Inicio Motor Volkswagen Taos: El sucedáneo de Golf que los clientes de EEUU desean

Volkswagen Taos: El sucedáneo de Golf que los clientes de EEUU desean

El Volkswagen Taos ha llegado a nuestra vida de forma inesperada. La estrategia SUV del Grupo Volkswagen ha pasado de ser inexistente, a contar con integrantes en todos los segmentos del mercado. Y no solo eso, pues se ha atrevido a hacer lo que pocos fabricantes han hecho: lanzar una versión con carrocería descapotable. Con todo, su expansión depende del mercado del que se trate, pues hay regiones que los prefieren a otro tipo de modelos.

Y la prueba está en la hoja de ruta que se han marcado para América. En esta zona del mundo sus ventas no son las que el consorcio alemán quiere y necesita ponerle remedio de forma rápida y aséptica. Como imagináis, han recurrido a todas las estrategias posibles, pero parece que solo les funciona una: vender SUV´s. Por ello han decidido crear un hermanito menor para el Tiguan y retirar del mercado al Golf ¿Lo entendéis? Nosotros no.

La imagen del Volkswagen Taos es similar a la de los Atlas y Tiguan

Como podréis ver en las imágenes, la estética del Volkswagen Taos toma rasgos de los Atlas y Tiguan. No en vano estos modelos se complementarán y por tanto han de guardar coherencia para que el cliente no se despiste. Así, presenta un frontal vertical presidido por una generosa parilla adornada por tres líneas cromadas. La central sirve para unir la luz de conducción diurna LED de los grupos ópticos, también con tecnología IQ Light.

El formato del paragolpes varía en función del Taos ante el que estemos. Para EEUU es más sobrio y para Mercosur ofrece más adornos cromados. Lo que no varía es el tamaño y posicionamiento de las tomas de aire, comedidas para tratarse de un SUV. Si revisamos la vista lateral, podemos apreciar pasos de rueda de generoso tamaño que albergan atractivas llantas de aleación. Todo ello adornado por protecciones plásticas en negro.

La vista trasera del Taos sigue los mismos derroteros que el frontal. De sencilla que es podría catalogarse como sosa. Eso sí, está bien rematada y cede el protagonismo a la configuración de sus grupos ópticos LED. En la zona central del portón está el logo y la denominación del modelo para, más abajo situar la identificación de la mecánica. Por último, en la zona baja hay una pequeña protección y lo que parecen ser dos salidas de escape falsas.