Inicio Noticiero Digital «Habrá que subir los precios, no hay otra solución»: el Gobierno denuncia...

«Habrá que subir los precios, no hay otra solución»: el Gobierno denuncia competencia desleal de Ouigo frente a Renfe

«Lo que en principio iba a ser una competencia se ha convertido en una guerra. Principalmente por la competidora francesa, que está vendiendo muy por debajo del coste«. Así justificaba Oscar Puente, Ministro de Transportes, el anuncio de que el Gobierno se plantea denunciar a Ouigo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por competencia desleal.

La afirmación de Puente llegó en una entrevista en Onda Cero, donde aseguró que la compañía francesa «lleva perdidos unos 40 millones de euros», como consecuencia de vender billetes mucho más baratos que la competencia. Esta estrategia se está repitiendo con mayor frecuencia en las líneas con mayor afluencia, como en los trayectos Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia.

Aunque Puente señaló que la estrategia de Ouigo no puede ser rentable, lo cierto es que desde la propia compañía francesa lo reconocieron el pasado año. «La línea de Zaragoza no es rentable hoy, pero no subiremos los precios», confirmó Federico Pareja, director comercial y de márketing de Ouigo en España, a El Periódico de Aragón en mayo de 2023.

Lo que aseguran desde el Ministerio de Transportes es que «se han reducido los precios hasta un nivel que es insostenible para las tres competidoras». Y recalcan que esto no se puede mantener «si la compañía francesa no quiere perder dinero en los próximos 10 años». Y esperan que el resultado sea el esperado «habrá que subir los precios, no hay otra solución», resume Puente como única vía.

Ouigo, acusada de dumping

De lo que acusa Puente a Ouigo es de dumping. Esta práctica consiste en entrar en un mercado ofreciendo precios por debajo del coste real del servicio, es decir, a pérdidas, porque detrás hay un Estado que aporta los subsidios suficientes para mantener con vida a la compañía que ejerce esta estrategia.

Hay que tener en cuenta que Ouigo es una compañía de capital 100% del Estado francés. Al contrario que Iryo, donde una parte la conforma el capital privado, la compañía gala está sostenida enteramente por el país vecino donde, además, Renfe se está encontrando muchos problemas para poder operar.

Sin embargo, Renfe también está actuando de una manera similar en el país vecino. De hecho, también se estrenó con ofertas de billetes a nueve euros en sus primeros viajes durante el verano de 2023. La cuestión de fondo, y lo que denuncian desde el Gobierno, es que la estrategia se repite de forma reiterada, lo que está propiciando una caída en el ticket medio y que las compañías estén perdiendo dinero.

Según los últimos datos de la CNMC, recogidos en La Vanguardia, el precio medio de Ouigo entre Madrid y Barcelona es de 37,43 euros, por los 43,10 euros de Iryo y los 43,88 euros de AVLO (la compañía de low cost de Renfe). El AVE se desmarca con un coste medio de 62,39 euros.

Si echamos el ojo al pasado, los datos de la CNMC recogen que Ouigo ha rebajado sus precios en un 11%, empujando a Renfe a rebajar los precios de sus AVLO (en un 12%) y AVE (20%). Solo Iryo, con una subida del 15%, ha encarecido sus billetes.

El asunto de los precios de Ouigo hace tiempo que marca la agenda en el sector ferroviario. El pasado mes de marzo, Alain Krakovitch, CEO de Ouigo, recalcó que «no recibimos subvenciones. Mantendremos los precios bajos«, en palabras recogidas por Cinco Días.

Entonces, Krakovitch, ya aseguró que esperaban llegar pronto al punto de equilibrio. Apuntaba que «estamos en fase de rump up (lanzamiento) en España» y que, además, han tenido que enfrentarse a un contexto más duro que el de Italo en Italia «donde tardó tres o cuatro años en llegar al umbral de equilibrio en un contexto de rebaja del 30% en los cánones y sin que entonces le afectaran el Covid o los altos precios de la energía».

La compañía hace tiempo que defiende su postura y asegura que los cánones de Adif son extremadamente altos y uno de los motivos de sus pérdidas. Esto es lo que aseguraba Helene Valenzuela, directora general de Ouigo España, en octubre de 2022. Unas reclamaciones a las que también se sumó Iryo, quienes recalcan que el 58% de sus costes totales se los come Adif.

Imagen | Ouigo

En Xataka | Ouigo tiene el visto bueno para ampliar su red y seguir incomodando a Renfe: estos serán sus nuevos destinos