Inicio Noticiero Digital El bloqueo de la API de Twitter ya se ha cobrado una...

El bloqueo de la API de Twitter ya se ha cobrado una importante víctima: la mítica Twitterrific

Las nuevas reglas respecto a la API de Twitter se acaban de cobrar una importante víctima: Twitterrific. Aquellos que sean usuarios de Twitter desde sus inicios seguramente lo sepan, pero para aquellos menos doctos en la red social del pajarito, Twitterrific fue el primer cliente de escritorio para Twitter, el primer cliente móvil y una de las primeras aplicaciones en estar disponibles en la App Store.

Desde su lanzamiento en 2007, que se dice pronto, Twitterrific ha sido una de las apps de Twitter más queridas por la comunidad. Sin embargo, los recientes cambios en la política de la API de Twitter han hecho que, en pocas palabras, la aplicación tenga que ser descontinuada, dejando a Icon Factory en la estacada.

Las nuevas reglas de Twitter se llevan a Twitterrific por delante

El cambio en la API llegó sin previo aviso. Si bien es cierto que Twitter llevaba años limitando cada vez más y mas su API (que es, básicamente, la suite de herramientas necesarias para que una app pueda comunicarse con la plataforma), hace algunos días bloqueó el acceso a apps como Tweetbot y Twitterrific sin motivo aparente y sin explicación de ningún tipo. Ya se temía lo peor.

Tiempo después, Twitter actualizó las reglas relativas a la API, afirmando que, desde ahora, no puedes usar la API de Twitter para «crear o intentar crear un sustituto, servicio o producto similar a las Aplicaciones de Twitter, entendiéndose Aplicaciones de Twitter como «productos, servicios, aplicaciones, sitios web, páginas web, plataformas y otras ofertas dirigidas al consumidor, incluidos, entre otros, los ofrecidos a través de https://twitter.com y las aplicaciones móviles de Twitter».

Tener la API abierta es, en parte, una de las cosas que hicieron a Twitter grande. La plataforma daba la libertad suficiente para que desarrolladores y consumidores pudieran usar la red social de diferentes maneras. Cerrarla fue, en palabras del ahora exCEO Jack Dorsey, «la peor cosa que hicieron». Basta con ver lo que está pasando para ver que el resultado está siendo nefasto.

La comunicación de este bloqueo por parte de Twitter ha sido tal que los clientes dejaron de funcionar el 12 de enero y no fue hasta el 17 de enero que Twitter dijo algo. Algo tan críptico como que «Twitter está haciendo cumplir sus reglas API de larga data. Eso puede resultar en que algunas aplicaciones no funcionen». La misma Twitterrific dijo que llevaba 16 años cumpliendo con las normas de la API y que no tenía constancia de que las reglas hubieran cambiado.

Normal, porque no lo habían hecho.

Las nuevas reglas se publicaron el 19 de enero y son efectivas desde el 19 de enero. Eso ha provocado que Twitterrific no pueda seguir funcionando. En un comunicado, Icon Factory afirma que «Twitterrific para iOS y macOS ya han sido retiradas de ambas App Stores» y que «si tenías una suscripción en iOS, será cancelada automáticamente por la App Store».

Twitterrific

Afirman, además, que «si estabas suscrito a Twitterrific para iOS, te rogamos que consideres no solicitar un reembolso a Apple. La pérdida de ingresos continuos y recurrentes de Twitterrific ya va a perjudicar significativamente a nuestro negocio, y cualquier reembolso saldrá directamente de nuestros bolsillos, no de Twitter ni de Apple. En pocas palabras, miles de reembolsos serían devastadores para una pequeña empresa como la nuestra».

Tapbots, creadores de Tweetbot, llevan sin decir nada desde el 17 de enero, pero ya están empezando a promocionar Ivory, un cliente para Mastodon, la red social que se está configurando como la principal alternativa a Twitter.

¿Y qué puede haber llevado a este inesperado bloqueo? Una de las principales podría ser, sorpresa, económica. Los ingresos de Twitter llevan en caída libre desde la llegada de Musk y en los clientes de terceros no se muestra publicidad, la gran fuente de ingresos de Twitter. Es cierto que ganan dinero con estos clientes porque los desarrolladores tienen que pagar por acceder a la API según el uso, pero «tiene sentido», entre comillas, que Twitter haya bloqueado la API de cara a fomentar el uso de las apps oficiales y, por lo tanto, el consumo de publicidad y Twitter Blue.

Imagen de portada | Icon Factory

Publicidad