HP EliteBook x360 1030 G3, análisis: un ultrabook convertible a salvo de miradas indiscretas

5

HP sigue siendo uno de los fabricantes de PC que más opciones convertibles y completas ofrece en el mercado. El nuevo HP Elitebook x360 1030 G3 es el equipo de referencia dentro de los nuevos lanzamientos para el mundo laboral de la compañía.

En Xataka llevamos una semana probándolo y éste es nuestro análisis completo.

HP Elitebook x360 1030 G3, ficha técnica

Hermano casi gemelo de los Spectre x360, el HP Elitebook x360 1030 G3 es el nuevo equipo de corte profesional y del entorno más laboral que de consumo del fabricante que más opciones da en el mundo de los ultrabooks convertibles.

HP Elitebook x360 1030 G3
Pantalla LCD IPS de 13,3 pulgadas Full HD, 700 nits de brillo, acabado mate
Resolución 1.920 x 1.080 puntos
Procesador Intel Core i7-8650U 1,9 Ghz
Gráficos Intel UHD 620
RAM 16 GB LPDDR3-2133
SSD 512 GB SSD PCIe NVMe M.2 SED
Sonido y webcam Sonido Bang&Olufsen con 4 altavoces estéreo / Cámara 1080p e infrarrojos
Versión S.O. Windows 10 Pro
Conectividad Intel Dual Band Wireless-AC 8265 802.11a/b/g/n/ac (2 x 2) Wi-Fi / Bluetooth 4.2
2 x USB-C (carga del portátil, salida de vídeo y transferencia de datos hasta 5 GB/s)
1 x USB 3.1 / 1 x HDMI 1.4 / 1 x jack auriculares de 3,5 mm / Ranura nanoSIM
Peso 1,25 Kg
Precio A partir de 1800 euros

El HP Elitebook x360 1030 G3 es una actualización menor del modelo del año pasado, al que se le ha mejorado la apariencia, retocado algunos elementos principalmente de conectividad, y dotado de los nuevos procesadores de octava generación de Intel. El apartado gráfico, lo más débil del equipo, pivota todo sobre la integrada Intel UHD 620, por mucho que el apellido 1030 pueda llevar a equivocación sobre la presencia o no de una dedicada de Nvidia.

Pese a su curioso apellido el HP Elitebook x360 1030 G3 no ofrece soluciones gráficas dedicadas

Todo ello ha sido aderezado por elementos que son bienvenidos en el entorno de los trabajadores en movilidad, como la ranura para nanoSIM o un extra de seguridad tanto a nivel hardware como de software.

El atractivo del metal bien acabado

HP, con cambio de logo desde hace poco, ha actualizado el diseño de sus equipos portátiles de forma radical, dotándolos de un atractivo que le otorga un extra de valor a su catálogo. Hablar de un modelo comprometido con el ámbito de la empresa ya no significa descuidado en el aspecto estético.

El diseño del HP Elitebook x360 1030 G3 aúna atractivo visual, dimensiones correctas y un acabado metálico del más alto nivel

Basta mirar el nuevo HP Elitebook x360 1030 G3, el cual presenta acabado metálico en todo su cuerpo, con carcasa bien rematada, redondeada en sus extremos para que no resulte agresiva y con un acabado mate agradable al tacto y muy limpio, lo que ayuda a mantener el equipo impoluto en el día a día.

El portátil, sin batir récords de ligereza o delgadez, presenta unas dimensiones contenidas y muy equilibradas para el mercado al que va dirigido. Tiene un peso de poco más de 1.2 kg y un grosor de 1,5 cm, por lo que, cuando queremos usarlo como tablet, no es un modelo incómodo ni poco manejable.

Hemos indicado que podemos usarlo como tablet porque estamos ante un portátil plenamente convertible donde la pantalla se abate completamente (180 grados) sobre el teclado. Lo hace gracias a un sistema de bisagras robusto y que admite detener con fiabilidad el abatimiento de la pantalla en cualquier punto. La resistencia que presenta al desplazamiento es perfecta, aguantando su propio peso al tiempo que no require más que una mano para la apertura del equipo.

