Inicio Noticiero Digital Adobe prepara un nuevo estándar de metadatos para proteger y atribuir imágenes:...

Adobe prepara un nuevo estándar de metadatos para proteger y atribuir imágenes: CAI apunta a ser la evolución de EXIF

Actualmente las fotografías contienen una serie de metadatos agrupados bajo el nombre de EXIF. Estos datos permiten como ya vimos identificar al autor, la fecha de creación, la cámara utilizada o la ubicación entre otras cosas. ¿El problema? Es extremadamente sencillo cambiar y falsificar estos datos (puedes hacerlo en Windows, Mac o Google Fotos por ejemplo). Adobe propone una alternativa más segura y espera tener una primer versión lista par finales de año.

CAI fue presentado en realidad durante noviembre del año pasado, aunque ha sido ahora cuando han dado más detalles acerca de ello y cómo va a ser (en lineas generales) su funcionamiento. Mediante la publicación de un white paper la empresa espera aclarar mejor cómo funciona y se integra, para que otras tecnológicas también puedan adaptar la funcionalidad.

Screenshot

Un estándar diseñado para evitar fakes

CAI es esencialmente un tipo de metadatos que se adjuntan a fotografías e imágenes en general. A diferencia de EXIF, esta información es más persistente (no se elimina) y se puede verificar (se alerta de todas las modificaciones). Gracias a firmas cifradas, la información no puede ser modificada y de hacerlo aparecerá un aviso de que el contenido ha sido cambiado.

Metadatos

¿El objetivo de esto? Permitir a los autores poder verificar su contenido con la certeza de que nadie se lo va a «robar». Al mismo tiempo, es una herramienta útil para evitar que las imágenes se manipulen, especialmente en un momento de Internet en el que los bulos se distribuyen de forma considerable mediante imágenes fake. Según explican:

«Los datos de CAI, en cambio, están sellados criptográficamente y son verificables por un individuo u organización en el camino desde la creación hasta el consumo.»

Ahora bien, ¿qué significa esto realmente para el usuario final? Significa que si un usuario tiene dudas acerca de una fotografía puede consultar los datos CAI para ver quién es el autor de origen y si la imagen ha sido alterada, con la certeza de que esos datos son reales. Dice Adobe que se podrá incluso saber qué modificaciones se han hecho. Por ejemplo que sólo se alteren las luces de una fotografía para que se vea mejor no es lo mismo que borrar un elemento de la fotografía.

Screenshot 3

Aquí es donde entra en juego la integración con más plataformas y empresas, por eso Adobe busca que sea un estándar abierto. Para añadir este tipo de datos CAI a las fotografías hace falta que por ejemplo los smartphones y cámaras de fabricantes sean compatibles y lo integren tanto por hardware como por software para que sean capaces de escribir de forma cifrada esta información en las fotografías tomadas. Lo mismo ocurre con la visualización de estas imágenes, digamos, en redes sociales. Cada plataforma debe integrar el sistema para que al subir las fotografías mantengan los datos CAI y pueda mostrarlos. Incluso se puede utilizar por ejemplo para colocar directamente una etiqueta a las fotografías que han sido modificadas.

Si bien es Adobe quien está detrás de este nuevo estándar, en realidad lo hacen bajo el nombre de una nueva organización llamada Content Authenticity Initiative. En ella otras empresas se han sumado como por ejemplo Twitter o el New York Times. La idea es que lo sigan haciendo más empresas a medida que el estándar avanza.

En resumidas cuentas, CAI añade información extra a imágenes y otros archivos digitales para mejorar la atribución y verificación de ellos. Una idea sin duda interesante, aunque va a requerir de la adopción de prácticamente toda la industria tecnológica. De momento llegará a los productos de Adobe dentro de unos meses.

Más información | CAI
Imagen | Céline Druguet

Temas