Inicio Noticiero Digital China está construyendo un cañón electromagnético de aviones espaciales, un proyecto que...

China está construyendo un cañón electromagnético de aviones espaciales, un proyecto que la NASA abandonó por falta de fondos

El desarrollo militar y el aeroespacial están volviendo a confluir como en la Guerra Fría. Apenas unos meses después de saber que China ha probado un cañón de riel electromagnético para disparar proyectiles a velocidad hipersónica, sabemos que aprovechará esta misma tecnología para lanzar naves al espacio, haciendo realidad un proyecto que la NASA abandonó en la década de los 90.

El objetivo. Tras años de avances en el lanzamiento electromagnético y el desarrollo de aviones hipersónicos, los ingenieros y científicos de CASIC, la empresa aeroespacial estatal de China, construirán un cañón de riel hipersónico a escala aeronáutica para catapultar naves al espacio.

El objetivo es crear una pista de lanzamiento electromagnética gigante que pueda acelerar un avión del tamaño de un Boeing 737 a Mach 1.6.  El avión de 50 toneladas se separaría de la pista, encendería su motor y cruzaría la barrera del espacio a siete veces la velocidad del sonido.

La motivación. Los aviones espaciales actuales dependen de cohetes u otros aviones más grandes para propulsarse hasta el espacio. Usar un cañón de riel electromagnético reduciría el gasto de combustible y los costes de lanzamiento a una fracción del precio habitual.

China aspira a un precio de 60 dólares por kilogramo de carga, según South China Morning Post. Eso es 50 veces menos de lo que cuestan los lanzamientos a bordo de un Falcon 9 de SpaceX: unos $3.000/kg.

Primeras pruebas.  El proyecto chino «Tengyun» lleva en desarrollo desde 2016. En este tiempo, CASIC ha construido una pista de pruebas de 2 km de longitud en la ciudad de Datong, provincia de Shanxi.

Se trata de la instalación de levitación magnética de alta velocidad más ambiciosa del planeta, según el diario hongkonés. En su configuración actual, puede propulsar un objeto pesado a velocidades cercanas a los 1.000 km/h. La idea es ampliar su longitud para alcanzar los 5.000 km/h.

En Jinan, capital de la provincia de Shandong, la Academia de Ciencias de China (CAS) también ha puesto en funcionamiento una pista gigante de propulsión electromagnética de ultra alta velocidad.

El fracaso de la NASA. China no es el primer país que propone un sistema de lanzamiento espacial electromagnético. El concepto lleva dando vueltas desde la Guerra Fría.

En la década de los 90, la NASA construyó una pequeña línea de pruebas de 10 metros. El proyecto era acelerar el transbordador espacial a 700 km/h para eliminar la necesidad de un cohete, pero se acabó abandonando por dificultades técnicas y falta de financiación.

El concepto se aprovechó, en cambio, para catapultar aviones en el buque portaaviones USS Gerald R. Ford, un sistema célebre por su alto índice de fallos y menor eficiencia que las catapultas de vapor. No obstante, los científicos chinos creen que su cañón de riel saldrá adelante gracias a sus velocidades de lanzamiento mucho más elevadas.

Imagen | CASIC

En Xataka | China acaba de triunfar en una tecnología militar clave que EEUU aparcó: los cañones de riel y velocidad hipersónica