Inicio Motor Toma de contacto Renault Captur E-Tech 145 CV RS Line

Toma de contacto Renault Captur E-Tech 145 CV RS Line

El Renault Captur está demostrando seguir siendo un producto realmente exitoso. Llegó al mercado en 2013 como un modelo B-SUV, cuando ese segmento todavía no había terminado de explotar. Ahora hay más de 20 competidores, pero el modelo francés siempre ocupa las primeras posiciones de ventas, especialmente en el canal de particulares.

Además, también es un producto muy importante para el mercado español, pues el Captur se fabrica en la factoría de Valladolid. En estos ocho años allí se han producido 1,8 millones de unidades de este modelo para 52 destinos distintos. Es más, de todos estos coches, unos 131.000 vehículos se han quedado en España. ¿Y por qué? Pues principalmente porque su diseño casa mucho con los gustos españoles.

De todos modos, ya os contamos muchos detalles del Renault Captur hace apenas unas semanas, cuando probamos la versión de GLP con 100 CV. Aquella opción nos dejó algunas alegrías y algunas penas, pues la mecánica no nos resultó demasiado refinada pese a que el resto del vehículo sí nos convenció.

Prueba Renault Captur E-Tech RS Line

En esta ocasión nos hemos desplazado hasta Valencia para conocer de primera mano y probar una nueva variante. Se trata del Renault Captur E-Tech, que es la versión híbrida auto recargable de 145 CV. Además, por primera vez teníamos enfrente de nosotros la terminación con el look deportivo RS Line, que le sienta muy bien al crossover francés.

Artículo relacionado:

Prueba Renault Captur Zen TCe 100 CV GLP, ¿es tan interesante?

Así le sienta el acabado RS Line al nuevo Captur

Como podéis ver en las distintitas imágenes, el Renault Captur RS Line se ve realmente llamativo. La marca no tiene problema alguno en reconocer que sólo es estética lo que ofrece, y que las prestaciones siguen siendo las mismas. Así, tenemos llantas de 18 pulgadas en diseño específico, paragolpes más deportivos, las inscripciones de RS o la carrocería bitono con carcasas de los retrovisores, pilares y techo en negro, así como las simuladas salidas de escape.

En el interior nos encontramos con un habitáculo de aspecto más emocional debido a detalles como el volante deportivo, los pedales en estilo aluminio, unos asientos deportivos y multitud de detalles y costuras en rojo que siempre intensifican ese carácter al vehículo. Por lo demás, la pantalla es el sistema Easy Link de 7 pulgadas con navegador, que no es la mejor disponible en la gama Captur.

Interior Renault Captur RS Line

Por cierto, las dimensiones exteriores del Renault Captur E-Tech son 4,23 metros de longitud, 1,80 de anchura, 1,58 de altura y tiene una batalla de 2,64 metros. La capacidad del maletero se sitúa en los 395 litros (aunque se puede modificar gracias a la banqueta trasera deslizante), mientras que el peso total del vehículo en orden de marcha es de 1.363 kilos.

Técnica

Como en el caso del Renault Clio híbrido que probamos hace ya varias semanas, este Renault Captur E-Tech es una versión híbrida no enchufable. Pese a ello, la marca del rombo también ofrece una opción enchufable de 160 CV, pero de ella os hablaremos en otra ocasión. Hoy nos centramos en esta autorrecargable.

Por un lado tenemos un motor térmico de 1.6 litros de gasolina con 94 CV. En el lado eléctrico aparece un motor EV principal de 36 kW (49 CV), además de otro motor EV secundario con 15 kW (20 CV). El principal se encarga de propulsar el vehículo, mientras que el secundario se utiliza para arrancar el motor térmico, así como de suplir la función del embrague y los sincronizadores.

Palanca cambios Renault E-Tech

De la transmisión en sí se encarga una caja de cambios inteligente multimodo con nada menos que 15 combinaciones, aunque el conductor no tiene la posibilidad de escoger entre las distintas marchas, pues toda la gestión se realiza de forma automática. Lo que sí podemos seleccionar es el modo B en la palanca de cambios, que incrementa la retención cuando dejamos de acelerar para generar más electricidad.

