Inicio Noticiero Digital 512 disqueteras, 16 discos duros y más: así es The Floppotron 3.0,...

512 disqueteras, 16 discos duros y más: así es The Floppotron 3.0, una «orquesta» de hardware que suena realmente bien

En general, el hardware informático obsoleto es incompatible con los estándares modernos, es lento, voluminoso y ruidoso. Lo que para muchos es un problema o no tiene utilidad alguna en los tiempos actuales, es una oportunidad y, literalmente, música para los oídos de Paweł Zadrożniak. Estamos hablando del ingeniero polaco creador de The Floppotron 3.0, una «orquesta» de que funciona gracias a 512 disqueteras, 16 discos duros y 4 escáneres.

Como nos muestra el vídeo de abajo en el que se escucha la obra de Julius Fučík, ‘Entrance of the Gladiators’, este conjunto de «instrumentos musicales informáticos» tiene la capacidad de sonar armónicamente. Esto es muy curioso ya que originalmente cada uno de los componentes que la conforman fueron diseñados para propósitos completamente diferentes, como el almacenamiento de datos y la digitalización de documentos.

Más de una década haciendo música con hardware

Floppotron no es un proyecto completamente nuevo. La primera versión de esta orquesta debutó en 2011 con dos disqueteras y un microcontrolador ATMega. Los sonidos eran generados por el funcionamiento del stepper de la disqueteras. A pesar de su sencilla configuración, Paweł logró reproducir ‘The Imperial March’ y publicó un vídeo en YouTube mostrando el resultado.

Quizá por la enorme repercusión que tuvo su primera creación, o por sus deseos de hacer música con hardware obsoleto, Paweł presentó Floppotron 2.0 en 2016. El proyecto fue mejorado con 64 disqueteras, 8 discos duros y 2 escáneres. Todo esto con una con un controlador de 8 canales integrado en un ATMega 16, varias placas Arduino y otros componentes. En esta oportunidad fue el turno de escuchar a ‘We Are the Champions’ de Queen.

Floppotron 3 0 2

Cuando parecía que el proyecto estaba llegando a su fin, el 6 de junio Paweł había publicado un vídeo con la canción Time to Say Goodbye, se reveló la existencia de Floppotron 3.0, la asombrosa configuración que vemos actualmente. «Tiene su propio espacio de ‘estudio’ y se convirtió en un dispositivo relativamente complejo«, asegura el creador en una publicación de blog en la que explica todos los detalles técnicos de su creación.

Paweł señala que Floppotron 3.0 es compatible con MIDi, lo que significa que puede utilizar cualquier software de composición de música que funcione con MIDI. Las secuencias, explica, se codifican como eventos MIDI y se colocan en hasta 16 pistas. Cada pista se puede asignar a una sección específica. Por lo que algunos instrumentos son asignados a la disqueteras, otros a los discos duros y otros a los escáneres.

En Xataka | Nadie lo ha pedido, pero alguien ha creado un altavoz con un líquido que baila con la música

Publicidad