SsangYong Korando 4×4 automático, a prueba. Comodidad y espacio en un SUV que se puede salir de la senda marcada

Nacido en 1974, el SsangYong Korando utiliza la denominación comercial más antigua de la historia de la Automoción en Corea. No fue hasta 1996 que llegó a España, y a día de hoy vende 12.000 unidades al año, lo que ha ayudado a reforzar la imagen de SsangYong en nuestro mercado. Korando, Rexton y Rodius forman el núcleo de sus ventas aquí, y a ellos se han unido los Tivoli y XLV, dentro de la apuesta por Europa que ha hecho la SsangYong de Mahindra.

Con el SsangYong Korando 2017 el fabricante coreano pone sobre la mesa un salto adelante en equipamiento que posiciona a este SUV compacto como una opción más que interesante, en un segmento cada vez más competido.

Diseño compacto y equipamiento destacable

Ssangyong Korando 2017 280
Ssangyong Korando 2017 220

Las formas exteriores del SsangYong Korando 2017 son compactas. Los detalles exteriores, sobre todo en el frontal, adoptan un aspecto más rotundo, en la línea que utiliza toda la gama, aunque visto al natural el resultado es armónico y no tan contundente como hace presagiar en algunas fotografías.

También se han enfatizado las aletas y los pasos de ruedas, que ahora enmarcan ruedas vestidas con llantas bicolor de 18 pulgadas de diámetro, que son de nuevo diseño. En la trasera se han renovado el paragolpes y las ópticas, y para de contar.

Ssangyong Korando 2017 110

Longitud

Batalla

Anchura

Altura

4.410 mm

2.650 mm

1.830 mm

1.675 mm

Ángulo entrada

Ángulo ventral

Ángulo salida

Distancia al suelo

22,6 º

18,5 º

28,3 º

180 mm

Con estas hechuras, el SsangYong Korando se posiciona dentro del creciente segmento de los SUV compactos que todo fabricante quiere en su catálogo. Compite contra… todo. Si nos ceñimos solamente a la longitud de los diferentes modelos, sin entrar en otras valoraciones, el abanico de opciones es muy amplio.

ModeloLongitud (mm)Diferencia (mm)
Fiat 500X4.248162
Opel Mokka X4.275135
DS4 Crossback4.284126
Honda HR-V4.294116
MINI Countryman4.299111
Dacia Duster4.31694
Citroën C4 Aircross4.34070
Mitsubishi ASX4.35555
Toyota C-HR4.36050
SEAT Ateca4.36347
Volvo V40 Crosscountry4.37040
Audi Q34.38822
Jeep Compass4.39416
Nissan Qashqai4.39416
SsangYong Korando4.410
Infiniti QX304.425-15
BMW X14.439-29
Peugeot 30084.447-37
Renault Kadjar4.449-39
Subaru XV4.450-40
Hyundai Tucson4.475-65
Kia Sportage4.480-70
Volkswagen Tiguan4.486-76
Ford Kuga4.524-114

Con semejante panorama, cada fabricante necesita ofrecer lo mejor de sí mismo en esta batalla, y la baza de SsangYong es aportar equipamiento sin renunciar, en esta versión, a la tracción total, que es un valor de la propia marca.

El SsangYong Korando destaca por el impresionante espacio interior, en las plazas delanteras así como en las traseras.

Ssangyong Korando 2017 305

En el interior del SsangYong Korando 2017 se aprecia un elevado nivel de calidad, tanto en los materiales empleados como en el mismo diseño de los diferentes espacios. Respecto a su predecesor ha ganado en embellecedores, que confieren al conjunto una imagen mucho más atractiva. Pero donde destaca de verdad el SsangYong Korando es en el impresionante espacio destinado a los ocupantes, tanto en los asientos delanteros como en los traseros.

Ssangyong Korando 2017 310

Sin duda, un aspecto en el que el Korando sorprende en sentido positivo es el enorme espacio del que disponen las plazas posteriores, así como la comodidad de sus asientos, que se reclinan en hasta 17,5 º, o los beneficios de no tener un túnel de transmisión dividiendo el habitáculo por su eje longitudinal. El acceso a estas plazas es excelente, incluso para adultos de 1,80 metros de estatura.