Para rematar, la batería tiene una capacidad de 1,2 kWh (fabricada por Hitachi), mientras que la potencia máxima que el conjunto es capaz de entregar es de 145 CV. Las emisiones homologadas de CO2 se sitúan en 133 g/km, homologando un consumo combinado de 5 l/100 km. Su velocidad máxima es de 170 km/h y puede hacer el 0 a 100 km/h en 10,6 segundos.

Al volante del Captur híbrido

La ruta planificada por Renault para esta toma de contacto era principalmente urbana, aunque también pudimos conducir por algunas vías secundarias de velocidades medias. Sin duda alguna, y aunque su aceleración y velocidad máxima puedan parecer no demasiado buenas, el comportamiento del Renault Captur para estos recorridos es más que sobrado.

Prueba Renault Captur E-Tech RS Line trasera

Esto se debe a que el par motor del sistema híbrido es muy generoso desde parado, especialmente por la respuesta de la parte eléctrica. A bajas velocidades empuja con suficiente fuerza como para moverse ágilmente entre el tráfico, dándonos la sensación de conducir un vehículo con mucha aceleración.

Lo que nos deja un sabor un tanto agridulce es la transmisión, como ya ocurrió en el caso del Clio híbrido. En la gran mayoría de situaciones se comporta de forma perfecta, con mucha suavidad y con un funcionamiento imperceptible para el conductor. Además, es fácil de medir bien con ella a la hora de maniobrar.

Artículo relacionado:

Prueba Renault Clio E-Tech híbrido 140 CV (con vídeo)

Sin embargo, hay determinados momentos en los que parece hacerse un lío. Cuando vamos circulando y el motor térmico está activo, en algunas ocasiones parece no tener claro qué combinación de marchas utilizar, y esto se nota porque deja el propulsor de gasolina algo revolucionado cuando, en realidad, podría llevar una relación superior ganando en confort y suavidad. Ocurre pocas veces, pero cuando sucede, se suele notar. Por lo demás, intachable.

Prueba Renault Captur E-Tech RS Line delantera

En el Renault Captur E-Tech prima el confort

Mención aparte merece la buena puesta a punto del chasis teniendo en cuenta el coche ante el que estamos. ¿Qué nos interesa en un vehículo híbrido que normalmente circulará por vías urbanas o circunvalaciones? Pues una configuración orientada al confort, ¿verdad? Eso es lo que recibimos al conducir este Renault Captur E-Tech.

Filtra suficientemente bien los baches como resaltos, tapas de alcantarilla u otras irregularidades, no dando la sensación de ser una suspensión rebotona. Ojo, y eso que llevamos llantas de grandes dimensiones. Además, si forzamos un poco en alguna curva, el comportamiento es neutro y no tiende a perder la trayectoria, aunque lógicamente no es para lo que está pensado.

Por otro lado, podemos escoger entre tres modos de conducción, que son Eco, Sport y un tercero personalizable que se denomina My Sense. La diferencia principal es el modo de entregar la energía y la retención que ofrece al dejar de acelerar. Además, también podemos forzar el funcionamiento en modo eléctrico mediante el botón EV, aunque para ello debemos tener cierta carga en la batería y no conducir a una velocidad elevada.

Precios Renault Captur E-Tech

Prueba Renault Captur E-Tech RS Line lateral

Este Renault Captur E-Tech híbrido autorrecargable está disponible en tres niveles de acabado, cuyos precios oficiales (sin descuentos) son los siguientes:

Motor Acabado Precio
Motor Acabado Precio
E-Tech 145 CV Intens 24.850 €
E-Tech 145 CV Zen 26.850 €
E-Tech 145 CV RS Line 28.850 €

En cualquier caso, la marca francesa nos ofrece su plan Preference, por el que podemos adquirirlo con una cuota de 129 euros al mes durante 48 meses, además de una entrada de 5.300 euros. Por si te lo preguntas, la versión PHEV (híbrida enchufable) de 160 CV cuesta 4.700 euros más que este híbrido convencional.

Publicidad