Inicio Noticiero Digital Europa choca contra el coche eléctrico: desaparecida entre los más vendidos donde...

Europa choca contra el coche eléctrico: desaparecida entre los más vendidos donde China domina con siete modelos

Europa decidió tomar el camino del coche eléctrico. Lo ha hecho desde los asientos que ocupan sus representantes políticos. En 2035 no deberían venderse vehículos con motores de combustión. No, al menos, si no son neutros en emisiones de carbono. Un contexto perfecto para firmas relativamente nuevas. Y, sobre todo, chinas.

Si nos fijamos en cuáles fueron las marcas y coches más vendidos en el mundo el año pasado, encontraremos que tres fabricantes europeos se colaron entre los diez primeros. Volkswagen fue la marca más destacada, con 4,39 millones de coches vendidos para ocupar la segunda posición. BMW y Mercedes, rondando los dos millones de unidades, se colocaron en la séptima y octava posición, respectivamente.

Si abrimos el foco, los diez fabricantes que más coches colocaron en el mercado fueron firmas con un largo recorrido y experiencia. Toyota, con 7,64 millones de unidades vendidas fue la líder destacada. Honda, Hyundai, Kia y Nissan, todas ellas asiáticas, ocuparon del tercer al sexto puesto, en ese mismo orden. Chevrolet y Ford, cerrando la lista, se convirtieron en los representantes estadounidenses del listado.

Si hablamos de modelos concretos, Toyota arrasó el año pasado, ocupando la mitad del listado, siendo el Toyota RAV4 el coche más vendido en el mundo. Honda, Nissan y Ford fueron los otros fabricantes que consiguieron meter en el listado uno de sus modelos. Tesla fue el único, salvo Toyota, que consiguió colocar en esta lista a más de un modelo. Su Tesla Model Y, tercero con 747.000 unidades, y el Tesla Model 3, décimo con 482.000 unidades, consiguieron estos meritorios puestos.

El listado, pese a contemplar modelos de combustión, ya anticipaba lo que estamos viendo con el coche eléctrico. Clean Technica ha elaborado la lista con los coches eléctricos más vendidos en el mundo entre enero y el pasado mes de agosto. Y los datos son concluyentes: triunfan Tesla y China.

Tesla y China dominan el coche eléctrico

Si decíamos que el Tesla Model Y ya consiguió convertirse el año pasado en el tercer coche más vendido en el mundo con 747.000 matriculaciones, este año apunta a un récord que tardará en ser igualado por otro vehículo de la misma tecnología.

Según el ranking de este medio, entre enero y el pasado mes de agosto, Tesla ha conseguido colocar en el mercado un total de 772.364 unidades del Tesla Model Y. El éxito es tal que el Tesla Model 3, el segundo coche eléctrico más vendido en el mundo, se queda en menos de la mitad, con 364.403 unidades. Es decir, en los primeros ocho meses del año, ambos modelos suman más de 1,1 millones de vehículos. Los dos coches son claves para la estrategia de Musk que esperaba conseguir en 2023 la venta de 1,8 millones de automóviles.

Y, después de estos dos coches. La nada para todo vehículo que no sea chino. O casi. De los ocho modelos restantes, siete de ellos son chinos y sólo el Volkswagen ID.4 se cuela entre los diez coches eléctricos más vendidos en el mundo. El SUV eléctrico de los germanos ha conseguido colocar 120.154 unidades, ocupando la novena posición del ranking.

Como decíamos, es China la clara dominadora del mercado. El BYD Atto 3 es el tercer coche eléctrico más vendido del mundo (265.668 unidades) y le sigue de cerca el BYD Dolphin (222.825 unidades). La marca, además, coloca un tercer modelo, el Seagull, que cierra el listado de los diez coches más vendidos.

Desde China, la otra marca que acumula grandes ventas es GAC. La firma, que quiere desembarcar en Europa el próximo año, coloca dos modelos entre los diez más exitosos del mundo y este mismo año ha presentado su propio superdeportivo eléctrico. Wuling Hongguang Mini EV es el último modelo que entra dentro de esta terna.

Todo ello arroja una fotografía preocupante para el coche eléctrico europeo. Especialmente después de que sus políticos hayan saltado a la piscina de esta tecnología pero, ahora, comprueben que China está mucho más avanzada que los fabricantes locales y quiere romper el mercado entrando con automóviles a precios atractivos, comparados con los europeos.

Para contrarrestarlo, Europa está planteando la posibilidad de imponer aranceles a las firmas que hayan sido beneficiadas por el Gobierno chino, lo que también incluiría a fabricantes occidentales, como Tesla o Renault. Esta posibilidad fue rápidamente contestada desde China, quienes avisaban de posibles repercusiones dentro de su país. Y, no lo olvidemos, fuera, pues China controla la cadena de suministro del coche eléctrico.

En Xataka | La votación para el Coche Europeo del Año 2024 ofrece una pista clara sobre dónde está el futuro del sector: en China

Foto | BYD