Inicio Noticiero Digital Alguien está creando un portátil con pantalla monocroma de tinta electrónica. Promete...

Alguien está creando un portátil con pantalla monocroma de tinta electrónica. Promete mucho

Las pantallas de tinta electrónica llevan años demostrando sus virtudes en los lectores de e-books, y desde hace tiempo hay quien está intentado trasladar el concepto a tabletas híbridas e incluso a monitores.

Ahora una empresa llamada Modos está creando el Paper Laptop, un portátil con pantalla de tinta electrónica que precisamente trata de explorar esa opción en este tipo de máquinas. Lo sorprendente es que en los vídeos de los primeros prototipos la pantalla destaca por su tasa de refresco, y eso hace que un concepto como este se vuelva muy interesante.

Una tasa de refresco sorprendente

La empresa Modos espera ofrecer las ventajas de las pantallas de tinta electrónica —eficiencia, menos cansancio para los ojos, perfectas para usar en exteriores— en equipos portátiles.

La idea no es nueva claro. Hubo quien intentó montarse un equipo de este tipo por su cuenta y de hecho Lenovo ha lanzado modelos como el ThinkBook Plus que contaba con una pantalla de tinta electrónica de 10,8 pulgadas en la tapa que, eso sí, tenía la limitación tradicional de esta tecnología.

Esa limitación no es otra que la tasa de refresco: la velocidad con la que la pantalla cualquier cambio en la pantalla es habitualmente pobre en estas pantallas, lo que hace que usarlas para otra cosa que no sea leer libros electrónicos resulte incómodo.

El Paper Laptop parece haber resuelto ese problema, y en el vídeo que sus creadores han compartido con un prototipo de la pantalla se puede ver cómo la tasa de refresco es notable y al navegar o cambiar de una aplicación a otra la velocidad con la que se muestran los contenidos es muy decente.

La calidad de la imagen parece ser algo más pobre de lo esperado —aunque aquí los ángulos de visión influyen—, pero desde luego el vídeo parece mostrar que un concepto como este es viable. Como indican sus creadores, con esa tasa de refresco es hasta factible ver un vídeo en YouTube, o al menos hacerlo con fluidez porque la pantalla tiene una segunda limitación tradicional también en esta tecnología.

Se trata de que aquí hablamos de una pantalla monocroma, algo esperable aunque poco a poco van apareciendo pantallas de tinta electrónica con soporte de color. Puede no obstante que el hecho de centrarnos en pantallas monocromas haga que sea menos atractivo lo de procrastinar con vídeos e imágenes: el portátil parece especialmente práctico para trabajar sin tantas distracciones.

En Modos siguen desarrollando el equipo y revelan que están «en el proceso de asegurar la financiación de nuestro programa piloto y construir prototipos para sus participantes». Esperan que al menos 50.000 usuarios se muestren interesados en el portátil —podéis participar en la encuesta para mostrar vuestro apoyo—, y aunque el proyecto podría no acabar en un producto comercial, una iniciativa así desde luego parece demostrar que un producto como este es totalmente factible.

Vía | Gizmodo

Publicidad