Inicio Noticiero Digital El taxi se sale con la suya en Madrid: podrán trabajar 24...

El taxi se sale con la suya en Madrid: podrán trabajar 24 horas al día y tener varios clientes a la vez

En 2019, la capital de nuestro país vivió una de las movilizaciones más grandes del sector del taxi de la historia. No solo las manifestaciones se oyeron en toda España, sino que las huelgas que se realizaron simultáneamente pusieron el servicio de transporte patas arriba. Los argumentos de protesta no eran otros que las «facilidades» que el Ministerio brindaba a Uber y Cabify en comparación con ellos. Ahora, en Madrid, la presidenta Isabel Ayuso, ha dado un paso histórico en este debate.

«El Ministerio de Transportes prefiere no hacer nada para intentar no desgastarse», decía. Así que lo hará ella por su lado en la Comunidad. Por eso ha anunciado hace unas horas las nuevas normas que afectan tanto al sector del taxi como al de los VTC.

Los taxis podrán circular las 24 horas. Es lo que ha señalado la presidenta madrileña durante su intervención en el Debate del Estado de la Región. Curiosamente el bombazo llega justo cuando las elecciones están a la vuelta de la esquina y su partido no cuenta con el apoyo de un sector que se siente abandonado por las instituciones. La medida en concreto: levantar las restricciones horarios y de días de descanso que tienen ahora.

Hasta ahora, los taxistas podían operar un máximo de 16 horas al día y estaban obligados a parar las dos jornadas y la mitad de festivos de descanso y los 15 días de vacaciones en agosto, según ordenanza del Ayuntamiento de Madrid. Con la nueva medida podrán circular las 24 horas, 365 días al año, sin límites horarios de trabajo, igual que los VTC.

Beneficios económicos y libertad. Un aumento del 60% de los ingresos mensuales por licencia será el impacto de esta nueva norma para los taxistas, según señalan desde el Gobierno. Además, indican que se puedan crear unos 3.000 empleos extra en un sector que en la región supera los 15.000. No sólo eso: el plan incluye que sean los propios titulares de la licencia quienes puedan organizar sus horarios de trabajo y que los ayuntamientos no tendrán voz para limitar los descuentos en los recorridos de precio cerrado.

Esto, sin embargo, también podría afectar negativamente al autónomo medio, ya que habrá mucha mano de obra y oferta en las calles. Y la consecuente menor demanda. Eso sí, beneficiará a aquel que disponga de muchas licencias que pueda subcontratar y mantener en pleno rendimiento las 24 horas del día.

Se podrá compartir vehículo. Los clientes podrán también reservar una plaza en un taxi que ya esté ocupado y vaya en el mismo sentido para que el precio del recorrido sea inferior al repartirse entre dos o tres. A este punto le han salido detractores en el sector, que dicen que eso podría repercutir en un «peor servicio». Sin embargo, la presidenta quiere dar ciertas ayudas para que la flota pueda renovar sus equipos y digitalizar los vehículos con el fin de tener una apariencia más «atractiva» y brindar servicio a las personas con movilidad reducida.

Cabify

Un palo a Uber y Cabify. Por otro lado, la nueva normativa también incluye algunos puntos para los VTC como Uber, Cabify o Bolt. En este sentido, obliga a estas empresas a recompensar al cliente al que se le cancele un viaje precontratado con la misma penalización que si este fuera el usuario quien cancelara el servicio. Es decir, que si aceptas el servicio pero es el conductor quien decide cancelarlo, te enviarán a ti una cantidad de dinero estipulada.

A exámen. Además, los conductores de estas empresas deberán someterse a varios exámenes para demostrar su nivel de español y de cultura general sobre la ciudad. Pero, sobre todo, deberán probar que no tienen antecedentes penales relacionados con delitos de carácter sexual, como desde hace años pasa en algunas ciudades de EEUU. Y adiós a los conductores nóveles: su carnet debe superar el año de vigencia.

Imagen: Unsplash

Publicidad