Inicio Noticiero Digital El equipo de Javier Pastor: ordenador, smartphone y más

El equipo de Javier Pastor: ordenador, smartphone y más

Javier Pastor es uno de los redactores más veteranos de Xataka. Ingeniero informático de formación y redactor de profesión, el madrileño lleva escribiendo sobre tecnología desde finales de los años 90. De su teclado sale actualidad, reportajes y análisis de gadgets de todo tipo. Hemos charlado con Pastor sobre qué herramientas usa en su día a día y por qué las eligió, así como de sus planes para un futuro próximo.

Su equipo de trabajo: un portátil y un monitor 5K

Javier Pastor cuenta con dos equipos en su casa: un portátil para trabajar y un ordenador sobremesa con Windows para jugar, si bien en algunas ocasiones le toca recurrir a él si requiere más potencia: “Mi principal herramienta de trabajo tanto en viajes como para trabajar en casa es un Dell XPS 13 9343 que compré en abril de 2015. Lo elegí porque me encantó cuando lo anunciaron en CES, por su configuración hardware y por la pantalla casi sin marcos (fue el primer portátil que usó ese formato). Lo analicé para Xataka antes de comprarlo y me convenció del todo. Lo malo es la webcam, que está en el marco inferior y siempre resalta mi estupenda papada, pero en fin, no hago mucha videoconferencia y menos con esta webcam.”

Sobre su sistema operativo, JaviPas nos aclara que usa Windows 10 el 99% de su tiempo aunque también cuenta con particiones con Linux y Hackintosh: “Trabajo con Windows 10 en el día a día aunque tengo máquina virtual Linux para ciertas pruebas y en el PC de sobremesa también monté una partición con macOS para usarlo como un Hackintosh y hacer algunas pruebas también con este sistema operativo.”

“Mis herramientas de trabajo son Firefox como navegador (aunque tengo instalados otros), Slack, Spotify para el streaming o MusicBee para mi biblioteca musical y Photoshop. Poco de Microsoft Office salvo para cosas puntuales, por ejemplo, y mucho servicio online (Gmail, Asana, Chartbeat, entre otros) y algunos servicios y medios importantes para informarme (Twitter, Reddit o Hacker News).”

Aunque hemos entrevistado a otros redactores como Pedro Santamaría o Enrique Pérez que prefieren los flujos de trabajo de Mac OS X, no es el caso del madrileño: “Antes del Dell XPS 13 tuve un MacBook Air y me encantaba en muchos aspectos, pero quería “trabajar siempre igual” y mi flujo de trabajo con Windows siempre ha sido más rápido y cómodo para mí, lo que hizo que decidese dejar de lado el MacBook Air”.

Javipas 5

Pasar horas trabajando delante de un portátil de 13 pulgadas cansa la vista, razón por la que algunos usuarios optan por conectarle un monitor externo, como es el caso de Javier Pastor. Sin embargo, pocos son los que se decantan por un monitor de 5K: “En casa lo conecto a un monitor externo Dell UP2715K. Lo compré porque quedé encantado tras ver los iMac 5K cuando salieron, la definición que se lograba con el escalado era fantástica: es como trabajar con un monitor 1440p, pero que en realidad ofrece mucha más definición gracias a esa resolución nativa.

“Como leo y escribo tanto durante el día, quería algo que me proporcionase una experiencia estupenda en ese sentido. Hay muy pocos modelos 5K en el mercado, y de hecho me costó encontrar mi monitor, que fue un modelo reacondicionado que encontré en un seguimiento de precios de Amazon. Tuve bastante suerte con el precio y con el monitor, que salió bueno a pesar de ser usado.”

El Dell UP2715K data de 2014 y desde la fecha no se han lanzado muchos más modelos 5K más allá del LG Ultrafine 5K (1.299 euros) para Mac o el Philips Brilliance 275P4VYKEB 27 (1.529 euros), algo que JaviPas asegura no entender: “Igual no había demanda, no lo entiendo, me parece un monitor brutal. Los monitores 4K están bien pero el escalado nativo “lógico” es a 1080p (2160 / 2) , en 5K tienes 1440p en ese escalado nativo (2880 / 2), así que lo ves todo con una precisión genial pero con mayor área de trabajo.”

Un ordenador a piezas para gaming, realidad virtual y Hackintosh

Uno de los últimos proyectos de Javier Pastor ha sido montarse un ordenador a piezas para jugar a Battlefield 1 y a títulos de realidad virtual como Eleven Table Tennis, The Lab o probar Google Earth VR. Ya contaba en su haber con un equipo anterior también fabricado por componentes, pero una serie de achaques y la necesidad de un equipo más potente para realidad virtual le llevó a empezar desde cero teniendo en cuenta además que el hardware debía ser compatible con macOS para tener una partición Hackintosh. Estas fueron sus elecciones:

“Mi nuevo ordenador lleva un Core i5-8400 (261 euros) porque en precio/prestaciones me parecía muy adecuado para lo que yo buscaba. Compré una placa mini ITX porque en principio iba a optar por una caja compacta también para mini ITX pero al final elegí una micro ATX (que son más grandes) para tener más margen de maniobra a la hora de ampliar y colocar los componentes. Los 16 GB de memoria también me garantizan estar tranquilo una buena temporada. El ventilador del procesador es normalito, no el “stock” para el Core i5, pero sí uno que proporciona bajo nivel de ruido sin ir a cosas demasiado pro. Y la gráfica, una GTX 1070469,90 euros que conseguí a buen precio y que hasta me sobra para mis partidas.”

