Inicio Noticiero Digital Alfa Romeo Tonale PHEV, primeras impresiones: cuando el corazón choca contra el...

Alfa Romeo Tonale PHEV, primeras impresiones: cuando el corazón choca contra el muro de la racionalidad

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de conocer por primera vez el nuevo Alfa Romeo Tonale, un SUV que, como contábamos, tenía que luchar contra su propio pasado. Comenzábamos aquel primer artículo haciendo referencia a que el hermano pequeño del Stelvio era un SUV electrificado.


Ahora, nos ponemos a los mandos de su versión menos contaminante. SUV y electrificado, sí. Hasta enchufable, incluso. Porque el Alfa Romeo Tonale recibe la primera motorización híbrida enchufable de la marca. Ya el año que viene veremos el primer modelo eléctrico de la firma. Y en 2024 su primer modelo exclusivamente eléctrico, sin estar acompañado de versiones con motores de combustión.

Pero eso será dentro de unos meses. Antes, vamos con todo lo relativo al Alfa Romeo Tonale PHEV.

Ficha técnica del Alfa Romeo Tonale

ALFA ROMEO TONALE PHEV

Tipo de carrocería.

SUV de cinco plazas.

Medidas y peso.

4,53 metros de largo, 1,84 m de ancho y 1,6 m de alto. 1.835 kg.

Maletero.

385 litros.

Potencia máxima.

284 CV.

Consumo WLTP.

1,1-1,4 litros/100 km.

Distintivo ambiental.

Cero emisiones.

Ayudas a la conducción (ADAS).

Conducción semi-autónoma de nivel 2. Control de crucero adaptativo con arranque tras parada. Centrado en el carril. Frenada de emergencia. Sensor de ángulo muerto. Cámara de visión trasera 360º con alerta de tráfico cruzado.

Otros.

Sistema de infoentretenimiento basado en Android y compatible con Android Auto y Apple CarPlay, conectividad con Alexa de Amazon y NFT. Pantalla de 12,3 pulgadas para el cuadro de instrumentos y 10,2 pulgadas para la pantalla central. USB tipo A y C en las plazas delanteras y traseras. Carga inalámbrica.

Híbrido eléctrico.

Sí, tecnología de 48 Voltios con motores 1.5 de gasolina de 130 y 160 CV.

Híbrido enchufable.

Sí, motorde gasolina 1.3 litros de cuatro cilindros y bloque eléctrico que suma 284 CV y 270 Nm de par motor.

Eléctrico.

No.

Precio y lanzamiento.

Ya disponible desde 51.000 euros.

Con ustedes, el primer Alfa Romeo híbrido enchufable

Con las versiones gasolina del Alfa Romeo Tonale ya en el mercado (130 y 160 CV), la firma italiana nos ha dejado subirnos al que es su primer híbrido enchufable, el primer modelo que combina la electricidad con la gasolina en las dosis necesarias para poder alcanzar hasta 80 kilómetros de autonomía en modo exclusivamente eléctrico (según WLTP en entorno urbano).

El modelo se enmarca dentro de una ambiciosa propuesta que apuesta claramente por ofrecerse como una de las alternativas más serias en su segmento para quienes busquen un modelo eficiente, respetuoso con el medio ambiente pero que preste mucha atención al diseño, la deportividad y el comportamiento dinámico del que siempre ha presumido Alfa Romeo.

Img 2037

El modelo contará con pegatina Cero emisiones es la bandera de un proyecto que pretende que todos sus modelos en 2027 sean catalogados como tal. Desde la marca resumen lo ambicioso del proyecto en una frase: pasar de ser una marca 0% eléctrica en 2022 a una 100% eléctrica en 2027.

El primer paso, como decíamos, llega con este Alfa Romeo SUV híbrido enchufable. Un Alfa Romeo Tonale que se posicionará como el modelo tope de gama y al que han querido dotar de un aura deportiva para convencer a los alfistas más reacios. Por fuera, y es cuestión de gustos, enamora tanto como el resto de modelos de la firma. Por dentro, tiene algunas pegas que solventar. Al volante, convence.

Img 2050

Pensado para el día a día

Alfa Romeo lo tiene claro: una mano en el corazón y otra en la cartera. Por diseño, por imagen de marca, no será. El alfista amante de las grandes parrillas triangulares, de los grupos ópticos afilados y de los detalles deportivos ya tiene su alma vendida al diablo (o a la serpiente de su escudo, que en este caso toma imagen de enchufe). Ahora queda convencerle por lo monetario.

