Inicio Noticiero Digital Estos conejos mutantes llevan generaciones caminando sobre dos patas: los científicos finalmente...

Estos conejos mutantes llevan generaciones caminando sobre dos patas: los científicos finalmente han averiguado por qué

Durante más de décadas un linaje de conejos en Francia ha caminado sobre sus dos patas delanteras. Un comportamiento de lo más inusual par los conejos pero que se sabe de ello desde 1935 cuando se descubrió por primera vez en un conejo en Paris. Ahora, finalmente hay un explicación racional a ello.


La variedad de conejos conocida como Alfort es la que comparte esta particular forma de moverse. El conejo, para moverse, simplemente prefiere utilizar sus dos patas delanteras y caminar con ellas en vez de saltar con las traseras. Pero además de esta forma de desplazarse, también es más propenso a desarrollar cataratas o quedarse ciego.

A día de hoy han seguido sobreviviendo tras tantas generaciones y a pesar de la selección natural para perdurar sólo a los más adaptados. Estos conejos en un entorno natural acaban desapareciendo tras unas cuantas generaciones dado que, por ejemplo, no pueden correr rápidamente con sus dos patas delanteras. ¿Por qué han sobrevivido entonces? Porque los científicos han mantenido el linaje durante décadas con tal de poder estudiar qué pasa ahí. Y dicen haberlo averiguado.

Los conejos de este linaje también son propensos a desarrollar cataratas y quedarse ciegos.

Cuestión de genes

En un estudio publicado en PLOS Genetics un grupo de investigadores señala que los conejos con estas características en realidad tiene una mutación genética. Analizando el ADN de este linaje de conejos y comparándolo con otros que no sufren de dichas características, han dado con el problema.

La mutación se encuentra en el primer cromosoma llamado RORB y que hace referencia a una proteína del mismo nombre. Se esperaba que hubiese una mala coordinación en la médula espinal entre las patas delanteras y traseras. Al analizar a los conejos se dieron cuenta que hay una ausencia importante de interneuronas debido a esta mutación, provocando así que los conejos sean incapaces de saltar con las patas traseras.

La extraña forma de caminar de los conejos Alfort sin embargo no está genéticamente implementada. Es decir, que caminen sobre dos patas delanteras es algo que hacen como solución a no poder usar las traseras, pero no es algo nato. Dicen los investigadores que no vieron que esto les causase dolor o algún sufrimiento en comparación a los que saltan y corren de la forma ortodoxa.

Las mutaciones genéticas se producen de forma natural y a veces son a favor mientras que otras veces en contra. Es la selección natural la encargada de decidir cuál es la mejor opción con el paso del tiempo. No obstante, durante los últimos años los cambios genéticos cada vez están más en nuestras manos. Mediante CRISPR hay quien busca editar los genes humanos para mejorar a futuras generaciones, corregir el 89% de las mutaciones asociadas a enfermedades congénitas o permitir dormir sólo cuatro horas sin estar cansado, por ejemplo.

Vía | Smithsonian
Más información | PLOS Genetics