Volkswagen afronta el futuro sin problemas de solvencia: no se vende ni Ducati, ni nada

El culebrón entre el Grupo Volkswagen y Ducati aúna a la esfera industrial, a la automovilística, a la económica y a la del motociclismo. Además, el escándalo de emisiones que ha azotado a Alemania y que se ha visto incrementado por un posible cártel entre los gigantes de la industria de la automoción ha desatado todo tipo de elucubraciones.

Una de las más recientes apuntaba a la posibilidad de que Volkswagen pudiera comenzar a vender activos para afrontar las consecuencias económicas del Dieselgate, entre ellos Ducati. Pero parece que el grupo alemán no necesita vender nada: el jefe de Estrategia, Thomas Sedran, ha declarado que Volkswagen no tiene prisa por vender nada y que están centrados en el futuro, que viene en forma de Transporter eléctrica.

La cartera de negocios es lo primero

vw

Los últimos rumores apuntaban a que la marca de motos saldría del grupo alemán para ayudar a mitigar los daños del Dieselgate y grandes corporaciones como la india Bajaj estaría dispuesta a comprársela a Audi. Entre los postores también se encuentra la familia italiana Benetton, con ofertas que oscilan entre 1,3 y 1,5 millones de euros.

Pero nada de eso. Volkswagen no ha experimentado una caída económica significativa ni si quiera cuando estalló el escándalo en 2015, y el Consejo de Supervisión, formado al 50 % por líderes sindicales, no aprueba la venta de filiales por considerar que no necesitan ese dinero.

ducati

El grupo cerró el primer cuatrimestre de 2017 con 4.370 millones de beneficio; en 2016 fueron de 5.144 millones, y por lo que desvelan las declaraciones de Thomas Sedran, el segundo cuatrimestre tampoco ha cerrado mal.

Y si a eso le sumamos que Ducati creció en 2016 por séptimo año consecutivo, con unas ventas de 55.451 unidades en todo el mundo por valor de 731 millones de euros y 51 millones de beneficios, las posibilidades de venta de alejan cual pelota de playa un día de Levante.

Ante los 25 mil millones de dólares que han alcanzado las consecuencias económicas del escándalo, analistas y banqueros auguraban que el grupo tendría que vender activos para hacer frente al asunto, pero Sedran ha declarado que el fabricante no tiene prisa en deshacer inversiones y que es mucho más importante discutir en qué nuevos campos de negocio entrará la compañía.

El futuro tiene forma de I.D. BUZZ

id buzz

La alianza con Tata Motors para desarrollar un coche en mercados emergentes no llegó a buen puerto, aunque finalizó de manera amistosa. Pero Volkswagen ha anunciado que va a seguir con el proyecto bajo el liderazgo de Škoda, y esta es solo una pequeña parte de sus planes futuros.

Volkswagen está centrada en un futuro eléctrico y sostenible y hace cuatro meses desveló su hoja de ruta: muchos SUV y 1 millón de eléctricos para 2025. Quiere convertirse en líder global en electromovilidad y la primera gran promesa es la futura Transporter eléctrica inspirada en el I.D. BUZZ.

vw

El gigante alemán ha puesto fecha ya a esta Kombi del siglo XXI, que llegará a concesionarios de Norteamérica, Europa y China en 2022, poco después del compacto Volkswagen I.D Concept, también eléctrico. Y es que el fabricante de Wolfsburgo planea 30 modelos eléctricos para 2025. Y también estamos a la espera de la llegada del próximo Volkswagen Golf GTI híbrido.

Un futuro prometedor que está luchando por no dejarse ensombrecer por las detenciones de sus altos cargos, la vigilancia por un controlador independiente y llamadas a revisión masivas acordadas tras la cumbre del diésel alemana, que parece que tendrá secuela.

Temas

Loading...