El primer Centro de Servicio Tesla de España ha abierto sus puertas, pero verás pocos coches en su interior

Desde su llegada oficial al mercado español, en noviembre de 2016, Tesla carecía de tienda física permanente, aunque sí dispone de las itinerantes Pop up Store, y sobre todo de un centro de servicio oficial (el más cercano hasta ahora era el de Aix-en-Provence, al norte de Marsella, en Francia). Desde ayer, Tesla ya dispone de su primer centro de servicio oficial en la península, situado en el área de Barcelona. Y es sólo el primero.

Situado en l’Hospitalet de Llobregat, pegado a Barcelona, el primer centro de servicio oficial Tesla de España ocupa los 1.850 m2 de lo que antaño fue un concesionario Jaguar, justo en frente de una gasolinera. La localización no podía ser más irónica.

Tesla, una marca disruptiva

Centro de servicio Tesla Barcelona

Tesla ha conseguido lo que pocos fabricantes han conseguido, ser disruptiva. Tesla, con razón o no (las normas sobre emisiones, como las de la UE y California tienen también mucho que ver en ello), es vista como la marca que abre camino en la movilidad eléctrica.

Pasó de ser un fabricante artesanal a ser un actor relevante en la producción mundial en el sector del lujo. Del Roadster inicial, con chasis de Lotus Elise, vendió 1.650 unidades entre 2008 y 2011. En 2016, con el Model S y el Model X entregó algo más de 76.000 vehículos.

Para muchos clientes sigue siendo necesario poder ver, tocar y probar los coches antes de decidirse

Es mucho más que Bentley (que vendió en 2016 poco más de 11.000 coches), pero aún le queda camino para alcanzar a Porsche (237.778 unidades vendidas en 2016). Nadie duda que con la producción del Model 3 ya en marcha (las primeras unidades salieron hace poco de fábrica), supere las 100.000 unidades al año. Y eso es sólo con el mercado estadounidense, pues el Model 3 no llegará a Europa hasta 2018 (la marca no da fecha concreta).

Disruptiva, sí, pero quiero ver el producto

Tesla service center Barcelona

Así, la apertura de un centro de servicio oficial de la marca era algo esperado por todos los que ya son clientes y posibles futuros clientes. Y es que a pesar de poder configurar y comprar tu coche por internet -y te lo entregarán en casa- e intentar ser disruptiva también en la manera de vender tus coches, para muchos clientes sigue siendo necesario poder ver, tocar y probar los coches antes de decidirse. Y es que tras probar un Tesla, como el Model X P100D que probamos aquí, incluso a un petrolhead de manual como nuestro Héctor Ares podría convertirse al coche eléctrico.

Este primer centro de servicio, que también cuenta con una tienda, es tan solo el primero. Próximamente, Tesla abrirá una tienda en la calle de Rosselló de Barcelona, otra en la Calle Serrano de Madrid y un centro de servicio en las afueras Madrid.

Tesla service center Barcelona

Puede sorprender que una marca de coches eléctricos conectados a la red abra un centro de servicio, es decir, un taller. Es cierto que la mayoría de las actualizaciones de software de sus coches se hacen vía wi-fi, sin que el cliente tenga tan siquiera que mover el coche de su casa. Incluso la revisión anual, o cada 20.000 km (que cuesta 500 euros), preconizada por Tesla no es obligatoria. ¿Y si no la haces? La garantía se mantiene igualmente.

Sí, un coche eléctrico tiene muchísimas menos piezas móviles (unos 1.500 elementos menos de media) que un coche con motor térmico y el mantenimiento es mínimo. Aún así, los Tesla siguen siendo automóviles. Es decir, sigue teniendo amortiguadores, climatizador, es preciso rotar los neumáticos (cada 10.000 km según Tesla), etc.

Centro de servicio Tesla Barcelona

Son operaciones sencillas que en la mayoría de casos se pueden incluso efectuar en el domicilio del cliente con una de las unidades móviles de la marca, pero que en ocasiones se deben hacer en un taller oficial. Y por supuesto, en caso de accidente, sólo un taller Tesla puede encargarse de la reparación del coche. Aunque, si es solo una cuestión de carrocería, existen talleres concertados con Tesla.

Abrir tiendas y talleres es un paso necesario para la implantación de Tesla en España, aunque la mayoría del público interesada en un Tesla puede preguntarse por la red de Supercargadores y cargas en destino para poder viajar con su coche si lo desea.

Una red de supercargadores cada vez más extensa

Centro de servicio Tesla Barcelona Supercargador

Inicialmente, el arco mediterráneo fue el primero en recibir Supercargadores, simplemente para responder a la demanda de turistas que vienen de Europa en búsqueda del sol. Pero poco a poco, la península se va cubriendo. Actualmente, además de la carga en casa, los usuarios españoles de Tesla ya cuentan con 74 Supercargadores individuales repartidos en 12 estaciones de Supercargadores.

A finales de 2017, Tesla habrá duplicado sus estaciones de Supercargadores en España con 24 estaciones

Tesla prevé que al final de 2017 doblaría esta cifra para llegar a las 24 estaciones de Supercargadores en las principales redes viarias. Algunas de las aperturas previstas para este año son las de Zaragoza, Madrid, Miranda de Ebro, Ponferrada y Mérida. Además, Tesla cuenta en España con 155 puntos de Carga en Destino (en centros comerciales, hoteles, restaurantes, etc) situados por todo el territorio.

Loading...