Nissan no ve nada claras las reparaciones de parabrisas fuera del taller oficial, y eso tiene su lógica

Si algo me quedó claro cuando asistí al chanante concurso de reparar cristales, hace ya unos años, fue que reparar un parabrisas reviste cierta complejidad. Por eso, no es de extrañar que Nissan alerte sobre las reparaciones de poca calidad, que además van en aumento, según detallan.

El dato no pasaría de aquí si no fuera por el problema que viene de camino a medida que los parabrisas incorporen más y más tecnología. Obviamente Nissan habla de este problema y aprovecha para dejar la tarjeta de visita de sus talleres, pero el asunto es serio, con independencia de ese interés (legítimo, por otra parte) que tiene la marca en promocionar su propia red de puntos de servicio.

Más que nunca hasta ahora, un coche es un ordenador con ruedas, y la tendencia irá en aumento

Mercedes Hud

De forma similar a lo que les ocurre a los futuros mecánicos con los continuos cambios a los que se ven sometidos los motores de los coches, los parabrisas distan de ser un mero cristal laminado que separa a los ocupantes del exterior y les protege tanto en circulación como cuando sufren un siniestro vial.

Hace ya años que son mucho más que eso, y no se trata sólo de que el parabrisas sea un soporte para el Head Up Display. El parabrisas ha evolucionado y evolucionará mucho más en los próximos años, hasta ser prácticamente un elemento electrónico más dentro del vehículo.

Nissan Parabrisas Reparaciones

El parabrisas es ya el soporte de sensores y cámaras que pueden proporcionar información básica a sistemas de seguridad como el detector de obstáculos y peatones, el control de crucero activo, el reconocedor de señales, la alerta de cambio de carril involuntario o las funciones de limpiaparabrisas y alumbrado adaptativos.

De forma adicional, el parabrisas es un aislante acústico y térmico que, de no funcionar como es debido, puede ocasionar complicaciones en los sistemas que utilizan el control por voz y también en la visibilidad.

Y a medida que vayan avanzando los fabricantes de coches en sus niveles hacia la conducción autónoma, es de esperar que la fiesta de la tecnología que ya tenemos en un parabrisas de hoy se quede en un aperitivo de lo que está por llegar.

La dificultad de calibrar bien sensores y cámaras tras sustituir el cristal del parabrisas

Parabrisas Nissan Reparaciones

Siendo así las cosas, es preocupante el dato que aporta Nissan, según el cual el 20 % de las reparaciones de parabrisas requieren una nueva reparación posterior. “La razón son las fijaciones mal realizadas o una calibración imprecisa de la tecnología de seguridad instalada detrás del cristal”, explican en Nissan.

Y es que, según detalla el fabricante japonés a través de su vicepresidente de posventa en Europa, Jean-Christophe Mercier, “la mayoría de operadores móviles son incapaces de calibrar con precisión los parabrisas tras una reparación o sustitución del parabrisas en carretera”.

Teniendo en cuenta el escenario hacia el que nos movemos, en Nissan ven un problema creciente que afectará a los conductores y a las aseguradoras, que intervienen en el 90 % de las sustituciones de parabrisas.

Parabrisas Reparar

Según estimaciones de Nissan, más del 40 % de sustituciones o reparaciones del parabrisas “requieren experiencia técnica relacionada con la calibración de las cámaras y los sensores”. Por otra parte, los coches de hoy tienen “más cristal que nunca”, con un aumento medio superior al 15 % desde el año 2000, mientras que su grosor ha disminuido a menos de 4 mm para buscar reducciones de masa.

Claramente el futuro de los parabrisas pasa por una mayor especialización tecnológica de los reparadores de lunas, que ya llevan tiempo formándose en estas áreas. De todas formas, el movimiento de Nissan se puede intuir como un llamamiento a la utilización de los talleres oficiales, ante un panorama en el que los parabrisas serán una parte más de la electrónica del vehículo.

Mirando aún más hacia el futuro, este movimiento se puede contextualizar en un panorama en el que los coches dejarán de dar tanto dinero a los fabricantes en venta, sobre todo a particulares, para revalorizarse sus mercados de servicios, por un lado, y posventa, por el otro. Visto así, tiene aún más lógica que Nissan no vea nada clara la reparación de parabrisas fuera de los talleres oficiales.

Loading...