Inicio Noticiero Digital El teletrabajo, en caída libre: España registra la cifra más baja de...

El teletrabajo, en caída libre: España registra la cifra más baja de trabajadores en remoto desde el inicio de la pandemia

Las previsiones negativas sobre el trabajo a distancia que hemos venido contando en los últimos meses se están cumpliendo. El teletrabajo en España parece que ha sido, por el momento, flor de un día, o, para ser más exactos, flor de una pandemia. Los datos así lo evidencian: desde que comenzó la vacunación a la población y se redujeron los contagios y muertes por coronavirus, el porcentaje de empleados que desempeñan sus labores lejos de la oficina más de la mitad de su semana laboral ha pasado de un 11, 2% -marzo de 2021- a un 8% -septiembre de 2022-, según los datos recopilados por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

Así, desde que en el segundo trimestre de 2020, cuando la pandemia empujó a todos los españoles a una cuarentena obligatoria, el porcentaje de población ocupada que teletrabajaba se disparase hasta el 16,2%, la cifra de trabajadores en remoto no ha parado de descender. Con una sola excepción, el primer trimestre de 2021, cuando la tercera ola de coronavirus golpeó con fuerza a España y muchas empresas se vieron obligadas a cerrar de nuevo sus oficinas tras abrirlas durante el otoño de 2020.

A pesar del descenso al que apunta el ONTSI, los datos que destacan hacen referencia exclusivamente a los profesionales que trabajan en remoto más de la mitad de la semana laboral, por lo que no registra datos de aquellos que se incluyen en un modelo híbrido con tres o más días en la oficina y el resto en casa.

Estos datos vienen a confirmar lo que ya apuntamos en Xataka en verano, que el teletrabajo ha mostrado su cara real en otoño, cuando la vacunación y el descenso de los contagios vinculado a ella ha permitido retomar en buena medida la actividad normal de muchas empresas. En aquel momento, los expertos consultados señalaron que la opción preferida por los empresarios españoles era el modelo híbrido con más peso de oficina que de remoto, con la opción de trabajar desde casa sólo uno o dos días. Y esa parece que está siendo efectivamente la opción preferida por muchas compañías.

La tendencia descendente es, por lo tanto, una mala noticia para los defensores del teletrabajo, aunque el ONTSI saca una lectura positiva de estos datos: en un periodo de estabilización del mercado laboral tras el vapuleo que han supuesto la pandemia y los confinamientos, el trabajo en remoto se está consolidando en cifras muy superiores a las previas a marzo de 2020: en diciembre de 2019 sólo un 4,8% de los españoles ocupados teletrabajaban.

El teletrabajo no deslocaliza a la población

El teletrabajo ha sido uno de los grandes temas de conversación durante la pandemia, periodo en el que parecía la solución a múltiples problemas, desde conciliación familiar a medioambientales, pasando por la despoblación de las regiones conocidas como la España vaciada. Hasta el propio Gobierno ha afirmado recientemente que la extensión del trabajo en remoto tres días a la semana para los funcionarios, anunciada la semana pasada, iba a contribuir a redistribuir la población española -poco se habló de que si los empleados públicos siguen teniendo que ir dos días a la oficina, marcharse a 300 kilómetros de ella el resto de la semana no es demasiado funcional.

Sin embargo, los datos compartidos por el ONTSI no invitan a pensar que la España vaciada se vaya a llenar de teletrabajadores, ya que las dos regiones en las que actualmente siguen residiendo más trabajadores en remoto son Madrid -16,6%- y Cataluña -9,9%. Y en la que menos, junto a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Extremadura -3,7%-, una de las comunidades autónomas con mayor pérdida de población de nuestro país, según datos de Europa Press.

Un 35% de los españoles puede teletrabajar

Otro informe, en este caso del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los hogares, señala que en España un 35% de la población ocupada podría teletrabajar por las características de la profesión en la que se desempeña, pero que sólo un 17,6% tiene alguna opción de trabajo en remoto.

Esa misma encuesta refleja que en España en estos momentos un 65% de las personas ocupadas tienen trabajos en los que no cabe la posibilidad de teletrabajar.

Esta encuesta, que fue publicada el 15 de noviembre, recopiló datos del 25 de mayo al 23 de agosto de 2021 y, según fuentes de la Administración consultadas por Xataka, hizo trabajo de campo durante el primer trimestre de este año, por lo que sus datos están algo desactualizados respecto a los compartidos por el ONTSI y las cifras podrían variar ligeramente en la actualidad.

Publicidad