Inicio Noticiero Digital ‘Avatar 2’ debe superar a las más taquilleras de la historia solo...

‘Avatar 2’ debe superar a las más taquilleras de la historia solo para recuperar su coste. Es más difícil de lo que parece

Con el estreno inminente de la película el próximo 16 de diciembre, James Cameron está demostrando con cada nueva declaración que ‘Avatar: El sentido del agua’ es algo más que una película extraordinariamente cara. Que lo es. Pero también es un pulso a la industria y al público, una propuesta relativamente insólita en forma de secuela tardía de la película más taquillera de todos los tiempos… y que tiene un considerable desafío ante sí.

Cara, muy cara. Según el propio Cameron en una entrevista con GQ, estamos ante «el peor escenario de negocio de la historia del cine». O dicho de otra manera: para conseguir recuperar su presupuesto y cubrir pérdidas, la película «tiene que ser el tercer o el cuarto título más taquillero de la historia». Por supuesto, esto se puede traducir en números: ‘Star Wars – El despertar de la Fuerza‘, la cuarta película del ranking, recaudó 2.069 millones de dólares, así que ya sabemos cuál es la frontera exacta entre el triunfo y el fracaso.

El presupuesto de ‘Avatar 2‘ se calcula en torno a los 250 millones de dólares, similar a lo que costó ‘Endgame‘, aunque Cameron se resiste a dar cifras exactas sobre el coste de su película (fuentes no oficiales hablan de algo menos de 400 de presupuesto y el doble en promoción y distribución). En la actualidad, los estrenos más taquilleros de la historia son la propia ‘Avatar‘, con 2.922 millones de dólares de recaudación, ‘Vengadores: Endgame’ con 2.797 millones y ‘Titanic‘, con 2.201. Junto con la mencionada ‘El despertar de la Fuerza’ y ‘Vengadores: Infinity War‘ (2.048 millones), son las únicas películas en rebasar la barrera de los 2.000 millones.

Pero claro, hay dudas. Hay cierta expectación en torno a este monumental castillo digital que ha construido James Cameron. Está claro que ‘Avatar 2’ va a ser uno de los grandes éxitos de la temporada, y fiera contendiente al galardón de película más taquillera del año, pero se trata de una secuela altamente dependiente de la anterior, y que no está generando el aparente entusiasmo en redes que sí traen consigo las películas de Marvel o Star Wars. Hay quien tiene dudas, de hecho, acerca de la «huella cultural» que dejó la primera ‘Avatar’.

Poco impacto. Esa huella cultural se puede medir de distintas formas, todas ellas poco definitivas, pero que sin duda arrojan una impresión aproximada acerca de cómo puede tener problemas para alcanzar esos dos mil millones de dólares. Lo comentaba Forbes cinco años después del estreno de la película original: los niños no juegan con muñecos de ‘Avatar’, no visten merchandising de la película, no hubo una avalancha de copias e imitaciones como ha pasado con el cine de superhéroes (y la quizás más obvia, ‘John Carter‘, fue un desastre de taquilla)… su legado ha sido más técnico que cultural, y eso no son buenas noticias para una secuela.

Un par de ejemplos. Hay un par de aspectos en los que se puede decir que hay cifras que la delatan. Por una parte, el número de memes que la película ha generado. Según Know Your Meme, apenas generó una treintena de imágenes virales y un par de memes. El más popular, Fake Avatar Lines, en el que la gente inventaba falsas citas de «la película más taquillera que a nadie le importa», ridiculizaba su escaso calado en la memoria colectiva. Comparémoslo con los 33 vídeos, 246 imágenes y 43 memes adjudicados a ‘Vengadores: Endgame’.

La otra es el número de fanfictions que ha generado, algo sobre lo que llamó la atención hace tiempo una usuaria de Twitter. Los fanfiction son una buena forma de tomar el pulso al fandom, y en septiembre, esta tuitera solo había encontrado 325 obras inspiradas en Avatar, un ejemplo ridículo al lado de las 33.646 que ha generado la versión de JJ Abrams de ‘Star Trek’ (no hace falta ni recurrir a las series o las películas clásicas). 

En China sí. Al menos, con lo que puede contar James Cameron es que, finalmente sí se estrenará en China. Será también el 16 de diciembre, y será en un mercado cada vez más relevante para Hollywood. El mismísimo Bob Iger, flamante nuevo CEO de Disney, ha tenido que intervenir personalmente para conseguir este estreno, y se calcula que la película podría incrementar en 200 millones de dólares su recaudación gracias al gigante asiático. Y va a necesitar atesorar cada uno de ellos. 

Publicidad