Cómo jugar al juego del gato y el ratón cuando un Gobierno trata de cerrar tu web

En España llevamos días viendo como el debate sobre Cataluña se va calentando, tanto en la calle como en Internet. De hecho, en la Red estamos viviendo una ciberbatalla que busca acabar con todas las páginas relacionadas con el referéndum.

Obviamente, los responsables de dichos dominios están registrando versiones alternativos para seguir dando voz a su mensaje, aunque la Guardia Civil los encuentra rápidamente y acaban de la misma manera. ¿Es esta la mejor manera de operar cuando un Gobierno ordena el cierre de tus páginas?

Por poner un ejemplo rápido, si vamos a referendum.cat, ref1oct.cat, garanties.cat, referendumoctubre1.com, referendumoctubre1.cat, 1octreferendum.cat, etc. en todas ellas nos encontraremos con el mismo mensaje:

Front

Cada vez intentan modos más imaginativos para escapar estas restricciones, aunque acaban de la misma manera:

El .cat tampoco es una garantía

Podemos concluir que registrando dominios alternativos no es una muy buena solución, ya que las autoridades las encontrarán fácilmente y pedirán a los agentes de la unidad de delitos telemáticos de la UCO que las cierren de manera inmediata.

Como hemos podido comprobar en la lista de ejemplos enumerada anteriormente, muchos de los dominios son .cat, sobre los cuales tiene autoridad la Generalitat de Catalunya. En una situación normal, los agentes de la UCO tendrían que pedir al Govern que actuara sobre una determinada web, aunque dada la situación actual sería algo realmente inútil.

Puntcat

Por ello, han optado por contactar directamente con las empresas que dan alojamiento a estas páginas, entregando un mandamiento judicial en que solicitan que corten inmediatamente el servicio. Están obligados a hacerlo, y si no hacen caso estarían cometiendo delitos de desobediencia y obstrucción a la Justicia.

La fundación puntCat, encargada de gestionar el dominio ‘.cat’ en Cataluña, vio esta semana la Guardia Civil entraba en sus sedes para efectuar registros y acabaron deteniendo a uno de sus responsables:

Como dato curioso, a algunos medios internacionales les ha llamado la atención que exista un dominio .cat (“cat” significa gato en inglés), ya que este animal es uno de los favoritos en Internet.

La muestra es que los vídeos de gatos están en la cima de los contenidos virales y, de hecho, Buzzfeed una vez confirmó que los el contenido de gatos genera 3,5 veces más audiencia que el resto de sus publicaciones.

Cómo ganar tiempo en una situación así

Ya hemos visto que registrando dominios no están consiguiendo esquivar a la justicia y, además, están gastando dinero inútilmente en versiones alternativas de dichos dominios. Utilizando este sistema sólo conseguirán que en un par de horas estén cerradas las webs.

Wordpress

Crear versiones de sus páginas web en plataformas como Tumblr, WordPress, Medium o Blogger da la posibilidad de crear páginas de manera gratuita. Esta acción se puede repetir una infinidad de veces, así que podríamos decir que sería casi imposible detenerles.

Creando variaciones de dominios se gasta dinero, y uno ya no recuerda cuáles han cerrado y cuál es el que todavía sigue activo.

Además, cobijándonos bajo un gran CDN ganaríamos mucho tiempo, ya que tendrían que contactar con estas empresas y revisar cada una de dichas peticiones, algo que no es tan inmediato como en el caso de los dominios. Otra buena opción serían los grupos de Facebook o utilizar Tor.

Lo que está claro es que repetir la misma fórmula traerá consigo el mismo resultado. Ramificando su contenido y utilizando plataformas gratuitas podrían conseguir mantener las páginas durante mucho más tiempo y ahorrarse el gasto en tantas variaciones de dominios (tantas que es imposible recordar cuáles estarían activas y cuáles han cerrado). De todos modos, en estos casos parece que importa más dar la impresión “de resurgir” a tener el contenido disponible.

En Magnet | Qué ha hecho el gobierno hasta hoy y qué armas le quedan aún para frenar el referéndum

Loading...