Inicio Noticiero Digital Intel y AMD se preparan para perder miles de millones de dólares....

Intel y AMD se preparan para perder miles de millones de dólares. Buena parte de su negocio está en manos de China

Hace apenas tres días os contamos que el Gobierno liderado por Xi Jinping ha decidido prohibir la utilización de los procesadores fabricados por Intel y AMD en los ordenadores utilizados por el Gobierno y la Administración en una evidente muestra de desconfianza hacia estos chips de origen estadounidense. Además, el documento que recoge el alcance de las sanciones también contempla la prohibición de Microsoft Windows y de las bases de datos extranjeras en beneficio del software de estas categorías desarrollado por las empresas chinas.

Para el Gobierno chino es esencial garantizar «la seguridad y la fiabilidad» de los procesadores y los sistemas operativos que emplea en sus agencias e instituciones. De hecho, a finales del pasado mes de diciembre publicó un listado que recoge las CPU, los sistemas operativos y las bases de datos que considera seguras y fiables. Todas son, como cabe esperar, soluciones chinas. Es evidente que China puede permitirse tomar este camino porque tiene alternativas a los productos que proceden de EEUU y sus aliados.

Malas previsiones económicas para Intel y AMD

Si finalmente las sanciones del Gobierno chino se consuman, y por el momento no tenemos ninguna pista que nos invite a prever que no vaya a ser así, los ingresos de Intel y AMD se resentirán. Se resentirán seriamente. Durante el año fiscal 2023 Intel ingresó 54.200 millones de dólares, y el 27% de esos ingresos procedió del mercado chino. Durante ese mismo año fiscal AMD ingresó 22.700 millones de dólares, y el 15% de estos ingresos llegó desde el mercado chino. Es evidente que China tiene un peso muy importante en el negocio global de Intel y AMD.

Si las sanciones de China prosperan Intel podría perder hasta 1.500 millones de dólares en ingresos, y AMD varios cientos de millones de dólares

Los números no dejan lugar a dudas. Según Reuters si el Gobierno chino decide finalmente excluir los procesadores de Intel y AMD de los ordenadores y servidores utilizados por el Gobierno y la Administración Intel podría perder hasta 1.500 millones de dólares en ingresos, y AMD varios cientos de millones de dólares. No obstante, cabe la posibilidad de que el Gobierno de Xi Jinping decida ir más allá y extienda el alcance de las sanciones a todo el mercado chino. Si sucediese esto la caída de los ingresos de Intel y AMD sería muy superior, y en ambos casos se contabilizaría en miles de millones de dólares.

Si llegase a darse el peor escenario posible, algo que no podemos descartar en la actual coyuntura de tensión entre China y EEUU, la única opción que tendrían Intel y AMD para recuperar sus ingresos en China pasaría por entregar a la Administración liderada por Xi Jinping los documentos de diseño y el código completo de sus procesadores. Sería la única forma de que una vez supervisada esta documentación China decidiese incluirlos en el listado de productos permitidos. Sin embargo, es muy improbable que estas dos compañías estadounidenses decidan dar este paso hacia delante por mucho que una parte importante de sus ingresos dependa de ello. Veremos qué pasos da China durante las próximas semanas.

Imagen | Intel

Más información | DigiTimes Asia

En Xataka | EEUU ha provocado que China y Europa se peleen por ASML. La empresa de Países Bajos tiene su propio plan