Inicio Noticiero Digital Cuándo puedes y cuándo no debes compartir la contraseña de Netflix… según...

Cuándo puedes y cuándo no debes compartir la contraseña de Netflix… según Netflix

Una de cada tres personas que usa Netflix en Estados Unidos no paga, sino que utiliza la cuenta de algún familiar o amigo. No son cifras oficiales (nunca las dan), pero esto es lo que dice una encuesta de 2016 que Survata ha elaborado para Quartz. Además, otra encuesta de 2018 apunta a que un 26% de los jóvenes no paga el servicio, sino que usa el de algún amigo o familiar.

Que Netflix permite que varias personas utilicen una cuenta es algo que ya sabemos, puesto que sus planes ofrecen distintas posibilidades: desde una reproducción simultánea que ofrece el básico a los cuatro streams del avanzado. Pero ¿en qué casos y con quién la puedes compartir? Esto ya no está tan claro, aunque hemos intentado arrojar algo de luz sobre esta cuestión.

Lo que dicen los términos de uso de Netflix

En primer lugar, echamos a un vistazo a los términos de uso de Netflix para saber cuáles son las normas de uso que se aplican a este caso. En el punto 4, en el que detallan las condiciones del servicio, explican que éste es «instransferible»:

4.2. El servicio Netflix y todos los contenidos que se vean a través del servicio son para tu uso personal y no comercializable y no se pueden compartir con individuos fuera de tu hogar. Durante tu suscripción a Netflix, te concedemos un derecho limitado, no exclusivo e intransferible, para acceder al servicio Netflix y ver contenidos de Netflix. A excepción de lo mencionado, no se te transferirá ningún derecho, título o beneficio. Aceptas no utilizar el servicio para exhibiciones públicas.

En el punto 5, relativo a la contraseña y acceso de la cuenta, Netflix dice lo siguiente:

5. El suscriptor que haya creado la cuenta de Netflix y cuyo Método de pago sea cargado (el «Titular de la cuenta») tiene acceso a la cuenta de Netflix y control sobre ella así como de los dispositivos compatibles con Netflix utilizados para acceder a nuestro servicio, y es responsable de la actividad que se realice en dicha cuenta de Netflix. Para mantener el control sobre la cuenta y evitar que cualquiera acceda a ella (que incluiría información sobre el historial de visionado de la cuenta), el Titular de la cuenta deberá mantener el control de todos los dispositivos compatibles con Netflix que se usen para acceder al servicio y no revelar a nadie ni la contraseña ni los detalles del Método de pago asociados a dicha cuenta. Eres responsable de actualizar y mantener la veracidad de la información que nos facilites acerca de tu cuenta. Podemos cancelar tu cuenta o bloquearla para protegerte a ti, a Netflix o a nuestros asociados de usurpación de identidad o de otra actividad fraudulenta.

En resumen: Netflix dice que su servicio es intransferible aunque recomienda (y no prohíbe) que no compartas tu contraseña por motivos de seguridad «para mantener el control» sobre ella. ¿Es el «intransferible» que mencionamos suficiente para asegurar que Netflix prohíbe compartir cuenta? Los Términos de Uso son bastante ambiguos y de hecho permite hasta cinco perfiles para distintos usuarios, algo que recalcan varias veces en sus páginas de ayuda. ¿En qué quedamos?

Lo que Netflix dice fuera de sus ToS

Para dar la respuesta a la pregunta que planteamos en el artículo, tenemos que recurrir a distintas aclaraciones que los ejecutivos de Netflix han ofrecido a los medios o a los inversores a lo largo de los años. En Quartz tienen una recopilación interesante, pero nosotros hemos hecho la nuestra propia que documentamos con las declaraciones exactas en cada situación. Allá vamos:

1. Puedes compartirla con tu familia e hijos en tu casa

«Cuando los niños crecen, les gusta tener el control de su vida, y cuando tienen sus propios ingresos hemos visto cómo se suscriben de forma independiente. No ha sido realmente un problema» (Reed Hastings,

link a original)

«Nos gusta pensar que un marido y su mujer pueden compartir una cuenta y eso es perfectamente apropiado y aceptable» (Reed Hastings,

link a original)

Reed Hastings, CEO de Netflix, explicaba en enero de este mismo año que para ellos era absolutamente normal e incluso beneficioso que los adultos compartieran su cuenta con los más jóvenes de la familia, ya que les convierte en potenciales futuros clientes. También, lógicamente, entre parejas que viven juntas. Es lógico que lo vean bien, porque de hechos ellos mismos han implementado la posibilidad de tener varios perfiles para que cada miembro de la familia pueda tener sus propias recomendaciones.

