Inicio Noticiero Digital Cuánto duermen realmente los grandes multimillonarios: la complicada relación con el sueño...

Cuánto duermen realmente los grandes multimillonarios: la complicada relación con el sueño de los hombres más ricos

La ciencia lleva años investigando el impacto del sueño en distintas funciones cerebrales y, en general, en los efectos del exceso o defecto del sueño en el cuerpo humano. La conclusión a la que se ha llegado es que no hay un número exacto, sino un rango saludable de tiempo de descanso que se establece entre las 7 y las 9 horas de sueño dependiendo de la edad.

La “elite insomne”. The Wall Street Journal acuñó el término “elite insomne” para referirse al entre 1% y 3% de población mundial afectada por una extraña mutación en el gen p.Tyr362His que no necesita tantas horas de sueño para rendir al máximo.

Según un estudio elaborado por el Departamento de Neurociencia Clínica de Nuffiel en la Universidad de Oxford, la privación de sueño afecta al rendimiento cognitivo y a la estructura cerebral en el resto de los humanos que no tenemos esa extraña mutación. Sin embargo, estos los investigadores también descubrieron que el exceso de sueño también se podía asociar a un deterioro cognitivo a largo plazo incrementando el riesgo de sufrir demencia y falta de memoria durante la vejez.

Silicon Valley está lleno de entusiastas del trabajo que anteponen su salud a la productividad, pero por suerte, también hay muchos que quieren retrasar al máximo su reloj biológico y cuidan mucho su rutina del sueño.

Elon Musk: el “inquieto”. El caso más conocido de déficit de sueño (y tal vez mejor documentado ya que es una constante presente a lo largo de toda su biografía) es el de Elon Musk. En una de las charlas que compartió en el podcast The Joe Rogan Experience, el millonario sudafricano comentó que tenía unos horarios bastante caóticos, programando reuniones a la una o a las dos de la madrugada con su equipo de ingenieros, y que luego intentaba dormir al menos seis horas.

El fundador afirmó que durante un tiempo trató de arañarle tiempo al descanso para poder hacer más cosas e incluso acostumbraba a dormir en las oficinas de sus empresas cuando tenían que resolver algún problema urgente (lo hizo en GZip, en la azotea de la fábrica de Tesla, Space X e incluso en las de Twitter). Finalmente descubrió que su rendimiento se reducía de forma notable los días que dormía menos.

Jeff Bezos: el calculador. El fundador de Amazon y Blue Origin es bastante más pragmático y pese a ser extremadamente calculador con el tiempo que le dedica a cada una de sus tareas, prefiere no escatimar en horas de descanso.

En una amena entrevista en el Club Económico de Washington en 2018, el millonario admitió que, aunque sus compromisos no siempre le permiten mantenerse productivo durante ocho horas consecutivas, procura no ceder a la tentación de dormir menos y mantiene un serio compromiso con mantener una rutina de descanso ordenada yéndose a dormir pronto y levantándose temprano habiendo descansado al menos ocho horas. Con ello, el millonario afirma que su rendimiento y su estado de ánimo es mucho mejor.

Richard Branson: los aventureros duermen poco. Sin dejar de lado a los millonarios con aspiraciones espaciales, Richard Branson, fundador del imperio Virgin escribió en su blog que acostumbra a irse a dormir sobre las once de la noche y que necesita dormir unas seis horas. En una entrada posterior, el millonario aventurero confirmabaque su día comienza sobre las cinco de la mañana.

Mark Zuckerberg: el descanso de un disciplinado deportista. En una entrevista a Forbes, el fundador y CEO de Meta confesó acostarse pronto para dormir al menos ocho horas diarias. Para llevar el control de su descanso, el millonario de la tecnología monitoriza al detalle usando el anillo de monitorización Oura Ring.

Bill Gates: el convertido. Dicen que rectificar es de sabios. En materia de descanso, el propio Bill Gates reconoció en su podcast Unconfuse Me with Bill Gates que, durante muchos años en los inicios de Microsoft, no dormir y emplear ese tiempo en trabajar más se convirtió en casi una obsesión para él. El millonario afirmó que incluso hacían competición entre los compañeros para ver quién dormía menos.

Tuvieron que pasar algunos años para que el fundador de Microsoft comprendiera que el descanso era tan importante como la productividad durante la jornada. Descubrir que el déficit de sueño puede incrementar el riesgo de desarrollar Alzheimer, también fue un factor decisivo en su concienciación. Ahora, el millonario de 68 años duerme una media de siete horas diarias.

Jack Dorsey: meditación, deporte y descanso. Con una rutina más propia de un asceta que de un millonario fundador de Silicon Valley, Jack Dorsey, ex CEO de Twitter, confirmó en un chat en vivo con la comunidad de Product Hunt que mantenía una rutina diaria un tanto atípica que comenzaba puntualmente a las 5 de la mañana para meditar y hacer algo de deporte antes de desayunar y afrontar su lista de tareas.

El fundador de Twitter aseguró que se iba a dormir sobre las 11 de la noche, por lo que su descanso medio era de unas seis horas.

En Xataka | Los hábitos diarios de Bill Gates para ser más productivo: tres recomendaciones básicas pero cruciales en tu día a día

Imagen | Wikimedia Commons (Land Rover MENA), Flickr (Ministerio de Comunicações), Blue Origin