Elitebook Bisagras

El buen acabado metálico de la carcasa externa se mantiene idéntico en el interior. Ahí destacan los dos altavoces laterales que ocupan el espacio que queda entre el teclado y el borde del equipo, y que vienen firmados por Bang&Olufsen, encargado del sonido de este portátil.

Captura Sonido

En este aspecto, el equipo suena realmente bien, con potencia y claridad que no se suele ver mucho en este tipo de equipos tipo ultrabook. Es un extra que ha de considerarse de valor si es una aspecto que estás buscando especialmente en un portátil que también te de satisfacciones en sesiones de reproducción de contenidos multimedia o simplemente usando la cámara web integrada para llamadas de voz o vídeo.

Rejillas Sonido

Respecto a la parte inferior del equipo, encontramos las típicas bandas de goma antidelizantes, que van de lado a lado, la salida de ventilación justo entre las bisagras y una rejilla extra para el sonido.

El difícil equilibrio de la conectividad

Uno de los apartados que más pueden separar el mercado de consumo del profesional está en los puertos de los equipos. Este HP Elitebook x360 1030 G3 juega un poco a dos bandos y el resultado queda algo en tierra de nadie.

En la lado derecho contamos con un puerto USB-A 3.1 que en algunas familias de ultrabooks selectos y delgados hace un tiempo que desapareció. A su lado encontramos el puertos de auriculares y el botón de encendido, al que ciertamente cuesta acostumbrarse. Lo preferimos siempre en el interior, donde está más al alcance y no hay que tentar con los dedos para su encendido como ocurre ahora.

Lado Izquierdo

En ese lado izquierdo del portátil contamos también con una ranura para tarjeta nanoSIM, una de las peculiaridades de este Elitebook.

El grueso de las conexiones hay que buscarlo en el lateral derecho del portátil. Ahí están los dos puertos USB-C (Thunderbolt 3), uno de ellos para carga, un puerto completo HDMI 1.4, el conector de seguridad y, sorpresa, un control físico de volumen que pese a resultar cómodo, seguimos prefiriendo en el interior.

Lado Derecho

Como grandes ausencias hay que mencionar el puerto Ethernet, así como la ranura para tarjetas microSD, dos puertos que en ciertos sectores de trabajadores puede tener mucho sentido, sin tener que depender de estaciones base o adaptadores que siempre suponen más carga en el día a día y un extra de memoria para que no se nos olviden nunca.

No cuenta como puerto realmente pero no nos olvidamos del lector de huellas que nos ayuda a una identificación más rápida y segura.

Un touchpad de gran nivel

Una de las sorpresas agradables del Elitebook de HP lo encontramos en el touchpad. Tiene acabado en cristal, facilitando el desplazamiento fluido y muy preciso por su superficie. En nuestra prueba los gestos con varios dedos han funcionado a la perfección, y es uno de los más fiables que hemos visto bajo el ecosistema Windows.

Imagen Trackpad

Pero todavía le queda margen de mejora. Para empezar el tamaño sí que podría ser mayor para sentir mayor libertad de movimientos. Por otro lado, la implementación de los botones sobre el propio mecanismo del cristal me ha resultado algo dura y con demasiado recorrido.

¿Y el teclado? Es de tipo chiclet, con buen recorrido, bastante silencioso pero unas dimensiones globales algo reducidas. Es fácil y rápido acostumbrarse pero creo que unas teclas de un tamaño algo mayor le hubieran sentado bien.

Teclado

De su distribución llaman la atención algunos accesos directos como el del calendario de Windows o la función de teléfono (recordemos que tiene ranura para tarjeta SIM y perfil empresarial), así como las reducidas dimensiones de las teclas de desplazamiento superior e inferior.

El teclado es retroiluminado de manera individual en cada tecla, sin fugas molestas, disponiendo de dos niveles de luminosidad además del modo apagado.

