Inicio Motor Mitsubishi Xpander: SUV´s y monovolúmenes pueden convivir en armonía

Mitsubishi Xpander: SUV´s y monovolúmenes pueden convivir en armonía

Cuando la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi dio forma a su último plan de trabajo dividió sus operaciones. La idea que había tras este movimiento era sencilla: cada marca se dedicaría a cubrir las necesidades de las regiones que mejor conoce. De esta forma, la casa del rombo se centraría en Europa y Nissan jugaría a media agua entre el Viejo Continente y América. Por último, la firma de los tres diamantes haría lo propio en la región ASEAN.

Poco después anunciaron que Mitsubishi se quedaría en Europa, pues Renault le fabricaría un par de modelos. Con todo, su foco principal está en Asia y sus últimos lanzamientos así lo confirman. El Outlander por el momento está ahí, viendo qué hacer y a qué países ir. Ahora, presentan en sociedad la última evolución del Mitsubihi Xpander, un vehículo que demuestra que los monovolúmenes y los SUV´s pueden convivir en armonía y paz….

El Mitsubishi Xpander combina rasgos de monovolumen y SUV, siendo un éxito en Indonesia

Mitsubishi Xpander

Como bien sabéis, el Mitsubishi Xpander nació el pasado año 2017. Por tanto, estamos ante un restyling más que un cambio de generación como tal. Y así queda reflejado en la interpretación que el equipo de diseño hace de su diseño exterior e interior. Con todo, la mezcla de estilos y segmentos de la carrocería es perfecta pues está con los SUV´s en detalles como la altura libre y las protecciones de los bajos y a los monovolúmenes por su interior.

La evolución respecto a su predecesor se nota en detalles como las ópticas, que ahora tienen tecnología LED o los nuevos cromados. Tampoco podemos pasar por alto unos paragolpes de nueva factura o llantas de aleación que en las versiones más altas pueden ser de 17 pulgadas. En último lugar, la paleta de colores exterior estrena el tono Blade Silver Metallic. De puertas adentro, la evolución es igual de sutil, aunque con mejoras como la pantalla.

Artículo relacionado:

Mitsubishi Xpander Cross: cuando un «monovolumen» quiere ser SUV

El volante, de nuevo cuño, luce más deportivo que el Xpander saliente. En cuanto a detalles y materiales, la calidad sube un par de puntos al emplear superficies acolchadas de cuero sintético y costuras a contraste. Por su parte, el clima aporta un toque tecnológico al estrenar una pantalla de cristal líquido que mejora la visión y el ajuste de la temperatura. Tampoco faltarán siete amplias plazas modulables en tres filas repartidas en 2+3+2.

Donde no hay cambios es en su oferta mecánica, pues mantiene el bloque gasolina 1.5 Mi-VEC con 103 CV y 141 Nm de par máximo. Donde sí hay novedades es en la transmisión, que estrena una renovada caja automática de tipo CVT con, según la marca, transiciones más suaves. Por último, el freno de mano es eléctrico, liberando espacio en el túnel central y facilitando un nuevo hueco porta objetos.

Fuente – Mitsubishi

Publicidad