Inicio Noticiero Digital España afronta una sequía brutal y hay agricultores regando aguacates irregularmente. Un...

España afronta una sequía brutal y hay agricultores regando aguacates irregularmente. Un fiscal quiere que sea delito

Mientras la Junta de Andalucía da los «últimos remates» a la tubería que conectará la depuradora de Peñón del Cuervo (en la zona Málaga Este) con la Axarquía a través del paseo marítimo del Rincón de la Victoria, 26 personas han sido detenidas y otras 44 están siendo investigadas en una de las mayores operaciones policiales contra el riego ilegal que se recuerdan.

El Caribe europeo… para sorpresa de muchos, en toda la zona que conforman el este de la provincia de Málaga y buena parte de la costa de la provincia de Granada hay una rareza climática de primer orden: un clima subtropical en plena Europa.

Eso lleva condicionando su historia desde finales del siglo XIX cuando esas comarcas se convirtieron en el centro neurálgico de la industria azucarera española (impulsadas por la modernización del sector y la independencia cubana).

Luego vino el turismo de masas y, casi a la vez, los cultivos subtropicales. Esas zonas del país tenían todo para convertirse en la «huerta tropical» de Europa excepto una cosa: el agua.

…pero sin agua. Por eso, la extracción irregular de 25 millones de metros cúbicos de agua solo en 2023 tiene en jaque al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona). De hecho, en coordinación con la fiscalía de Málaga llevan investigando la existencia de pozos ilegales y concesiones irregulares desde 2018.

Se han llegado a investigar 180 personas durante el proceso, pero finalmente el cerco se ha estrechado sobre los más beneficiados porque son los casos en los que, según la fiscalía, «es muy probable que haya delito medioambiental». Aunque la operación aún está pendiente de los informes periciales de la Fiscalía General del Estado para ponderar con precisión los daños y seguir avanzando a nivel civil y penal.

La Axarquía, uno de los puntos negros del país. Hace pocos días nos enterábamos que Maro, en la comarca malagueña, tenía contaminado su suministro de agua y lo cierto es que parece casi un milagro que la situación no haya ido a peor. La Viñuela, el pantano que da servicio a la comarca, está a penas al 7,27% de su capacidad.

La situación es complicada y los agricultores lo saben bien. Este 2023, la costa subtropical de Granada perdió casi el 90% de las cosechas de mango y aguacate. Por su parte, en Málaga se ha perdido casi la mitad de la facturación.  Como explicaron a El País fuentes de la Guardia Civil hace unos meses, “los regantes legales apenas tenían agua y los ilegales toda la que  querían».

Mucho trabajo por delante. No obstante, Fernando Benítez, el fiscal de Medio Ambiente de Málaga, tiene mucho trabajo. Campos de golf, explotaciones agrarias, problemas de gestión… a medida que el problema del agua se vuelve más y más importante, lo que antes eran «faltas administrativas» empieza a convertirse en auténticos delitos medioambientales.

“En la medida que utilizas el agua que es bien común para tu beneficio  particular sin autorización y lo haces en unas cantidades tan  desproporcionadas, puedes cometer una infracción penal, como prevé el artículo 247 del Código Penal», explicaba en El País. Y no sería la primera vez, en Doñana ya ha ocurrido y con la nueva reforma del Código Penal es posible que la situación cambie de forma significativa.

Y, con situaciones como estas, da la impresión de es que más urgente de lo que creíamos.

Imagen | Kim van Velzen

En Xataka | La sequía no solo está provocando que haya menos agua. En Andalucía la está convirtiendo en radioactiva.