Ssangyong Korando 2017 335

En negativo, tenemos que el maletero resulta algo escaso. Esos 486 litros que acredita (1.312 litros, con los respaldos traseros abatidos) se quedan cortos si tenemos en cuenta que buena parte de ese volumen se pierde en altura. Y, hablando de alturas, la boca de carga del maletero queda elevada y resulta algo incómoda, debido a un marco del portón que debería ser rebajado para evitar que la altura del Korando en ese punto penalice las operaciones de carga y descarga.

Por lo demás, el habitáculo está repleto de huecos portaobjetos, incluyendo portagafas, posavasos, una enorme guantera, un arcón central y unos compartimentos situados en los guarnecidos de las puertas cuyas dimensiones permiten un uso muy cómodo en el día a día.

Equipamiento (selección)LinePremiumLimited
ClimatizadorMANAUTAUT
Volante multifuciónSSS
Ordenador de a bordoSSS
Navegador en pantalla táctil 7″NSS
Cámara traseraNSS
Indicador de cambio de marchasSSS
USB + AUX + BluetoothSSS
Arranque por botónNNS*
Sensor luces lluviaNSS
Sensores aparcamiento del./tras.NNS
Elevalunas eléctricos del./tras.SSS
Bloqueo electrónico de direcciónNNS
Panel SuperVisionNSS
Asientos tapizados en cueroNNS
Asientos delanteros calefactadosNSS
Asientos traseros calefactadosNNS
Asientos traseros abatibles 60/40SSS
Volante y pomo en cueroNSS
Bandeja trasera cubremaleteroNSS
Espejo interior fotosensibleNSS
*: Arranque por botón sólo en Limited con cambio automático.
Ssangyong Korando 2017 295

De vuelta al puesto de conducción, nos disponemos a arrancar. Observamos que la disposición de elementos es muy correcta, salvo algún que otro botón que se esconde como Wally y aparece donde menos lo esperas (hola, avance de página del display central), y en general se percibe un gran cuidado por la ergonomía.

Este se plasma en una colección de reglajes para los asientos que garantizan una buena acomodación. El volante, regulable en altura y en profundidad, completa la buena regulación de los elementos. Por su parte, la visibilidad que ofrecen los retrovisores es muy satisfactoria, y la cámara trasera muestra muy buena imagen.

Ssangyong Korando 2017 300

Dentro del aumento de nivel de la calidad que ha querido impulsar SsangYong, tenemos un software de gestión del sistema multimedia que ahora resulta más vistoso que en la generación previa, si bien necesita urgentemente un replanteamiento para conseguir menús más claros y, sobre todo, mayor agilidad, sobre todo en lo que se refiere al uso del navegador en ruta.

Automático excelente, y ahora con tracción 4×4, pero con un comportamiento dinámico que necesita mejorar

Ssangyong Korando 2017 130

Nos ponemos en marcha con el SsangYong Korando, y pronto descubrimos uno de sus puntos fuertes: el grupo motopropulsor que monta. Por un lado tenemos el motor turbodiésel de inyección directa, un bloque 2.2 capaz de entregar 178 CV con un par motor de 400 Nm que se hace notar desde bajos regímenes, por lo que en conducción suave se puede contar con él.

Por el otro tenemos la caja de cambios, que en la versión probada es una transmisión de convertidor de par que firma Aisin —a diferencia de los Korando que montan cajas de Daimler. La transmisión francesa da al SUV un comportamiento realmente ágil y suave, tanto en aceleraciones como es desaceleraciones, y de hecho es uno de los puntos fuertes del Korando en movimiento, cuando no su mejor virtud dinámica, de manera absoluta.

Ssangyong Korando 2017 175

Un tercer punto destacable en positivo del SsangYong Korando son los frenos, de discos ventilados delante y discos macizos detrás, que actúan con efectividad sin resultar bruscos en ningún momento. Además, la potencia de frenada se entrega de un modo perceptible, evitando esa sensación desagradable de que el coche no frena, presente en otros modelos del segmento.

En condiciones de conducción real, a lo largo de una semana de uso en todo tipo de vías y situaciones, los consumos se movieron en torno a los 8 l/100 km, con picos de 10,2 l/100 km en caminos de montaña y también en el centro de la ciudad, y valles de 7,1 l/100 km en autopista y autovía, circulando de forma fluida.