Una pantalla brillante con modo de privacidad

Resulta curioso que el apartado más configuraba de un portátil sea la pantalla. Más incluso que de procesador, RAM o unidad de almacenamiento. Ocurre con el HP Elitebook x360 1030 G3, el cual está disponible hasta con cinco diferentes configuraciones de pantalla.

La elección más significativa tiene que ver con la resolución del panel, que puede ser 1080p o 4K. Pero también hay posibilidad de elegir brillo máximo o tipo de panel (mate o con brillo). El modelo que nosotros hemos probado en Xataka es el que ofrece resolución de 1080p, pero en la versión con panel acabado mate para evitar reflejos.

Hasta cinco configuraciones diferentes admite el HP Elitebook x360 1030 G3 para su pantalla. La más interesante es la que hemos probado en Xataka

Este tipo de acabado es ideal para quienes trabajan mucho en entornos luminosos y especialmente exteriores. El panel del Elitebook presenta ángulos de visualización solo correctos que permiten trabajar con inclinaciones extremas de la pantalla aunque perdiendo fidelidad de color y brillo.

El panel presenta una reproducción de color correcta, buen contraste y sobre todo destaca por un brillo muy alto de 700 nits, muy agradecido en exteriores pero que debemos reducir a la mitad en interiores para trabajar sin cansancio ni molestias.

Pantalla Imagen General

En la pantalla de este Elitebook se han reducido bastante los bordes laterales, aunque sin llegar a poder ser considerado como un portátil con pantalla sin bordes. El superior, el más contundente, incluye cámara con bastante calidad para realizar videoconferencias, además de una IR.

Esa reducción de bordes se agradece cuando pasamos al modo tablet. Con un rápido giro de 180 grados podemos colocar la pantalla completamente sobre el teclado y aprovechar la tecnología táctil del panel. Este elemento es muy preciso, podemos movernos con el dedo sin problemas de precisión por todo el sistema operativo y sus opciones, pero además el equipo viene con un styles para cuando necesitamos dibujar o tomar notas.

Pantalla Tactil Hp Elitebook

Otro detalle interesante para quienes usan el portátil para trabajo en movilidad es el botón para evitar miradas indiscretas a la pantalla. Con un solo toque, la pantalla aplica un filtro que oscurece ligeramente la pantalla cuando la miramos de manera frontal, pero que hace bastante difícil su visualización desde un lateral. La dificultad de visualización ya se aprecia a unos 50 grados.

Un brillo cerca del doble de lo habitual y el acabado mate hace el equipo muy adecuado para el trabajo en exteriores

Este modo de visualización no está pensado para mantener durante lagos periodos de trabajo (el filtro hace bajar la calidad de visualización del panel) pero me parece una idea estupenda y bien implementada.

Este truco no es el único elemento de seguridad que añade HP a este equipo de la gama Elitebook. Hay otras soluciones integradas y transparentes para el usuario, como la tecnología HP Sure Start que asegura que no haya problemas de ataques o intentos de modificación de la BIOS en el equipo, y que podamos arrancar de manera fiable el sistema.

Echando de menos una solución gráfica dedicada

Basta arrancar el HP Elitebook x360 1030 Pro y ejecutar aplicaciones de uso habitual para darse cuenta de que no tendremos problemas de rendimiento por bastante tiempo en tareas de ocio y profesionales no especificas.

En su interior late un Core i7-8550U a 1,9 Ghz acompañado de 16 GB de memoria RAM. Con esa parte de la ficha técnica pudimos disfrutar mucho de una ejecución rápida de programas y acciones diarias en tareas que no son profesionales a nivel gráfico o de edición de vídeo.

Otros benchmarks donde sus cifras están en consonancia con modelos de similar configuración son PCMark Work, con una puntuación de 3791, así como en CineBench, donde en la parte de CPU ha obtenido 436 puntos.

El lunar en la ficha técnica de un equipo de este precio está en el apartado gráfico, donde no hay opción de elegir una solución dedicada

La ausencia de peros en cuanto a rendimiento bruto del HP EliteBook x360 1030 G3 cuando nos limitamos a la CPU no se puede trasladar al apartado gráfico.