Desde la marca enarbolan la bandera de la racionalidad. Aseguran que la funcionalidad es más valorada que el diseño entre los consumidores de los SUV-C Premium, apareciendo en un 55% de las respuestas por el 53% de las respuestas del segundo. Esto se traduce en que, según sus cálculos, los conductores que viven lejos de una ciudad realizan 35 kilómetros a diario. Los que viven en una urbe hacen 15 kilómetros cada día. Y de todos ellos, sólo el 25% realiza un viaje todos los fines de semana.

El objetivo es demostrar a estos clientes que tienen un coche perfecto para sus propósitos. Es algo que ya explicábamos cuando comentábamos las ventajas de quedarse en un híbrido enchufable antes de dar el paso al eléctrico. Sus 69 kilómetros de autonomía en modo exclusivamente eléctrico (según ciclo WLTP) y más de 600 kilómetros sumando electricidad y gasolina le convierten en un coche multipropósito.

En aras de una mayor racionalidad, el Alfa Romeo Tonale PHEV puede moverse en modo exclusivamente eléctrico hasta los 135 km/h y se puede forzar al uso de la energía eléctrica exclusivamente con el botón “A” de su “ADN”. Además se puede reservar parte de la batería para utilizar el coche en modo exclusivamente eléctrico cuando más nos convenga o forzar en marcha la recarga de la batería.

Img 2063

Por encima de estos dos atributos, la firma italiana asegura que la fiabilidad, la tecnología y la seguridad son los tres atributos que, de menor a mayor, más valoran los usuarios de sus encuestas. Para terminar de convencerlos, Alfa Romeo presume de contar con sistemas de ayudas ADAS al conductor de nivel 2 de autonomía. Es decir: los compradores contarán con control de crucero adaptativo, sensor de ángulo muerto, mantenimiento en el carril, alerta de tráfico cruzado, detección de peatones, cámaras delantera y trasera y función 360º de éstas.

Además, combinando seguridad y tecnología, Alfa Romeo es la primera que ofrece un vehículo ligado a un NFT que, en caso de que el comprador quiera activarlo, registrará datos como los kilómetros recorridos, las revisiones y el historial de avisos de averías. De esta manera, en caso de vender el coche más adelante podrá aportar el NFT con todos estos datos como un valor añadido, como una garantía de cómo ha cuidado el coche.

El más potente

Es indudable que el mercado ha cambiado tanto que una marca como Alfa Romeo, que siempre ha apostado por lo puramente pasional, necesita apelar a la racionalidad de sus potenciales compradores.

Sin embargo, queda algo por probar: su deportividad. Estamos ante el Alfa Romeo Tonale más prestacional y deportivo. La marca no ha dudado en aupar a lo más alto de la gama a su modelo más electrificado, en una estrategia que han estado aplicando durante años otras firmas dentro y fuera del Grupo Stellantis.

En este caso, hablamos de un SUV de 284 CV, repartidos en un motor tetracilíndrico 1.3L Multiair de 182 CV y caja de cambios automática que se combina con un motor eléctrico de 90 kW (121 CV) que envía su fuerza directamente al eje trasero para hacer de este Alfa Romeo Tonale PHEV un vehículo de tracción total.

Img 2040

En marcha, el Alfa Romeo Tonale es muy gustoso de llevar en modo exclusivamente eléctrico («A» de «Advanced Efficency»), aunque siempre en ciudad. Su avanzar es suave y silencioso, pero puede pecar de perezoso cuando avanzamos en carretera abierta, donde es mejor primar el modo “N” o “Natural”, donde el vehículo trabaja por reducir los consumos, primando el uso de la energía eléctrica o la gasolina según convenga.

En cualquiera de los dos casos, la dirección se muestra excesivamente eléctrica y blanda a baja velocidad. Es algo de lo que pecan muchos de los modelos nuevos que se lanzan al mercado pero que en versiones electrificadas es, aún, más acusado. Compensa, eso sí, el silencioso avanzar en modo exclusivamente eléctrico y la agilidad del vehículo para moverse con soltura en espacios reducidos.

Pero cuando más espera sacar de sí mismo este Alfa Romeo Tonale es cuando giramos la rueda, seleccionamos el modo “D” o “Dynamic” y motor, suspensiones y dirección se ponen al servicio del conductor para dar lo mejor de sí mismos. Esta vez, el comportamiento está mucho más afinado y la respuesta de los pedales del acelerador y el freno es mucho más inmediata.

Img 2030

De hecho se pasa de la clásica sensación de un pedal de carácter esponjoso a una dureza a tener en cuenta, realmente útil cuando nos acercamos a una curva y queremos afinar en la llegada. No es el mejor pedal que hemos probado pero el cambio es realmente sustancial. El sonido también acompaña, haciéndose mucho más evidente, y respondiendo a unos golpe de pedal con reacciones más vivas y directas.