Ssangyong Korando 2017 225

También en condiciones de conducción real es donde observamos los puntos débiles del SsangYong Korando. Por un lado, el tacto de la dirección resulta muy poco firme e incluso chicloso, si bien luego el conjunto piñón-cremallera no es impreciso. Claramente sobra asistencia en la dirección incluso en circulación urbana, aunque esto tiene muy fácil arreglo, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un sistema completamente eléctrico.

Por otro lado, la suspensión resulta blanda en exceso. Esto, unido a una poco despreciable masa de 1.769 kg —dos toneladas a poco que nos pongamos en situaciones reales— deriva en unos balanceos que afean el buen comportamiento general del chasis, que por otra parte es fiable cuando obviamos los recorridos de la suspensión.

Ssangyong Korando 2017 160

SsangYong acredita un porcentaje de ventas del Korando con tracción 4×4 superior al 25 %, lo que queda muy por encima del promedio del segmento, que es del 13 % según datos de la firma coreana. También la tradición de SsangYong en el uso de tracciones totales es un argumento de oro para que los coreanos se desmarquen de la corriente generalizada que hace del SUV un vehículo ajeno a los caminos, que se vende más por su altura que por sus posibilidades off-road.

Ssangyong Korando Cinco Generaciones La introducción de la tracción total en el SsangYong Korando 2017 se enmarca en la tradición de este emblemático modelo, que nació en 1974 como vehículo todoterreno. Fotomontaje: SsangYong.

A la práctica, el Korando se comporta de forma más que respetable fuera del asfalto. Aunque su altura de 180 mm no invita a buscar enormes desafíos, el SUV compacto de SsangYong cumple con el papel de vehículo multiusos con el que se pueden acometer caminos surcados por la lluvia sin que se quede clavado a las primeras de cambio. También en una primera toma de contacto tuvimos la oportunidad de probar el Korando, aquella vez en medio del barro, y la reacción del SUV fue igualmente respetable. Nada mal para un SUV que busca su espacio jugando las cartas de la honestidad y la buena calidad de equipamiento.

Ssangyong Korando 2017 290

SsangYong Korando: nuestra puntuación

6.9

Diseño exterior6

Diseño interior6

Calidad8

Habitabilidad8

Maletero5

Motor8

Seguridad8

Comportamiento5

Comodidad9

Precio6

A favor

  • Grupo motopropulsor excelente
  • Elevado nivel de equipamiento
  • Calidad de materiales superior
  • Cuidada ergonomía en asientos

En contra

  • Tacto de dirección chicloso
  • Suspensión demasiado blanda
  • Maletero limitado y elevado
  • Software de navegación lento

El SsangYong Korando es un decano en el mundo del automóvil. Nació como todoterreno, y en su última generación se presenta como un vehículo capaz de salir del asfalto sin perder la utilidad que tiene en el día a día como SUV urbano. Además, el fabricante coreano ha puesto todo su empeño en ganar adeptos con buenos materiales y con un elevado nivel de equipamiento.

Puesto a prueba, el Korando revela que SsangYong se encuentra en el buen camino, y, si bien no ha conseguido un producto redondo, sus carencias pueden ser pasadas por alto por quienes simplemente busquen un buen SUV que les sirva fielmente en el día a día. Sin duda, se trata de una opción relevante que tiene poco que envidiar a los superventas del segmento.

Ssangyong Korando 2017 258

Ficha técnica

Versión probada   4×4 Limited Automático
Cilindrada2157 cm³ Tipo de tracción4×4
Bloque motor4L turbodiésel CombustibleGasóleo
Potencia (CV @ rpm)178 @ 4.000 Capacidad del depósito57 litros
Par motor (Nm @ rpm)400 @ 1.400 – 2.800 Consumo urbano8,6 l/100 km
Masa en vacío1.769 kg Consumo extraurbano5,7 l/100 km
Velocidad máxima185 km/h Consumo combinado6,8 l/100 km
Aceleración 0-100 km/hn/d Capacidad maletero486 litros
TransmisiónAT6 Aisin Precio30.250 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por SsangYong. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Loading...