Inicio Motor Nürburgring invierte 11 millones de euros en seguridad ¿Es ahora menos «Infierno»?

Nürburgring invierte 11 millones de euros en seguridad ¿Es ahora menos «Infierno»?

Obras en Nürburgring

La mítica variante Nordschleife de Nürburgring, también conocido por los más fanáticos como “Infierno Verde”, ha aprobado uno de los proyectos de construcción más completos en los prácticamente 100 años de historia del circuito alemán. Nada menos que 11 millones de euros para mejorar la seguridad.

Según han comunicado desde el propio circuito, los 21 kilómetros del Nordschleife se van equipar con una completa infraestructura digital para incrementar considerablemente la seguridad. A partir de 2025, toda la inversión habrá sido materializada y estará operativa.

Durante los próximos años se construirá una infraestructura de digitalización en Nürburgring, utilizando cámaras de alta definición y sistemas de inteligencia artificial. Ofrecerá más garantías a todos los usuarios de la pista; bien sea en los días de conducción turística o para eventos privados de competición, sea cual sea el nivel.

Mercedes-AMG One récord Nürburgring

Artículo relacionado:

El Mercedes-AMG One rompe el récord de Nürburgring (vídeo)

Por lo tanto, todo el trazado del Infierno Verde estará monitorizado. Esto permitirá detectar peligros, accidentes y otras situaciones no esperadas en la pista, ayudando al equipo de control a tomar las decisiones pertinentes de una forma mucho más rápida. De hecho, también se añadirán paneles LED para advertir a los conductores y pilotos con, por ejemplo, destellos amarillos en lugar de las tradicionales banderas amarillas.

Además del procedimiento estándar de mensajes de radio por parte de los marshals, todas las imágenes e información se transmitirán directamente al centro de control de operaciones a través de cables de fibra óptica, comunican desde la dirección del circuito.

La construcción se llevará a cabo en dos fases durante los dos próximos años, entendiendo que los operarios trabajarán especialmente en invierno, cuando la pista está cerrada. Se estima que unos 50 kilómetros de cables de fibra óptica manden toda esta información al centro de control del circuito en tiempo real.

Ya sabéis que Nürburgring está considerado como uno de los circuitos más peligrosos del mundo. Cambiar su diseño no es factible, especialmente por ética, pero esta inversión es muy positiva tanto para pilotos profesionales como para apasionados que viajan hasta allí para darse una o varias vueltas con su coche.

Fuente – Nuerburgring