Componentes

Un apartado donde ha dedicado especial esfuerzo es al almacenamiento: “Dispone de un SSD Samsung EVO 970 Pro M.2 NVMe (86,82 euros) para tener allí el sistema operativo y beneficiarme de su velocidad. La otra unidad es un SSD de 2 TB precisamente para las fotos, era importante también para mí que todo fuera especialmente rápido ahí para trabajar con buenos tiempos de respuesta a la hora de cargarlas, editarlas y guardarlas. “

Xiaomi Mi 6 por su relación calidad precio

Mi

Por su trabajo en Xataka, Pastor ha tenido la oportunidad de probar muchos teléfonos móviles y ha llegado a una conclusión: la mayoría de lo que hacemos se puede hacer en un teléfono con un precio asequible. Nos hace un repaso rápido del panorama actual de los smartphone, de acuerdo con sus gustos y experiencia:

“He utilizado iPhone en el pasado y aunque su usabilidad y su comportamiento es estupendo, no me gusta que limiten tanto las opciones del usario: si quieres hacer algo, lo normal es que tengas que hacerlo de la forma que ellos te dicen. Con otras marcas de móviles basados en Android la experiencia siempre es similar: Samsung hace dispositivos fantásticos, aunque no soy fan de la pantalla curva. Huawei me ha sorprendido con dispositivos como el P20 Pro de este año, que sería mi candidato si hiciera una inversión mayor por la cámara. Google tiene más que nunca interés para mí por esa cámara maravillosa de los Pixel pero su precio/prestaciones en el resto de facetas es peor. Con otras marcas ocurre lo mismo: las preferencias aquí van sobre todo a la relación calidad precio pero también a detalles como el comportamiento de la cámara o si tienen sensor de huella en el frontal.”

Teniéndolo tan claro, Javier Pastor apuesta por Xiaomi como teléfono personal: “Mi teléfono actual es un Xiaomi Mi 6, que compré en junio de 2017 y que elegí por su relación precio/prestaciones. Quería tener algo potente y con una cámara muy decente pero no quería invertir demasiado, y Xiaomi lleva tiempo haciendo las cosas muy bien. Su ROM MIUI me gusta y me siento cómodo con esa interfaz, pero además la cámara, sin llegar a lo que se logra con los smartphones de última hornada, cumple sobradamente.”

El madrileño es un firme defensor del smartphone como herramienta de trabajo, más allá de las llamadas, y nos ofrece su visión de cómo será el teléfono de los próximos años:

“Creo en esa convergencia que acabará permitiendo que usemos el móvil como ahora usamos un iPad Pro: le conectaremos teclado, ratón y monitor externo y ya no necesitaremos el PC o el portátil, y aunque es un caso de uso muy de nicho sí que creo que para mí será especialmente interesante.”

Su gadget más geek: unas gafas de realidad mixta

Hp

Javier Pastor medita muy bien sus compras, dejando muy poco margen a la improvisación. No obstante también tiene su lado experimental: “Hace poco me compré unas gafas de realidad mixta de HP (380 euros) que he usado muy poco pero que por fin me han permitido explorar esa teórica revolución que Oculus nos vendió hace años. Lo cierto es que se trata de un elemento puro de entretenimiento y aunque de momento apenas he podido jugar o vivir experiencias de realidad virtual. Me he quedado sorprendido con cosas como Google Earth en realidad virtual, una forma de redescubrir ese servicio alucinante que ahora “te mete” en el mundo de una forma mucho más clara.”

No obstante, lo considera un elemento divertido solo o en familia, ya que el efecto que provoca es casi infantil: “Me gusta mucho usarlo, pero sobre todo me gusta que amigos y familiares se pongan las gafas y lo prueben para ver sus expresiones. Te maravilla de una forma distinta a otras tecnologías, aunque esa sorpresa dure poco normalmente.”

La lista de deseos de Javier Pastor

Echo

JaviPas nos reconoce que tiene el oído bastante duro, razón por la que le cuesta apreciar diferencias sutiles en calidad de audio, pero nos reconoce que se deba a que nunca ha invertido lo suficiente: “Supongo que mi experiencia auditiva en temas musicales mejoraría con una inversión sensible en unos buenos altavoces y unos buenos auriculares. “El audio Bluetooth me genera bastante desconfianza. Me intrigan por ejemplo los AirPods (147,99 euros), (que funcionan con Android). Todo el mundo dice que son la pera y nunca los he probado.”

Tampoco quiere dejar pasar la nueva oleda de altavoces inteligentes: “Me gustaría contar con una solución de calidad y multiroom que pudiera ir instalando en casa, por ejemplo los Sonos o también los nuevos Echo (59,99 euros), que prestan más atención a la parte “altavoz” que a la parte “inteligente” Seguramente no lleguen a lo de los HomePod, pero son más baratos y soportan multiroom, que es algo que me parece esencial”.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.