Inicio Noticiero Digital Esta maravilla de M. Night Shyamalan entre el terror psicológico y el...

Esta maravilla de M. Night Shyamalan entre el terror psicológico y el cine de superhéroes llega a Prime Video

La carrera de M. Night Shyamalan está tan llena de giros sorprendentes como sus propias películas. Cuando parecía que su paso por las superproducciones le había dejado tocado tras fracasos como ‘Airbender’ o ‘After Earth’, se descolgó con aquella joya macabra que fue ‘La visita’. Y le siguió esta pieza, ‘Múltiple‘, que acaba de llegar a Prime Video y que no solo fue un éxito monstruoso (apenas 9 millones de dólares de presupuesto, más de 278 de recaudación), sino que también abrió la puerta a siguientes películas del director, aunque ahí entramos en terreno de spoilers.

El presupuesto reducidísimo se debe, como ocurría en ‘La visita’, a la restricción total de personajes y escenarios, que en este caso sienta como un guante a la película, ya que cuenta básicamente el encierro de tres chicas, secuestradas por un desequilibrado que tiene 23 personalidades. Aunque una adicional, la 24, va camino de tomar el control de todas las demás. Y eso es lo que acerca a ‘Múltiple’ a una especie de versión intimista de la convención de la múltiple personalidad superheroica, que tan bien trató ‘Legión‘ y que recomendábamos hace unos días.

Sin más pretensiones que plantear un tenso ejercicio de suspense, Shyamalan deja toda la película en manos de un increíble James McAvey como el peligroso Kevin cabalgando sus múltiples personalidades, y que con solo una mirada es capaz de hacer que entendamos que ha cambiado quien rige en su psique. Y frente a él una también magnífica Anya Taylor-Joy, que da unas dosis de carisma extra al tópico de la final girl y establece una relación llena de matices con el depredador.

La excelente fotografía de Mike Gioulakis, que ya trabajó en ‘It Follows’ le da un tono pesadillesco a una película que nunca cede a la tentación del torture porn al que parece que el argumento va a acabar derivando y que posiblemente habría llevado la película a terrenos más tópicos. El resultado, por suerte, es mucho más estimulante que eso.

Publicidad