El sustituto del Bugatti Chiron deberá recurrir a la electricidad para ser aún más bestia

Apenas acaba de ponerse sobre las calles el Bugatti Chiron y en la elitista marca francesa del Grupo VW ya están pensando en cómo será su futuro misil tierra-tierra. Tanto el Veyron como el Chiron son máquinas de ensueño con el único propósito de juntar el lujo más exclusivo con una potencia desmesurada capaz de llevar a sus modelos a una velocidad inimaginable para otros coches.

Pues bien, como el trabajo no cesa, los preparativos para el próximo supercoche de Bugatti ya están en marcha y ya han revelado que su siguiente creación recurrirá a la electricidad para ser aún más rápido.

Fiabilidad, potencia y emisiones: la electricidad es necesaria en el futuro Bugatti

Su motor de 8.0 litros en configuración W16, cuatro turbos, tracción integral, montado sobre estructura de fibra de carbono y con caja de cambios automática de doble embrague es un portento descomunal de 1.500 CV y 1.600 Nm de par motor, pero roza los límites de la termodinámica y hace imposible llegar mucho más allá sin comprometer la fiabilidad.

Con una hipotética versión Grand Sport ya en camino (al menos algo están tramando en Nürburgring), el Chiron quemaría los últimos cartuchos de la evolución mecánica antes del salto generacional. Cuando el nuevo modelo sea anunciado tendrá que recurrir sí o sí a la electricidad para cumplir con las expectativas de sus clientes y las normativas de emisiones según ha revelado el CEO Wolfgang Durheimer a Autocar.

Bugatti Chiron 9

“La electrificación va a llegar. El próximo coche aún está lejos de desarrollarse pero ya estamos planteando sistemas de baterías y motores eléctricos. Aún estará lejos de ser un coche 100% eléctrico pero sí que habrá que recurrir a la electricidad”.

De hecho, Durheimer también manifestó que el Chiron debe ser la representación de todo lo que la mecánica puede conseguir sin apoyarse en la electricidad, lo que le convertirá en un coche excepcionalmente valioso en las próximas décadas. Por otro lado, si consiguen dar con la fórmula para mantenerse al margen de la electricidad Bugatti podría plantearse la creación de un tercer modelo no-eléctrico, retrasando al (presumiblemente) híbrido aún más en el tiempo, cerca de 15 años.

Bugatti Chiron 47

“Estamos mirando lo que nuestros clientes quieren y tenemos algunas ideas diferentes, pero no tenemos presión para decidir aún. El Chiron tiene por delante una vida de ocho años, así que todavía podemos encontrar soluciones”.

¿Y si el próximo Chiron Grand Sport recurriese ya a algún tipo de hibridación? No sabemos aún, pero es paradójico que el Chiron pueda acercarse a los 500 km/h técnicamente pero esté limitado a 420 km/h porque aún no haya unos neumáticos que sean capaces de soportarlo y ya estén pensando en velocidades y potencias aún más locas.

Temas

Loading...