Inicio Noticiero Digital Gotrax GXL, análisis: la sencillez hecha patinete eléctrico

Gotrax GXL, análisis: la sencillez hecha patinete eléctrico

A medida que los patinetes eléctricos siguen atrayendo la atracción de cada vez más personas, hay más fabricantes que se animan a lanzar sus propios modelos de estos vehículos personales. Buen ejemplo fue el Outsider E-volution que vimos de la mano de Cecotec, marca valenciana que sólo nos tenía acostumbrados a sus aspiradores robot.

Hoy vamos a ver otra de esas apuestas: el Gotrax GXL. La marca se dedica enteramente a comercializar patinetes y otros vehículos personales como hoverboards, así que pondremos a prueba su modelo más estándar y económico para ver si cubre todas las necesidades básicas para esta nueva tendencia urbana.

Gotrax GXL, especificaciones técnicas

Gotrax Gxl Plegado

Gotrax GXL

Características

Dimensiones

112 x 42,5 x 40 centímetros (110 x 42,5 x 112 centímetros cuando está plegado)

Peso

12 Kg

Potencia

250 W

Voltaje

220 – 240 V, 50/60 Hz

Batería

36 V, 6.400 mAh, no extraíble, tiempo de carga de aproximadamente 4 horas

Autonomía

20 km teóricos, “puede reducirse un 30-40% en cuestas o vías en malas condiciones”

Velocidad máxima

25 km/h teóricos

Carga máxima

100 Kg

Llantas

8,5 pulgadas, rueda anti-pinchazos

Modos

Dos marchas

Extras

Caballete, freno electrónico regenerativo, luz frontal

Tipo de vehículo

B

Precio

359 euros en El Corte Inglés

Un patinete que resisitirá sus (bastantes) arañazos

Gotrax Gxl Mecanismo

Cuando ves por primera vez el Gotrax GXL ves lo que es: un patinete con una buena estructura de metal, hecho para ser resistente y robusto. Su plataforma para apoyar los pies es estable, y el panillar se puede coger con confianza. Si es la primera vez que coges un patín puedes aprender enseguida, y si ya tienes algo de experiencia no hay ni siquiera curva de aprendizaje con el Gotrax GXL.

Su punto más débil puede estar en las partes articuladas, ya que he notado cómo el patín llega a “bailar” un poco incluso después de haberme asegurado de apretar bien los tornillos con una llave “allen” a medida. Ocurre sobre todo en la bisagra desde donde puedes plegar el patín, que es un mecanismo bastante grande y que a nivel estructural puede ser el causante de eso. De todas formas, es algo que desaparece cuando conduces el patín sea cual sea la velocidad a la que lo hagas.

Gotrax Gxl Plegado 2

De hecho, el Gotrax GXL se dobla de un modo diferente al resto de patines debido a ese mecanismo. La parte del manillar que queda horizontal encima de la parte inferior se lleva también la rueda delantera, de modo que la plataforma metálica queda en contacto directo con el suelo cuando doblamos el patín. Este sistema por sí mismo no tiene por qué ser malo (el patinete se pliega muy cómodamente), pero prepárate para que esa parte que queda en contacto con el suelo coja muchas marcas de uso. Al ser de metal no hay ningún problema, pero estéticamente a largo plazo puedes haber un deterioro.

Las ruedas cuentan con cámara de aire y dan muy buena amortiguación, pero también las convierten en vulnerables ante posibles pinchazos

Las ruedas tienen cámaras de aire, lo que implica que podrían pinchar si tenemos mala suerte. Pero a cambio obtenemos una amortiguación muy buena en asfaltos rugosos o con baldosas, que nos da bastante fiabilidad a la hora de conducir por superficies que no sean completamente lisas. Las llantas son metálicas y muy resistentes, de modo que protegen bien la rueda.

El grosor de la barra delantera nos chiva que la batería se aloja en su interior, y el manillar es muy generoso para que puedas cogerlo con comodidad. La parte menos positiva en este punto es que las empuñaduras de ese manillar no pueden desenroscarse, haciendo que no podamos reducir el ancho que ocupe el patinete cuando lo guardemos en casa.

Gotrax Gxl Freno Trasero

En ese manillar, por cierto, tenemos la típica palanca para acelerar en la empuñadura derecha y una palanca idéntica (pero marcada en color rojo) para activar el freno eléctrico regenerativo. Otra opción para frenar es el pedal trasero que puedes activar con el talón del pie que pongas atrás, como puedes ver en la imagen superior. Ambos frenos son contundentes y trabajan bien.

Justo en la parte central del manillar tenemos un botón rojo que cubre todas las funciones principales del patinete, una pantalla numérica que nos indica la velocidad y el nivel de batería y la toma de carga con la que cargar el vehículo.

Gotrax Gxl Luz

Finalmente tenemos una luz en la parte delantera del Gotrax GXL, una buena idea por si tenemos que conducir de noche. No obstante también hay que decir que dicha luz podría tener más potencia, ya que su iluminación es escasa y queda eclipsada por las luces urbanas (farolas, letreros) en ambientes urbanos.

