El Volkswagen T-ROC llega tarde a la fiesta, pero lo hace con los deberes hechos

La firma de Wolfsburgo ha desvelado ya su nuevo SUV compacto, el Volkswagen T-Roc. El T-ROC marca el inicio de la renovación por completo de todas las gamas Volkswagen de aquí a 2020, pero sobre todo permite completar la oferta del Volkswagen Tiguan en las franjas del segmento que éste ha dejado libre al crecer con la nueva generación.

Derivado del Audi Q2, el Volkswagen T-ROC tiene por vocación ser uno de los modelos más vendidos del fabricante alemán, luchando en el lucrativo segmento de los B-SUV.

El T-ROC llega en un segmento abarrotado

Volkswagen T-ROC

La vocación del Volkswagen T-ROC no es la de abrir nuevos mercados sino entrar en un segmento del mercado del que Volkswagen estaba inexplicablemente ausente, el de los** B-SUV**. El T-Roc llega seis años después del Nissan Juke -el inventor del mercado- y cuatro años después del Renault Captur, por citar dos de los más vendidos del segmento.

Con el crecimiento de la actual generación del Volkswagen Tiguan (4,49 m) y un posicionamiento más alto, la marca alemana no tenía nada que ofrecer frente al Nissan Juke. Con el T-ROC, Volkswagen ataca el mercado por la parte superior: mide 4,23 m de largo (para ser exactos, mide 4.234 mm -252 mm menos que el Tiguan- con una batalla de 2.603 mm) y no tendrá motorizaciones inferiores a 115 CV.

Volkswagen T-ROC

Sin embargo, la mayoría de los B-SUV están en los 4,16 m de largo con motores de 90 CV de media, sólo el Maxda CX-3 de 4,27 m está en su franja. Es más, el T-ROC se acerca peligrosamente al SEAT Ateca, tanto en motorizaciones como dimensiones (4,36 m de largo para el Ateca). Y es que para 2019, llegará el T-Cross. Más corto (4,16 m) que el T-ROC estará únicamente disponible en tracción delantera y será el rival de los Peugeot 2008, Renault Captur y Opel Mokka X, por ejemplo.

Volkswagen T-ROC, el Audi Q2 de Wolfsburgo

Volkswagen T-ROC

Si bien el T-Cross tomará por base el SEAT Arona, el T-ROC por su parte comparte plataforma MQB -con la misma batalla de 2,60 m- y motorizaciones con el Audi Q2. Así, hereda sus motorizaciones.

En gasolina, la gama comienza con el tres cilindros 1.0 TSI de 115 CV para seguir con el 1.5 TSI de 150 CV con desactivación de cilindros, que ya hemos visto en el Volkswagen Golf (único motor que aún no tiene el Q2), y culminar con el 2.0 TSI de 190 CV. En diésel, también son tres las variantes disponibles (todas con sistema SCR). El 1.6 TDI de 115 CV abre la gama y el 2.0 DTI en versión de 150 y 190 CV cierra la oferta.

Volkswagen T-ROC

El Volkswagen T-ROC equipa suspensiones McPherson delanter y, según las motorizaciones, un eje torsión trasero (115 CV) o un esquema multilink con amortiguación adaptativa opcional (150 y 190 CV). Las versiones de acceso a gama, es decir, las de 115 CV, sólo estarán disponibles con cambio manual de 6 relaciones, mientras que el cambio DSG de 7 relaciones será opcional en las variantes de 150 CV y de serie en las de 190 CV. A destacar que las versiones de 115 CV serán exclusivamente de tracción delantera.

Estéticamente, si bien el T-ROC comparte elementos de diseño con el Tiguan (forma de los pilotos traseros) y con el Audi Q2 (pilar C formato XL), su diseño rompe con el resto de la gama. A destacar la adopción de un techo y pilares A y B bicolor opcionales.

Diseño exterior innovador, interior clásico

Volkswagen T-ROC

A bordo, el diseño del salpicadero se inscribe en la tendencia de Volskwagen y SEAT. Al verlo, con su enorme franja en color carrocería, uno no puede evitar ver el parecido con el salpicadero del SEAT Ibiza y del Volkswagen Polo. Y no es una crítica, pues aportan algo de color y originalidad en la producción actual (aunque es una cuestión subjetiva, claro).

Aún es pronto para hablar de habitabilidad -habrá que probarlo-, pero sí podemos hablar de la capacidad de su maletero. Volkswagen anuncia 445 litros, lo cual no está nada mal. Son 65 litros más que en un Volkswagen Golf y 170 litros menos que en un Tiguan. El respaldo de los asientos traseros es abatible de forma asimétrica (60/40) pudiendo llevar la capacidad total hasta los 1.290 litros.

Volkswagen T-ROC

El Volkswagen T-ROC hará su debut en el Salón de Fráncfort, evento en el que el público también podrá ver el debut de los Kia Stonic, Hyundai Kona, Seat Arona y Citroën C3 Aircross. La lucha va a ser dura en el segmento de los B-SUV. El Volkswagen T-ROC llegaría al mercado a finales de año con un precio para la versión más básica de unos 20.000 euros (aún no hay precios oficiales).

Loading...