Inicio Motor El Lexus ES 300h estrena los nuevos, y cuestionados, retrovisores digitales

El Lexus ES 300h estrena los nuevos, y cuestionados, retrovisores digitales

Cámara retrovisores digitales Lexus ES

El Salón de Ginebra 2020 está a la vuelta de la esquina. Los fabricantes ya nos van dando los primeros detalles de todo lo que allí presentarán. Vamos viendo anticipos, nuevos modelos, prototipos y también nuevas tecnologías. El Lexus ES 300h estará en el stand de la marca japonesa estrenando los nuevos retrovisores digitales exteriores.

Estos nuevos retrovisores digitales vienen a sustituir a los tradicionales cristales de espejo. Son unas compactas cámaras de alta resolución que transmiten la imagen al interior, proyectándose en una pequeña pantalla ubicada en los extremos del salpicadero, una a cada lado. Para que todo sea lo más natural posible, se encuentran muy cerca de las puertas.

Aunque se presente como una gran novedad, en parte, no lo es. Estos retrovisores digitales debutaron en este modelo para el mercado de Japón en 2018. En los próximos meses estarán disponible para el Lexus ES 300h del mercado europeo.

La imagen de los retrovisores digitales se proyecta en pantallas de 5 pulgadas

Comenta la compañía perteneciente a Toyota que estas cámaras ofrecen una vista mejorada de la parte posterior y lateral del vehículo, sean cual sean las condiciones climatológicas. También se reducen notablemente los ángulos muertos del conductor y, además, se adaptan automáticamente para ofrecer una visión ampliada cuando el coche gira o circula marcha atrás.

Lexus ES con retrovisores digitales

Los dos monitores van situados en la base de los pilares delanteros y tiene un tamaño de 5 pulgadas. Por supuesto, son a color. Respecto a las cámaras, están alojadas en unas finas carcasas aerodinámicas que se integran con el diseño del Lexus ES. Al ser más pequeñas que unos retrovisores tradicionales, reducen el ruido aerodinámico y obstaculizan menos la visibilidad del conductor hacia el exterior.

Otros detalles a tener en cuenta es que han sido diseñadas y colocadas de tal forma que las gotas de agua o copos de nieve no caigan en el objetivo de las mismas. En cualquier caso, cuentan con calefactores integrados para evitar que se forme hielo o vaho, pudiendo el conductor activarlo desde un simple pulsador en el salpicadero y así garantizar una imagen clara. También cuentan con sensor de luminosidad para evitar que los faros de otros coches deslumbren.