Inicio Noticiero Digital El futuro de Apple como productora está marcado por un fracaso de...

El futuro de Apple como productora está marcado por un fracaso de taquilla: el de su última película, ‘Argylle’

El estreno más potente del pasado fin de semana, ‘Argylle’, no ha tenido el recibimiento esperado. Ni la carrera de su director, Matthew Vaughn (tras franquicias tan populares como ‘Kick Ass’ y ‘The Kingsman’, además de la mejor película de los X-Men, la celebrada ‘Primera generación’) ni su potente reparto (Henry Cavill, Bryce Dallas Howard, Dua Lipa, Samuel L. Jackson, Sam Rockwell, y Bryan Cranston) han conseguido que el film llegue a los 20 millones de recaudación en Estados Unidos.

Muy lejos de recuperar. ‘Argylle’ era una ambiciosa superproducción de comedia y espías con un punto meta (Howard es una novelista que descubre que todo lo que escribe acaba sucediendo en una trama de espionaje real) y con todos los elementos marca de la casa: reparto llamativo, acción caricaturesca y humor cómplice. Sin embargo, se ha quedado en apenas 18 millones de dólares de recaudación en Estados Unidos, más 17’3 millones en mercados internacionales. Costó 200 millones, sin contar marketing y promoción.

El cine va mal. Vaughn tenía intención (como hizo con ‘The Kingsman’) de arrancar una trilogía con su película, pero está claro que tendrá que replanteárselo. Y no solo hablamos de un fracaso puntual: las salas llevan un 2024 no especialmente reseñable: en Estados Unidos la recaudación total en cines este fin de semana ha sido de 63 millones de dólares, un 18% menos que el mismo fin de semana de 2023. Son tiempos aciagos de las salas: en 2024 aún no hemos visto un fin de semana que llegue a los 100 millones de recaudación, y el próximo se celebra la Super Bowl, que históricamente suele fijar un record a la baja en las recaudaciones del año.

Fracasos para todos. Las salas tienen que echar cuentas y plantearse qué está fallando (una posible explicación es que estamos sintiendo los efectos de la huelga de actores y guionistas del año pasado, y escasean los estrenos: ‘Argylle’ es uno de los escasísimos blockbusters que se han estrenado este año, junto a ‘The Beekeeper’ y poco más). Pero no solo las salas: Apple (acompañada de Universal en tareas de distribución) ha producido ‘Argylle’, y con ésta ya van tres películas seguidas que, pese a su impacto mediático, arrojan números decepcionantes.

La racha de Apple. Apple ha ocupado los titulares de los últimos meses gracias a su producción de un par de películas que han hecho bastante ruido: por una parte, ‘Los asesinos de la luna’, el triunfal regreso de un Martin Scorsse en plena forma, que ha acaparado una buena cantidad de premios y nominaciones esta temporada (suma diez para los Oscar). Por otra parte, ‘Napoleón’, una película que ha tenido una recepción crítica irregular, pero de la que se ha hablado mucho (no siempre por las razones que le habrían gustado a sus responsables).

Pinchazos pese a todo. Ninguna de ellas ha funcionado especialmente bien en taquilla. Se calcula que las películas de Scorsese y Scott costaron en torno a los 200 millones de dólares, igual que ‘Argylle’, pero ‘Los asesinos de la luna’ solo ha recaudado 15’6 millones en todo el mundo. ‘Napoleón’ ha ido algo mejor, con 219’4 millones de dólares, pero se considera que para una película de esta envergadura sea un éxito su recaudación tienen que estar más cerca de los 500 millones.

¿Va a quebrar Apple? Ni remotamente. Las finanzas de la compañía no solo están saneadísimas, sino que tropiezos de estas características son parte de una estrategia distinta a la que podría tener un estudio tradicional. En ese caso, como señalaba The Hollywood Reporter, un descalabro así, con una película de 200 millones de presupuesto, podría suponer un golpe importante. En el caso de Apple no es la mejor de las noticias, pero tampoco es determinante: en cualquier caso, ‘Argylle’ iba a llegar en pocas semanas a Apple TV+, donde a la compañía le interesa apostar fuerte.

Netflix, como Apple. Da la impresión de que Apple está siguiendo los pasos de Netflix, capaz de gastar fuertes sumas de dinero en producir blockbusters lujosos que, como ha demostrado con ‘La sociedad de la nieve’, le da igual que tengan más o menos éxito. Lo que quiere es que impacten y multipliquen las cifras de suscriptores la plataforma (y en el caso de la película de Bayona, en ese sentido la jugada ha salido redonda). A algo así está jugando Apple, pero está claro que su plataforma está lejos del calado entre el gran público que tiene Netflix. Así que podemos calificar ‘Argylle’ de tropiezo no definitivo, pero sí significativo.

Cabecera | Apple

En Xataka | El vídeo en streaming, más caro que nunca: así han subido los precios desde 2019