Inicio Noticiero Digital El mejor uso que le he podido dar a mi antiguo portátil:...

El mejor uso que le he podido dar a mi antiguo portátil: jugar en la nube

Me encanta jugar en PC y, a la vez, lo odio. Soy de los que piensan que la experiencia que te da un PC no te la da ninguna plataforma (sí, lo sé, dependiendo de a qué juegues y tal, ok, lo compro), pero la realidad es que el PC, si bien tiene un buen puñado de ventajas (juegos generalmente más baratos, mejores gráficos, FPS más altos, la versatilidad del teclado y el ratón…), tiene una desventaja evidente: prácticamente, te ata a la ubicación del PC.

Si quieres jugar al ordenador, tienes que estar en la sala en la que esté el ordenador, el despacho en mi caso. Y eso es un incordio si, como un servidor, te ganas la vida trabajando delante de dicho ordenador. Al final, pasas ocho horas en el despacho más las horas que quieras invertir jugando para, cuando te das cuenta, caer en que has pasado diez horas sin salir de la habitación.

Mi situación era esa: quiero jugar a mis juegos de PC sin estar delante de la torre. Quiero poder estar tirado en el sofá, pero echándome mi partida a ‘Lost Ark‘, ‘Guild Wars 2‘ o el juego que se preste en ese momento sin tener que comprar un portátil gaming. Y en un momento de lucidez, caí en que tenía a mano mi antiguo portátil, un Xiaomi Mi Air de 13,3 pulgadas que, gracias a la nube, se ha convertido en una de mis principales plataformas de juego.

¿En la nube? Pues no me entero

GeForce Now

Interfaz de GeForce Now.

Cada vez que se habla del juego en la nube siempre hay un contraste evidente de opiniones y experiencias. Y es curioso, porque no parece haber término medio. O va muy bien o va muy mal. En mi caso, y habla alguien que se ha pasado ‘Red Dead Redemption 2‘ y ‘Assassin’s Creed: Odyssey‘ en Google Stadia y que tiene la suscripción RTX 3080 de GeForce Now, la experiencia siempre ha sido muy positiva.

Yo jamás, y cuando digo jamás lo digo literalmente, he experimentado problemas de latencia, mala calidad de imagen o un input lag más alto de la cuenta. Todo lo contrario. Siempre que he jugado, y le he echado horas a la nube, he llegado a olvidarme de que estaba jugando «en el ordenador de otro».

CyberPunk 2077 en la nube

CyberPunk 2077 en GeForce Now.

Cierto es que las conexiones en las que suelo jugar suelen ser decentes. En casa tenemos fibra de 1 Gbps, al igual que en casa de mis padres. Que la conexión sea buena es importantísimo a la hora de jugar en la nube, pero tranquilidad, que no necesitas 1 Gbps. Yo hasta hace poco tenía 300 Mbps y jugaba igual de bien.

Pero hablemos del portátil. El Xiaomi Mi Air 13,3 se remonta a 2018, o sea que han pasado cuatro añitos de su lanzamiento. Tiene 8 GB de memoria RAM, 256 GB de almacenamiento SSD, un Intel i5-8250U y una GPU NVIDIA MX350. Dio la talla cuando tuvo que darla, pero ahora se queda corto para la mayoría de juegos más o menos grandes. Sí, te puedes echar un ‘LoL’ y hasta un ‘Overwatch’, pero poco más. Por no hablar de que se calienta como si no hubiera un mañana.

Una de las ventajas del juego en la nube es que el portátil no se calienta tanto

Eso es un problema, porque en un portátil tienes las manos siempre reposadas en el chasis, así que si está caliente (y más ahora, que estamos en agosto y vivo en Córdoba) lo notas muchísimo, hasta el punto de que a mí me llega a resultar desagradable. Y tampoco es que sea bueno para un dispositivo electrónico que la temperatura suba más de la cuenta.

Control

‘Control’ en GeForce Now.

La nube pone fin a todos esos problemas. Yo juego en GeForce Now (que,  personalmente, considero el servicio más completo) y puedo jugar en FullHD a 60 FPS clavados en el portátil, pero sin que este sufra más de la cuenta ni se caliente en exceso. Y lo hago conectado al WiFi (vía Amazon Eero, como comenté en este otro artículo).

El rendimiento del sistema es tan bueno que llego a olvidarme de que estoy jugando en la nube. Si me paro a mirar y observar los detalles, como los negros o los bordes de las zonas lejanas, es posible que me salga de la ilusión, pero normalmente no juegas parándote a mirar con tanto detenimiento, y menos en juegos como ‘Guild Wars 2’ o ‘Lost Ark’ que ojo, tienen unos paisajes de locos.

Y lo mejor es que eso lo puedo hacer tirado en el sofá o en la cama, con una calidad más que decente. Es más, si me apuras podría hacerlo incluso en el iPad, donde también he podido jugar a ‘Control’ conectando un mando de Xbox por Bluetooth. En ese caso sí compro que puedo apreciar un pelín más de latencia, pero tampoco tan alta como para no poder jugar.

Pero no todo es positivo

Google Stadia

Para mí, usar el portátil para jugar usando la nube ha supuesto ganar en comodidad, pero la nube, desgraciadamente, no está exenta de problemas. El primero y más evidente es que si la torre te ata a una ubicación, la nube lo hace a una conexión WiFi en condiciones. Si no hay WiFi, no hay juego que valga.

Y hablo con conocimiento de causa. Cuando probé Google Stadia en lugares rarunos lo viví en mis propias carnes y, ahora, cuando voy al campo, donde el Internet que hay es de 30 Mbps por radiofrecuencia, jugar en la nube es prácticamente imposible. Es algo inherente al servicio y es lo que hay.

Geforcenow

Va a estar difícil…

Por otro lado, aunque he disfrutado y disfruto mucho del juego en la nube en el portátil y en la tablet, no he conseguido hacerlo en móviles. Los juegos de PC están diseñados para funcionar en pantallas grandes y no se reescalan / adaptan en las pantallas de los móviles. Eso significa que, si juegas en la nube desde el móvil, los textos pequeños se vean aún más pequeños, algunos menús son complicados de usar… Yo, personalmente, no jugaría a ‘Red Dead Redemption 2’ en el móvil.

En cualquier caso, mi visión es que, dentro de no tanto, nuestra próxima consola o plataforma de juego será una aplicación en la tele y en el portátil. Samsung ya lo está demostrando, al igual que LG. GeForce Now también ofrece ya juego en 1.440p a 120 Hz y 4K HDR en algunos sistemas, y esto, como quien dice, acaba de empezar.

Publicidad