De visita por la mayor colección de coches del mundo: la del Sultán de Brunei

Probablemente hayas oído hablar alguna vez de la familia real del pequeño sultanato de Brunei, en el sudeste asiático. Lo que se gastaron a lo largo del tiempo en coches es simplemente indecente al mismo tiempo que alucinante.

Los rumores hablan de de una colección de más de 2.500 coches en total, muchos de ellos siendo piezas únicas o series muy limitadas (de 5 o 10 coches) que la familia compraba en su integralidad. Este vídeo, publicado por GTBoard, es una recopilación de fotos tomadas en los almacenes de la familia real. Y no darás abasto para identificar todos los coches, entre los modelos únicos y un sinfín -casi literal- de Mercedes SL, ya no sabrás donde mirar.

Un colección con varias series especiales al completo

De entrada, verás cuatro McLaren F1 -de una producción inferior a 100 unidades si no contamos los 7 prototipos iniciales-, ocho Jaguar XJ220 (para que te hagas una idea, en España hay tan sólo dos unidades conocidas), dos Ferrari FX y dos Dauer (Porsche) 962 de las 24 horas de Le Mans adaptados para circular por calle.

Salvando la industria del lujo europeo

La colección es tan grande que supuso para algunas marcas, evitar la bancarrota.Por ejemplo, Rolls-Royce o Pininfarina se mantuvieron a flote a finales de los años 80 gracias a las compras del sultán de Brunei: (se gastó un total de 475 millones de dólares en Rolls-Royce y 78 millones de dólares en Ferrari únicos realizados por Pininfarina). Es más, a mediados de los 90, el 50 % de las ventas de Rolls-Royce se hacían al Sultán de Brunei.

Como te puedes imaginar, la inmensa mayoría de esos coches sólo ha circulado cuando los bajaron del camión y poco más. Es más, los coches están ahora mismo abandonados en unos simples almacenes. Y Brunei, situado en la isla de Borneo, es como te podrás imaginar un país tropical extremadamente húmedo. Lo cual es muy perjudicial para los coches.

Temas

Loading...