2. También con tus hijos cuando se van de casa a estudiar

«Cuando los niños se van de casa para estudiar en la universidad, ¿van a usar esa cuenta? Bueno, eso probablemente sea aceptable, pero cuando se van a formar su propio hogar quieren el control de su cuenta así que al final eso se traduce en una nueva fuente de ingresos para nosotros» (Neil Hunt,

link a original)

Neil Hunt, Chief Product Manager de Netflix, matizaba las palabras de su jefe poco después de que éste realizara las declaraciones que acabamos de mencionar. Una de las aclaraciones que hizo fue que no esperaban que los estudiantes hijos de gente con cuentas se suscribiera, y que para ellos es aceptable que sea así porque al final, una vez tengan independencia económica, es probable que también se conviertan en clientes.

3. Pero no con tus tíos, primos y familia lejana

«Si te refieres a «ey, conseguí la contraseña del primo de mi novio», eso no es algo que nosotros consideremos apropiado» (Reed Hastings,

link a original)

Si con el punto anterior ya estabas pensando en utilizar una única cuenta para toda tu familia, incluyendo a esos primos lejanos que solo ves en acontecimientos señalados, debes saber que en Netflix no lo consideran «apropiado», según explicaba Reed Hastings en la tradicional llamada a los inversores para presentar los resultados del primer trimestre de 2013.

4. Puedes compartirla con la gente con la que vives

«Damos por hecho que Netflix es una compra que se hace a nivel doméstico, y que compartir con miembros del hogar es algo razonable» (Neil Hunt,

link a original)

Como parte de los matices que mencionábamos, Hunt rebajó un poco el tono del discurso de Hastings (que llegó a decir que le encantaba que la gente compartiera Netflix) explicando que ellos esperan que, como la decisión de suscribirse a Netflix se toma dentro del hogar, una cuenta quede limitada también a los residentes de éste. Por eso, entendemos es razonable que compartas cuenta con tu familia o compañeros de piso. Es la explicación oficial que más veces hemos leído.

5. Con gente con la que no vives, en teoría no está permitido

«Los términos de uso dicen que se puede compartir dentro del hogar y eso es lo que esperamos» (Neil Hunt,

link a original)

Hunt se mostraba rotundo al respecto este enero: puedes compartir dentro del hogar y eso es lo que esperamos. No aparece exactamente en los Términos de uso, pero sí en el Centro de ayuda, donde explican que los perfiles «permiten que los distintos miembros de tu hogar tengan su propia experiencia personalizada». A raíz de lo que acabamos de citar ahora y también en el punto anterior, podemos llegar a una conclusión más o menos clara: compartir dentro del hogar, sí, pero fuera no.

Así es como Netflix ha conseguido ser la influencia cultural más relevante de nuestra época

¿Le importa esto de verdad a Netflix?

Le Importa

¿Por qué Netflix no intenta acabar con la polémica y explica directamente, en sus normas de uso, en qué casos se puede compartir cuenta y en los que no? Sencillo: porque no les importa demasiado. «No creo que estemos obsesionados en hacer cumplir la norma de una cuenta por hogar», reconocía el propio Hunt. ¿Por qué? Porque «el compartir contraseñas no está teniendo un impacto importante en nuestro negocio», según reconocía un portavoz de Netflix a MarketWatch en 2014. Aunque un estudio reciente apunta a que las cuentas compartidas les hacen perder 192 millones de dólares.

Mientras que Yomvi y otros servicios limitan el número de dispositivos autorizados, Netflix utiliza una aproximación distinta que favorece este tipo de prácticas: el limitar las reproducciones simultáneas en su lugar. Si realmente las cuentas compartidas fueran un problema para ellos, ya se habían puesto serios para evitarlo, como reconocía el mismo portavoz al que acabamos de hacer referencia: «Si viésemos que el compartir contraseñas se incrementara de forma preocupante, habría numerosas medidas que podríamos implementar para reducir esta práctica».

Aquí, y a nivel personal, soy de la opinión de que Netflix es una empresa potente, con muchos recursos y que tendrá todo este tema más que estudiado. Si no lo limitan, es porque consideran que de alguna forma (ya bien en el futuro, por ingresos actuales o por el motivo que sea) no les perjudica o incluso les beneficia. De hecho, HBO reconocía que les da absolutamente igual porque «no tiene un impacto real en el negocio» y «es una forma de marketing estupenda para la siguiente generación de espectadores».

Imágenes | Netflix, Gagbay

Una versión de este tema se publicó en 2016. Hemos actualizado el contenido con lo que Netflix ha cambiado en sus TOS.