Casi 14 millones de seguidores de Trump en Twitter son falsos, pero eso no es todo

Hace unos meses conocíamos lo realmente importante que es Donald Trump para Twitter, una red social que perdería la quinta parte de su valor si el multimillonario estadounidense cerrara su cuenta.

De todos modos, no es oro todo lo que reluce. Un estudio realizado por SocialRank (encargado por Daily Dot) señala que gran parte de sus 41.2 millones de seguidores son falsos.

Un tercio de sus seguidores serían falsos

En dicha investigación han descubierto que más de 13 millones de las cuentas que siguen a Trump son falsas. Estos usuarios ni siquiera han elegido una foto de perfil y prácticamente no han tuiteado, indicativo de que nos encontramos ante una cuenta falsa.

Por si fuera poco, una cuarta parte de los seguidores de Trump nunca han tuiteado (10,2 millones de usuarios). En el estudio también han descubierto que 18,9 millones de seguidores no han publicado nada en el último año.

Datos que contrastan con las veces que Trump y su administración han presumido de muchos seguidores en las redes sociales.

GIF animado

Esta información contrasta con la cantidad de veces que Trump y su administración han presumido de la cantidad de seguidores que tienen en las redes sociales. Ahora sabemos que estos datos distan mucho de la realidad.

Trump afirma que “sin Twitter no sería presidente”

Curiosamente, Trump habló hace unos días acerca del uso frecuente que hace de la red social, llegando a asegurar que sin ella no sería presidente. Declaró que en Twitter puede publicar algo rápidamente, algo que es inmediatamente tenido en cuenta.

“Hace poco publiqué algo y dos segundos después estaba en un programa de televisión”.


Trump asegura que desde Twitter puede “expresar su punto de vista cuando algo entiende algo mal” sobre él. Nuevamente, volvió a arremeter contra los medios de comunicación, ya que lo tratan de una manera “injusta”.

En Xataka | A la caza de bots de Twitter: pistas, métodos y por qué es tan difícil detectarlos todos

Loading...