FedEx reconoce que Petya lastrará sus cuentas

La compañía de mensajería FedEx ha reconocido que el ciberataque Petya, que afectó a numerosas compañías e instituciones principalmente en Europa, supondrá un impacto “material” en sus cuentas además de la pérdida de las operaciones ligadas a numerosos equipos informáticos que han quedado “irrecuperables”.

El 28 de junio, su filial europea TNT fue infectada por el ransomware. FedEx aclara que no se produjo una brecha que afectase a los datos de sus clientes y socios.

Tras varias hipótesis sobre los posibles focos de infección iniciales, más allá de la propagación en red local usando el exploit EternalBlue, Microsoft confirmó que algunas instancias se propagaron a través de actualizaciones legitimas del software de contabilidad ucraniano MEDoc, que está certificado por el gobierno y se usa para hacer declaraciones en Ucrania desde diferentes países.

“FedEx implementó los planes de contingencia de inmediato para recuperar las operaciones de TNT y sus sistemas de comunicación”, explica la empresa en su carta a accionistas. “La mayoría de servicios vuelven a estar disponibles, pero los clientes siguen experimentando retrasos en la facturación y entrega de envíos. No podemos ni estimar cuando podremos restaurar al completo sus operaciones”.

El impacto no sólo será de imagen para con sus clientes, también será económico:

“Dada la magnitud del ataque, además de que nuestro foco inicial era restaurar cuanto antes las actividades de TNT, seguimos todavía evaluando el impacto del ataque en nuestras cuentas, pero es probable que sea material”, reconoce la mensajera. “No tenemos ningún seguro que cubra ciberataques”.

Del código malicioso se desconoce autoría o motivo. Se descarta el ánimo de lucro, ya que llamar tanto la atención es contraproducente y siempre es más rentable robar información de forma inadvertida por el usuario. Se diseño para hacer daño.

Temas

Loading...