También hace falta hablar de su peso de 12 Kg. No es el patinete más pesado que hemos visto, pero aún así es una limitación si por ejemplo queremos subir/bajar escaleras con él a cuestas. De todos modos esto no es un defecto particular de este patín: es algo que sufren todas las marcas y modelos, y utilizar materiales más ligeros es algo que encarecería demasiado el producto.

Batería y autonomía

Gotrax Gxl Bateria

El Gotrax GXL cuenta con una batería de 36 V que se carga sin problemas en unas 4 horas y nos da una autonomía de unos ajustados 20 kilómetros. Gotrax, además, es sincera mencionando en sus especificaciones que esta autonomía puede verse bastante reducida dependiendo de las condiciones del terreno, la velocidad y la elevación del destino.

En mis pruebas he podido comprobar como efectivamente esos 20 km son más bien teóricos: no esperes poder ir y volver de un sitio que esté exactamente a 10 kilómetros de distancia. Afortunadamente, para quien viva dentro de una gran urbe esos 10 kilómetros suelen ser más que suficiente para hacer el desplazamiento diario desde casa a sus trabajos. Además, como puedes ver en la siguiente imagen, el adaptador de corriente para cargar el patinete es lo suficientemente pequeño como para poder llevarlo en una mochila (incluso en un bolsillo grande) y cargar el Gotrax GXL en la oficina:

Gotrax Gxl Adaptador

Lo que sí encuentro que se puede corregir es la ausencia de una batería extraíble. Tenerla te da la posibilidad de adquirir una batería de repuesto y perder el miedo a quedarte sin energía en pleno trayecto, algo que puede ocurrir perfectamente a la mínima que nos olvidemos de cargar el patinete. También perdemos algo de comodidad para cargarlo, ya que hay que acercar el vehículo completo a un enchufe.

Conducción

Gotrax Gxl Manillar

El Gotrax GXL cuenta con dos modos de conducción, uno más económico y otro que aprovecha toda la potencia del patinete. Al encenderlo siempre se activa el primero, y puedes pasar al segundo modo más veloz pulsando durante uno o dos segundos el botón rojo que también sirve para el encendido/apagado.

El primer modo de conducción es bueno para aprender a usar el Gotrax GXL, pero una vez superas ese aprendizaje lo mejor es usar el segundo modo para acelerar mejor

El primer modo es estupendo para quien esté cogiendo un patinete eléctrico por primera vez, pero deja de ser útil en cuanto te acostumbras y empiezas a dominar su conducción. Su aceleración hace que no llegues ni a superar los 13 Km/hora en terreno plano, algo que a muchos les parecerá insuficiente en su día a día.

Es por eso que lo recomendable, una vez hayas aprendido a controlar bien el patinete, es utilizar siempre el segundo modo de conducción que ya te permite ir a velocidades que pueden llegar a ser de 23-24 Km/h en terreno plano. Más que suficiente para superar las pendientes que puedas encontrarte en algunas ciudades.

Gotrax Gxl Caballete

El freno eléctrico regenerativo, por cierto, tiene una muy buena reacción. Si pulsamos la palanca de freno con rapidez y bian hacia abajo, el patín frena en muy poca distancia dándonos un buen tiempo de reacción cuando hay que decelerar bruscamente. Cuidado: si estás acostumbrado a un freno de mano como el de las bicicletas, aprender a frenar con esta palanca puede ser confuso al principio.

Sin software, y eso no tiene por qué ser del todo malo

Mientras que opciones más populares como el patinete de Xiaomi destacan por poder ser gestionados desde una aplicación móvil, el Gotrax GXL no tiene esta opción. Eso hace que el patinete no sea el mejor para quienes buscan poder personalizar y modificar su comportamiento al máximo, o para quienes quieren poder controlar su carga a distancia.

Sin embargo, con esto tampoco quiero decir que la ausencia de aplicación móvil convierta al Gotrax GXL en un mal patinete. Es más: para quien no quiera complicaciones, el no tener aplicación móvil simplifica la experiencia. Un sólo botón para encender, apagar y acelerar. Nada más, no es necesario tener una aplicación instalada en nuestro móvil. Para quien no quiera líos, eso es bueno. Simplicidad versus capacidad de personalización, la elección es esta.

Gotrax GXL, la opinión de Xataka

Gotrax Gxl Tamano

Sacando ya las conclusiones generales, hay que decir que el Gotrax GXL es un patinete bastante capaz para quien simplemente quiera un vehículo de transporte personal para desplazarse en las grandes ciudades, Su peso y dimensiones son adecuadas (esos 12 Kg son muchos Kg, pero ninguna otra alternativa se libra de pesos así), y el hecho de que no coja velocidades tan rápidas como algunas otras alternativas no lo convierte en un patinete lento.

Donde pondría advertencias es por ejemplo en el desgaste a nivel estético que puede sufrir el Gotrax GXL si hacemos un uso intensivo de él, o que la autonomía y la velocidad máxima del patinete pueden no ser suficientes si tienes la intención de exprimirlo al máximo en trayectos largos y que implique ir con cierta rapidez. Este Gotrax GXL es un patinete para quien necesite algo simple, sin demasiadas pretensiones. No es un patinete “Pro”, pero es válido para los que no tengan ambiciones de ser “Pro”.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Gotrax. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.