes versiones híbridas. Respecto a diseño, cada uno pelea por su imagen de marca…

¿Cuándo llegará al mercado el nuevo C4 X y dónde se fabricará…?

Citroën C4 X - Citroën ë-C4 X

Si los planes de Citroën van bien la llegada al mercado del C4 X tendrá lugar antes de que acabe el año o en los primeros compases de 2023. Por el momento no han definido la gama con la que estará disponible en España aunque es de suponer que contará con todas las versiones anunciadas. Y no solo eso, será otro de los Citroën «made in Spain» ya que se fabricará en el centro técnico que Stellantis tiene en Villaverde (Madrid).

Fuente – Citroën

Publicidad