Inicio Noticiero Digital El iPhone 12 de 5,4 pulgadas ante la promesa de que vuelvan...

El iPhone 12 de 5,4 pulgadas ante la promesa de que vuelvan (un poco) los moviles compactos

Este otoño, dicen algunos pajaritos, tendremos una variante del iPhone 12 que contará con una diagonal de pantalla de 5,4 pulgadas.

El dato puede no decir demasiado a los usuarios de a pie, pero si esa predicción se cumple Apple hará algo que los fabricantes de móviles Android no han querido hacer últimamente. Tenemos cada vez móviles más grandes, y aquí Cupertino podría plantear un futuro en el que vuelvan diagonales más manejables. Ojalá sea así.

Muchas opciones en móviles, pocas opciones en tamaño

Mi compañero de columnas de los domingos, Javier Lacort, hablaba sobre el tema desde su perspectiva hace unas semanas. Su defensa de los móviles pequeños era estupenda: él contaba cómo a lo largo de los años los fabricantes se habían empeñado en hacer crecer los móviles, y esta gráfica lo dejaba claro:

A ver, no digo que los móviles actuales no sean estupendos. Cualquiera que coja ahora un móvil de hace una década y compare esas 3,5 o 4 pulgadas con lo que tenemos ahora coincidirá en que aquellos móviles parecen casi de juguete. Volver a esas pantallas es un ejercicio incómodo en una era en la que los contenidos de vídeo, las fotos y la navegación web hacen que la diagonal importe.

Vuelven los zapatófonos: bienvenidos a los móviles de 7 pulgadas

El problema es que importa demasiado y en mi opinión hemos acabado saliendo de Málaga para caer en Malagón (con todos mis respetos a la estupenda gente malagueña). Los móviles eran demasiado pequeños y ahora son en muchos casos demasiado grandes.

Los móviles eran demasiado pequeños y ahora son en muchos casos demasiado grandes

El problema de hecho no es ese: el problema es la falta de opciones: hasta hace unos años la oferta de móviles era enorme no solo en modelos, sino en tamaños de pantalla.

Me río de Xiaomi y su catálogo de móviles cuando en 2013 teníamos a una Samsung que tenía móviles que iban de las 3 a las 6,3 pulgadas:

Samsung

Da casi risa ver que Samsung llamaba «Mega» a su móvil de 6,3 pulgadas de entonces. Aquello sí que era el despiporre. Un despiporre bueno, ojo, porque como digo había opciones no solo en prestaciones o precios, sino en tamaño. Hoy no ocurre apenas eso: la mayoría de móviles del mercado actual se han empeñado en superar las 6 pulgadas sin que haya apenas alternativas compactas.

Quitar los marcos no ha servido para equilibrar las cosas

Es cierto que las ventajas de dichas diagonales son claras a la hora de disfrutar de contenidos o de tener incluso más capacidad de batería, pero la cosa duele aún más cuando uno comprueba cómo se ha comportado el mercado tras lograr eliminar una de las teóricas condenas de los móviles «antiguos»: los marcos.

Jc

Cuando comenzaron a aparecer móviles sin apenas marcos fui de los que pensó que aquello era una maravilla: por fin íbamos a tener móviles con más pantalla en las mismas dimensiones a la que estábamos acostumbrados.

Pues no: los fabricantes aprovecharon para poner más diagonal, pero estiraron aún más las dimensiones de estos dispositivos para hacerlos mas enormes que nunca.

Los enormes Samsung S20, S20+ y S20 Ultra condenan definitivamente al teléfono compacto

La tendencia ha sido sorprendentemente viral: nadie ha escapado a ella, y esto parece una carrera para tener la mayor diagonal posible. Samsung se cargó aquel estupendo Galaxy S10e que se convirtió casi en un representante numantino de la telefonía móvil compacta: no era tan pequeño con sus 5,8 pulgadas, pero comparado con el resto parecía un enano.

Movilesocmpactos

Hoy en día no hay muchos móviles que bajen de las 6 pulgadas. Apple tiene su iPhone 11 Pro con (qué coincidencia) las 5,8 pulgadas que también defendía el S10e, pero si queremos las mejores prestaciones y un tamaño compacto hay muy poquitas opciones en el terreno Android, donde las diagonales «cortas» se reservan habitualmente para móviles de gama media o gama de entrada.

La triste realidad del amante de los teléfonos de menos de 5 pulgadas

Cómo echo de menos aquella gama Compact con la que Sony lograba también plantar cara a un mercado en el que imperaba el «cuanto más grande, mejor».

Aquí probablemente muchos de nuestros lectores digan con razón que si los Z5 Compact o los S10e ya no están es porque no se vendían. ¿Tenemos los zapatófonos que nos merecemos? Probablemente.

Palm

Yo solo deseo que vuelva a cumplirse el «todos copian a todos» y que si Apple efectivamente saca ese hipotético iPhone de 5,4 pulgadas los fabricantes Android sigan la tendencia y lancen variantes de sus gamas altas más compactas.

Cada uno tenemos una diagonal perfecta para nosotros y puede que los móviles grandes sean siendo la norma, pero por Dios, que vuelvan las opciones en este apartado.

Al menos un poquito. ¿No?