Inicio Motor Un Ferrari F430 manual a 8.500 rpm por la Autobahn y tocando...

Un Ferrari F430 manual a 8.500 rpm por la Autobahn y tocando los 300 km/h, placer adulto (vídeo)

Ferrari F430 manual sound

El Ferrari F430 fue uno de los últimos coches de la marca del cavallino que se vendieron con cambio manual. De hecho, dicen los rumores que sólo el 10% de las aproximadamente 15.000 unidades fabricadas contaban con tres pedales, llevando la gran mayoría el famoso cambio automático F1 que, en ese momento, ya había despuntado.

Sea como fuere, en este artículo os recogemos dos vídeos del mismo protagonista: un Ferrari F430 manual grabado y publicado por el canal de YouTube AutoTopNL. Como curiosidad, según indican, esta unidad fue ensamblada originalmente con transmisión automática, pero posteriormente se reconvirtió a manual. Utiliza unos auriculares si los tienes a mano y sube el volumen.

Por si ya no lo recordáis, el F430 de Ferrari equipa un motor V8 atmosférico de 4.3 litros en posición central con admisión atmosférica. Desarrolla una potencia de 490 CV y 465 Nm, que va enviado inmediatamente y de forma exclusiva a las ruedas traseras. En este caso, como decíamos, pasando antes por un cambio manual de 6 velocidades.

No cabe la menor duda de que un tramo sin límite de velocidad en la Autobahn y con muy poco tráfico es el lugar ideal para dar rienda suelta al cavallino; bueno, a los 490 cavallinos del F430.

Sinceramente, desde aquí sentimos una profunda envidia. ¿Por qué, si estamos “acostumbrados” a probar coches de alto rendimiento de vez en cuando? Y sí, hemos conducido coches bastante más rápidos que un F430. Porque ese sonido tan puro del V8 atmosférico rugiendo a 8.500 rpm en la espalda es una obra de arte.

Pero lo más especial de esta unidad es que, además de lo anteriormente dicho, lleva cambio manual. No es ni mucho menos tan efectivo como una transmisión automática moderna, pero si afináis el oído, en muchos cambios de marcha se puede escuchar el tacto metálico del cambio en H. Sentirlo en las manos con tal potencia debe ser una experiencia religiosa.

No nos extraña en absoluto que los Ferrari F430 con cambio manual hayan disparado su precio.