Con un precio por encima de los 1800 euros, de este EliteBook esperábamos al menos una solución gráfica intermedia que no nos dejara solo en manos de la integrada UHD 630 de Intel.

Con ella las cifras de los benchmarks gráficos son muy discretos, así que nada de pensar en jugar a nada que no sea algo ocasional y sin requerimientos.

Recurso Elitebook

En cuanto a capacidades de ampliación, la memoria RAM, que es de 16 GB, está solada a la placa, aunque la unidad SSD M.2 sí que admite ser actualizada. En todo caso, con 512 GB que lleva de serie el sistema analizado no necesitarás nada más.

Es además una unidad SSD de excelente rendimiento, y eso es un valor que hay que tener siempre en cuenta a la hora de establecer la relación calidad-precio del equipo.

Ssd Benchmarks

Por último hemos de hablar de los niveles de ruido y calor del portátil tanto en modo de reposo como a pleno rendimiento. El sistema de refrigeración se ha reforzado para que ni el ruido ni el calor sean problema incluso en tareas de las más exigentes.

En las pruebas de rendimiento hemos notado un aumento de calor en la parte superior del teclado, así como en la inferior justo en la salida de aire. Con calor ambiente y sobre las rodillas, es un equipo que puede resultar incómodo, pero en otras configuraciones más habituales, como una mesa, la refrigeración actúa perfectamente sin que además el ruido llegue a ser un problema, pues los dos ventiladores solo se ponen en marcha y son apreciables en situaciones excepcionales.

Autonomía correcta, sin ningún alarde

A menudo algunas familias de ultrabooks sufren de problemas de autonomía cuando el fabricante prioriza potencia y delgadez a tamaño de batería. El HP EliteBook x360 1030 G3 es consciente de que tiene tareas de trabajo en movilidad, su fuerte, y la batería cumple, aunque sin grandes alardes.

En el trabajo diario con el equipo, durante la semana que lo hemos estado usando como equipo principal, con tareas de edición de texto, algo de imágenes, redes sociales y casi todo el tiempo dentro del navegador web (con conectividad WiFi), el portátil de HP nos ha permitido trabajar de forma continua durante sesiones de entre 3 y 3,5 horas, siempre con el brillo a un nivel medio-alto.

Otro escenario de uso en el que sometemos a pruebas a los portátiles se basa en la reproducción de vídeo con brillo a unos 200 nits y conectividad Wifi activada, tarea en la cual el modelo de HP es capaz de superar las 8,5 horas sin problema.

HP Elitebook x360 1030 G3, la opinión y nota de Xataka

El mundo de los portátiles de tipo ultrabook admite muchas recetas, todas ellas alrededor de máxima portabilidad sin renunciar a una potencia suficiente. Este nuevo HP Elitebook x360 1030 G3 cumple con la mayoría de condiciones que podemos exigirle a un equipo destinada principalmente al trabajo, empezando por su rendimiento y acabando por detalles específicos y nada habituales en el mercado de consumo tanto a nivel hardware como del lado del software.

En nuestra prueba hemos quedado satisfechos con la pantalla en exteriores, especialmente con el acabado mate, brillo alto y el curioso pero bien pensado modo de privacidad. También la solución convertible cumple con creces, pero nos deja algo de mal sabor de boca que no haya opciones para integrar soluciones gráficas dedicadas y algo más de autonomía, factores que junto con el precio alto alejan a parte del sector de consumo de esta solución.

8,5

Diseño9

Pantalla 8,5

Rendimiento8

Teclado/trackpad9

Software8,75

Autonomía7,5

A favor

  • Los detalles para profesionales, como el modo de privacidad o la protección de la BIOS
  • Diseño y acabado de máximo nivel
  • Rendimiento adecuado para tareas ofimáticas y de reproducción de contenidos
  • Pantalla muy adecuada para trabajo en exteriores
  • Sonido vía altavoces de mucha calidad

En contra

  • Apartado gráfico solo disponible con solución integrada
  • Escasez de puertos para el sector profesional
  • Batería escasa para un equipo que quiere viajar mucho
  • Precio alto