Inicio Noticiero Digital Beidou es la alternativa al GPS que China quiere convertir en el...

Beidou es la alternativa al GPS que China quiere convertir en el mejor sistema de navegación global

China busca alejarse de los EEUU en todos los frentes y uno de los sectores clave para el futuro es el aeroespacial. Actualmente el sistema americano Global Positioning System (GPS) es el más utilizado y con cobertura global, pero China ya dispone desde hace años de una alternativa. Durante este mes de noviembre ha lanzado nuevos cohetes al espacio para reforzar su sistema de navegación. Su despliegue sigue el plan programado pero ha vuelto a tensar las relaciones entre las agencias espaciales de las dos potencias.

El sistema de navegación Beidou es la alternativa china al GPS. Un proyecto que lleva en marcha desde el año 2000 y para el que se ha realizado una inversión de unos 8.000 millones de euros. La planificación china dispone de tres fases; una inicial donde se ofrecía cobertura básicamente en China, una segunda que empezó en 2007 y para la que se desplegaron hasta 16 satélites y una tercera que tiene como objetivo llegar a 2020 con 35 satélites en órbita de última generación.

Un sistema de navegación para alejarse de la influencia norteamericana

Actualmente el GPS se utiliza en multitud de dispositivos, desde los smartphones hasta los sistemas de los coches. También en los microchips utilizados por misiles guiados. Sin embargo este sistema de GPS se encuentra en manos del gobierno de los EEUU y podría dejar sin cobertura a cualquier parte del mundo en caso de que así lo desease el gobierno. Es por esto que China viene desarrollando su propio sistema de navegación. El nombre de “Beidou” proviene del nombre chino para la constelación de la Osa Mayor.

Beidou

En 2020, China prevé ampliar la cobertura de sus sistema de navegación Beidou a todo el mundo.

En 2003, China se unió al proyecto equivalente europeo Galileo pero cinco años después vieron que la colaboración no cumplía sus expectativas y decidieron invertir en mejorar su propio sistema de manera independiente. En la primera fase Beidou no utilizaba satélites de órbita mediana como sí ocurre con el sistema americano GPS, el ruso GLONASS o Galileo, algo que cambió a partir de 2007 con los Beidou-2 o más conocido como COMPASS.

Muchos dispositivos son compatibles con Beidou, pero la cobertura que ofrece no es suficiente amplia. Esto cambiaría en 2020, donde China planea superar los cincuenta satélites y poder ofrecer cobertura en todo el mundo. El presidente Xi, a principios de noviembre en una reunión de la Naciones Unidas, comentó que “El sistema Beidou se ha convertido en uno de los grandes logros de China en sus 40 años de reformas.

Según los datos de la China Satellite Navigation Office, esta alternativa al GPS ayudará a fortalecer la industria aeroespacial china y generará más de 70.000 millones de euros en ingresos para 2020.

Cobertura global para 2020 y mejor precisión que en los GPS

Cnss Beidou Auto0

La precisión de la tercera generación de satélites Beidou supera ligeramente la capacidad actual de los GPS. Mientras que el sistema americano ofrece una precisión de unos 2.2 metros, el sistema chino es capaz de precisar la geolocalización hasta 1 metro o menos.

Estos datos se corresponden a los sistemas generales abiertos al público. Sin embargo estos satélites también tiene una capa más precisa para el gobierno y las organizaciones militares capaz de precisar posiciones con un error de unos 10 centímetros y velocidades de hasta 0.2m/s.

Aunque según los datos que se conocen, únicamente el gobierno chino y el de Pakistan tienen acceso a este nivel. En septiembre de este año, a través de la empresa NavInfo, el gobierno de Singapur también activó los servicios de posicionamiento chino, según informa Bloomberg.

Cobertura Beidou

Pese a ser técnicamente más preciso, el sistema Beidou tendría un supuesto defecto. Mientras que los GPS no tienen que transmitir señales de vuelta, en los satélites chinos se crea un sistema de transmisión bidireccional que consume un mayor ancho de banda.

Fabricantes de móviles como Huawei, Xiaomi o Samsung ya ofrecen desde hace años el soporte a Beidou, de la misma manera que se ofrece soporte para el GPS. Pero no es algo reservado a los fabricantes asiáticos, ya que Qualcomm, con sede en San Diego, también añade el soporte a Beidou desde hace tiempo en sus chips para smartphones y automóviles.

Nuevos lanzamientos de satélites

Beidou Space

El sistema Beidou estaba configurado inicialmente para funcionar con 5 GEO satélites, 27 satélites MEO y 3 IGSO. Aunque estos números varían en función de la generación utilizada. Por ejemplo en la tercera fase, Beidou dispondrá de 3 satélites GEO, 3 IGSO y 24 MEO. Además en tierra cuentan con centros de control y una red global de estaciones de monitorización.

China ha acelerado el despliegue de sus satélites. En 2018 ha habido ya 12 lanzamientos, siendo los dos últimos la semana pasada. Una aceleración para posicionarse como alternativa clara a los EEUU.

Durante el pasado 19 de noviembre, China lanzó dos satélites gemelos de órbita mediana (MEO). Son los números 42 y 43, aunque dentro de la tercera generación representan el decimoctavo y decimonoveno. El lanzamiento fue gestionado con la ‘Academia China de la Tecnología Espacial’ y la ‘Academia China del Lanzamiento de Vehículos Tecnológicos’, dos organizaciones relacionadas con la Agencia Espacial China que ya cuenta en su haber con más de 290 lanzamientos de cohetes.