El empresario de Silicon Valley que paga las bodas de sus empleados

Chieh Huang, de origen chino y CEO Boxed, vivió de cerca las difíciles condiciones de trabajo de sus padres en Estados Unidos y se prometió a si mismo que si emprendía trataría bien a sus empleados

La polémica sobre las condiciones de trabajo ha venido acompañando a compañías relacionadas con la nueva economía digital como Tesla, Amazon, Uber, Instacart o Handy, ya fuera por considerar a los falsos autónomos con los que trabajaban como un empleado más o para evitar el exceso de horas. Como informa Bloomberg, empresarios como Chieh Huang han optado por actuar de otra forma: El consejero delegado de Boxed, una compañía de e-commerce neoyorquina «con la ambición de convertirse en el próximo Costco Wholesale Corp», paga las bodas y las clases escolares de los hijos de sus empleados. Lo que supone un coste de varios cientos de dólares por beneficiado. En palabras del propio Huang, «las personas que mueven átomos son tan importantes como quienes desplazan bits y bytes».

Hijo de inmigrantes chinos quienes tuvieron empleos de poca cualificación por unos salarios bajos, Huang se había prometido a sí mismo tratar bien a sus empleados si algún día emprendía su propio negocio. Una estrategia que cuando se ha presentado ante futuros inversores, no siempre ha encontrado una gran acogida. En este sentido, estos aducían que invertir en beneficios para los trabajadores creando una cultura corporativa propia podría llegar a afectar a la rentabilidad de Boxed y dificultar su salto a Wall Street.

Sin embargo, la benevolencia de Huang no debe ser confundida con altruismo. Precisamente, informa Bloomberg, la tasa de rotación entre los empleados de almacén tiende a ser elevada. A partir de datos de la estadística oficial estadounidense, entorno a una quinta parte de las personas empleadas en alamcén, transporte o el sector energético dejaron su trabajo durante el año pasado. El porcentaje más alto en una década y probablemente se agudizará a medida que los Estados Unidos se aproximen al pleno empleo. Según Hokey Min, profesor de la Bowling Green State University, la contratación y formación de este tipo de empleados podría llegar a costar hasta 28.000 dólares.

Una cultura empresarial diferente

En esta línea, al ofrecer este tipo de generosos beneficios Huang también esta creando una cultura favorable al empleado. El CEO de Boxed, según diversos testimonios, suele visitar los centros de trabajo para saludar a los empleados, pedir opiniones y agradecerles su labor. Por ejemplo, en una visita a una instalación en Nueva Jersey intercambió un abrazo con uno de sus empleados, ayudó en la limpieza y transportó un palé a un lugar de reciclaje. Barbara Ward, promovida recientemente a boxer packer y todavía en formación, vio que todavía tenía espacio en un paquete y le pregunto a su nuevo compañero cómo actuar en estos casos. Más tarde se dió cuenta de que había estado junto a Huang. «Podría estar trabajando a su lado siempre y nunca tendría idea de quién es», ha constatado esta empleada de 56 años.

Precisamente, Huang ha diseñado estos beneficios para ayudar a los empleados que consideraba más necesitados. En concreto, los empleados de almacén suelen provenir de entornos menos pudientes y se encuentran en edades comprendidas entre los 30 y 50 años, cuando se plantean fundar una familia. Por este motivo, este empresario ha decidido ayudar a pagar las bodas y las matrículas de los hijos de estos empleados. La estrategia de «fidelización» parece haberle funcionado, ya que sólo 25 empleados han dejado Boxed desde su fundación en 2013.

Por su parte, el CEO de esta compañía de e-commerce neoyorquina ha asegurado que puede permitirse estas medidas por la eficiencia con que funcional a compañía. Precisamente la firma cuenta con un software que le permite calcular cómo empaquetar los productos en el número mínimo de cajas, reduciendo costes de envío. Gracias a la que Boxed vende a granel, su crecimiento está siendo rápido y los ingresos se duplicaron durante 2016 pasando a ser superiores a los 100 millones de dólares. Marca que esperan doblar este año. El próximo rete sera la automatización, lo que se está llevando a cabo sin despidos de empleados que son formados en la nueva tecnología o destinados a otros departamentos de la compañía.

Loading...