Inicio Noticiero Digital Google no quería competencia de Activision. Acabó pagando 360 millones de dólares...

Google no quería competencia de Activision. Acabó pagando 360 millones de dólares para evitarla, según una demanda

Epic Games sigue en guerra con Google. El desarrollador de videojuegos afirma que Google llegó a acuerdos con hasta 24 grandes desarrolladores de videojuegos. El objetivo era evitar competencia con su tienda de aplicaciones, Google Play Store.

Entre los involucrados en los acuerdos figura Activision, quien juega un importante papel en el terreno móvil gracias a empresas como King, detrás de gigantes como ‘Candy Crush’. Sin olvidar a Riot Games, detrás de ‘League of Legends: Wild Rift’. Según la demanda, Google pagó 360 millones de dólares para evitar que Activision compitiese con su tienda.

Acabar con la competencia a golpe de talonario, o eso dice Epic Games

Demanda

Reuters asegura haber tenido acceso a un documento que forma parte de la demanda presentada por Epic Games contra Google. En el mismo, Epic alude a correos internos que desvelarían un pago de «aproximadamente 360 millones» de dólares por parte de Google a Activision.

El objetivo sería evitar la competencia por parte de Activision, la cual estaba en posición de crear su propia tienda de aplicaciones para distribuir Call of Duty, LoL o algunas de las entregas de King. Epic Games lo intentó con su propia tienda para distribuir Fornite sin las restricciones de Google, lo cual acabó en otra demanda por parte de Google por ofrecer alternativas de pago ajenas a Play Store.

Tanto Google como Activision no niegan la existencia del acuerdo, pero sí el fin anticompetitivo del mismo

Por el lado de Google, afirman que «la demanda está llena de información errónea», asegurando que los acuerdos que mantiene con los desarrolladores reflejan «una competencia saludable». Algo similar afirman desde Activision, indicando que «Google nunca nos pidió, ni nos presionó, ni nos obligó a aceptar no competir con ellos, y ya hemos presentado documentos y testimonios que desmienten esta tontería.»

Tras la multa histórica a Google por parte de la UE por abusar de posición dominante, demandas por el mismo motivo, pero en relación a su buscador, y llegar al punto de usar Alphabet para evitar las demandas antimonopolio, tanto Google como Activision tendrán que demostrar ahora que el acuerdo se realizó siguiendo las normativas para la competencia.

Se suma a la situación que, actualmente, la UE está investigando «en profundidad» la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft. El movimiento requiere la luz verde los reguladores, y se tomará una decisión final antes de que transcurran 90 días hábiles, hasta el 23 de marzo de 2023.

Vía | Reuters,

Publicidad