La lástima es que estas reacciones son mucho más evidentes a baja velocidad, con el coche lanzado echamos en falta algo más de brío al golpear el pedal. Es algo que ya nos sucedía en la versión exclusivamente de gasolina. La diferencia aquí es que alcanza altas velocidades mucho más rápido pero la entrega de potencia es tendida, no tan brava como nos gustaría.

Pese a ello, enlazar curvas en este Alfa Romeo Tonale PHEV da gusto. El SUV se lanza allí donde quieres y l palabra que mejor lo define es: eficaz. Ni una corrección inesperada, ni una pérdida de motricidad que nos haya complicado en el paso por curva. De hecho, el comportamiento ha sido realmente excelente en una carretera muy mojada, pues la jornada se desarrolló por completo bajo la lluvia.

Sí echamos de menos una dirección más informativa y con mayor peso, un mal endémico que, como decimos, empieza a pesar en buena parte del mercado. La sensación de dirección demasiado eléctrica, lejos de lo natural, hace tiempo que se convirtió en un estándar.

Cerrado el capítulo del comportamiento, hablemos de consumos. Nuestra prueba se ha basado, en su mayoría en carreteras secundarias con bastante tráfico, un precioso puerto de montaña junto a los Alpes y un pequeño tramo de autopista. En total, algo más de 100 kilómetros en los que hemos apurado toda la batería disponible y que nos ha terminado por arrojar unos consumos de 4,8 litros/100 kilómetros.

La batería es de 15,5 kWh y desde Alfa Romeo estiman unos tiempos de carga de 2,5 horas con un cargador de 7,4 kW y unas 5,5 horas si se opta por un enchufe doméstico de 3 kW. De una manera u otra, los tiempos de recarga son interesantes, incluso, si acudimos a un centro comercial u otro tipo de comercio que dispongan desenchufes gratuitos sin límites de tiempo.

Img 2052

Pequeños peros y algunas mejoras en el infoentretenimiento

Esta vez no me extenderé demasiado en el sistema de infoentretenimiento y las ayudas a la conducción con las que cuenta el Alfa Romeo Tonale pues, evidentemente, son los mismos resultados que ya valoramos durante los primeros kilómetros con su versión exclusivamente de combustión.

Lamentablemente, por el tipo de recorrido que realizamos, no hemos tenido ocasión de probar a fondo sus ayudas a la conducción y su nivel 2 de conducción semiautónoma pero en el poco tiempo que hemos empleado el sistema sí podemos garantizar que no nos ha ofrecido ningún problema.

En el habitáculo, por algún motivo, las sensaciones son ligeramente distintas a las que recibimos unos meses atrás. La visera del cuadro de instrumentos sigue ofreciendo un tacto plásticos que desmerece el conjunto general, pero las terminaciones sí nos ha dado la sensación de que están más pulidas y que todo encaja mejor que en los modelos de combustión.

Img 2054

Además, en cuanto a sus pantallas, volvemos a encontrarnos con el conjunto de un cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas y una central de 10,2 pulgadas, ambas TFT y con buena resolución. La cámara trasera, que con luz nos había ofrecido buen detalle, sufre un poco con la lluvia, pero nada alarmante.

Sí se mantienen, por supuesto, los complicados menús y la llamativa y redundante disposición de los mismos, desaprovechando buena parte de los atributos de la misma. La conexión con Apple CarPlay y Android Auto es rápida y el emparejamiento sencillo. Detecta con facilidad el teléfono móvil y la carga inalámbrica ofrece espacio suficiente para ser aprovechable con los terminales de mayor tamaño.

La fluidez del sistema es muy buena y todo se mueve con rapidez. El problema es que se incluye tanta información que los botones son excesivamente pequeños y puede ser un poco incómoda de manejar. Estaría bien que Alfa Romeo repensara la estructura de estos menús, su exposición en la pantalla y puliera detalles como el copypaste de los modos de conducción. Es decir, pulir y, sobre todo, hacer más elegante todos estos detalles.

Además, Alfa Romeo también ha confirmado que el SUV enchufable contara con algunos servicios añadidos en su aplicación para el móvil. Los clientes podrán contar con servicios remotos para controlar el estado de la carga y la climatización, comprobar hasta qué lugares pueden conducir en modo exclusivamente eléctrico en función del nivel de carga de la batería o un buscador de enchufes públicos y privados.

En resumidas cuentas, el Alfa Romeo Tonale PHEV, vuelve a pecar de algunos detalles que ya explicamos más profusamente en su versión de combustión pero se ofrece como un modelo muy atractivo para quienes buscan un coche muy aprovechable en modo exclusivamente eléctrico en el día a día y que, al mismo tiempo, es rápido de conducir cuando nos apartamos de la autopista y preferimos optar por una carretera secundaria y enlazar curvas.

Publicidad