Inicio Noticiero Digital iPhone 13, análisis: tan bueno, potente e imperfecto como siempre

iPhone 13, análisis: tan bueno, potente e imperfecto como siempre

Apple ya ha puesto sobre la mesa su propuesta para conquistar el terreno de los móviles premium, los iPhone 13. Lo ha hecho sin demasiados cambios, sobre todo en los modelos no-Pro que, salvo porque ha cambiado la posición de las cámaras y el tamaño del notch, son casi indistinguibles de los iPhone 12 del año pasado.

Sin embargo, y a pesar de que los grandes cambios se han reservado para los modelos Pro, el iPhone 13 tiene mucho que decir: monta lo último de lo último en procesadores Apple, tiene el modo cinemático que tanto ruido ha hecho en redes sociales y mejora sustancialmente la autonomía. En Xataka ya lo hemos probado largo y tendido y esta ha sido nuestra experiencia.

Ficha técnica del iPhone 13

IPHONE 13

DIMENSIONES Y PESO

146,7 x 71,5 x 7,6 mm
173 gramos

PANTALLA

Super Retina XDR OLED de 6,1 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.532 x 1.170 píxeles)
460 ppp
True-Tone
HDR
800 nits

PROCESADOR

Apple A15 Bionic
GPU cuatro núcleos
Neural Engine

MEMORIA RAM

4 GB

ALMACENAMIENTO INTERNO

128/256/512 GB

CÁMARA TRASERA

12 MP f/1.6, OIS
Gran angular: 12 MP f/2.4, 120º FOV
Vídeo: 4K Dolby Vision

CÁMARA DELANTERA

12 MP f/2.2

BATERÍA

3.227 mAh
Carga rápida 20W
Carga inalámbrica 7,5W
Carga MagSafe 15W

SISTEMA OPERATIVO

iOS 15

CONECTIVIDAD

5G (sub-6 GHz)
LTE Gigabit MIMO 4×4

WiFi 6 MIMO 2×2
Bluetooth 5.0
Chip UWB
NFC
GPS, GLONASS, Galileo, QZSS, BeiDou
NanoSIM y eSIM

OTROS

Resistencia IP68
FaceID
Altavoces estéreo
Dolby Atmos

PRECIO

128 GB: 909 euros
256 GB: 1.029 euros
512 GB: 1.259 euros

Apple iPhone 13 (128 GB) – Azul

Diseño: menos mal que las cámaras han cambiado de posición

Iphone 13 2

Cuando presentaron el iPhone 13 me llamó la atención que las cámaras hubiesen cambiado su posición. No lo llegué a entender del todo, sobre todo viendo que los iPhone 13 Pro conservan la disposición de las cámaras aun teniendo un módulo más grande. Ahora que he tenido el iPhone 13 en la mano lo entiendo: es la única forma que tenía Apple de conseguir que alguien diferenciase el iPhone 12 del iPhone 13 a simple vista.

Dejando de lado los 0,3 milímetros de grosor adicionales, los 10 gramos extra y el desplazamiento de las cámaras del iPhone 13, el nuevo móvil de Apple es y se siente exactamente igual que el iPhone 12 y el iPhone 12 Pro. Yo uso un iPhone 12 Pro como móvil personal y cambiar de uno a otro ha sido como no hacerlo.

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm²) Volumen (cm3)
iPhone 13 146,7 71,5 7,7 174 6,1 3.227 104,89 80,76
iPhone 12 Pro 146,7 71,5 7,4 187 6,1 2.815 104,89 77,61
Samsung Galaxy S21 151,7 71,2 7,9 171 6,2 4.000 108,01 85,33
Realme GT 158,5 73,3 9,1 186,5 6,43 4.500 116,18 105,73
Xiaomi Mi 11 Utra 164,3 74,6 8,38 234 6,81 5.000 122,57 102,71
Sony Xperia 5 III 157 68 8,2 169 6,1 4.500 106,76 87,54
Huawei P40 Pro 158,2 72,6 8,95 209 6,58 4.200 114,85 102,79
OnePlus 9 Pro 163,2 73,6 8,7 197 6,7 4.500 120,12 104,5

El iPhone 13 repite el diseño del iPhone 12, que a su vez era una inspiración del iPhone 5. Como tal, la parte trasera está hecha de cristal y los marcos, totalmente rectos, de aluminio. Personalmente, me gustaba más el diseño de los iPhone 11 en parte por sus marcos redondeados, ya que permiten un mejor agarre.

La trasera se llena de huellas con solo mirarla. No es tan evidente en la parte coloreada, pero sí nos fijamos en el logo de la manzana veremos que las huellas se quedan muy, pero que muy marcadas. Maniáticos de la limpieza, avisados quedáis.

Iphone 13 10

El módulo de la cámara sigue siendo del mismo tamaño que el del iPhone 12, solo que la lente inferior ha cambiado de posición: ahora está en la derecha. Y hasta ahí los cambios en materia de diseño, porque por lo demás el iPhone 13 es exactamente igual que el iPhone 12. Bueno, no, está el notch, que es más pequeño, pero de eso hablaremos en el siguiente apartado.

También hay otro cambio menor: la posición de los botones y la pestaña del modo vibración. Apple los ha puesto un poquito más abajo, algo que puede chocar al principio si venís de un iPhone anterior. En cualquier caso, es un cambio que yo agradezco porque hace que los botones estén en una posición todavía más cómoda al usar el móvil con una mano.

Iphone 13 5

Dicho lo cual, el iPhone 13 es un móvil que se siente premium nada más cogerlo. Si de algo sabe Apple es de construir móviles, y se nota. Es agradable al tacto y, a pesar de tener una pantalla relativamente grande, se siente compacto y equilibrado. Es un iPhone bastante ligero y no es pesado usarlo con una sola mano.

Tiene el mismo problema que los modelos anteriores, y es que el módulo de las cámaras sobresale bastante. Eso provoca que se tambalee al dejarlo con la pantalla hacia arriba sobre una mesa. Ahora bien, si tenéis pensado ponerle una funda resolveréis este problema (y el de las huellas).

Iphone 13 6

En cuanto a conexiones y puertos, sin sorpresas. El lateral derecho queda reservado para el botón de inicio (que ya podría ser un lector de huellas, ejem, ejem), el izquierdo aloja los botones de volumen, la pestaña para el modo vibración y la bandeja de la SIM y el marco inferior guarda el puerto Lightning (perfectamente centrado) y los altavoces. El otro altavoz, para el estéreo, está en el notch.

En resumidas cuentas, es un móvil muy bien construido, compacto y perfectamente terminado. Esto, todo sea dicho, es algo exigible si tenemos en cuenta su precio. En materia de diseño, quitando que no tiene jack de auriculares y que la trasera se llena de huellas, no se le puede poner ninguna pega.

Pantalla: el notch adelgaza

Iphone 13 7

Y ahora que ya hemos visto cómo es el iPhone 13 por fuera, vamos a pasar a la pantalla. El dispositivo, por suerte y por desgracia, es casi, casi, casi igual al iPhone 12. No hay diferencias en la diagonal, que sigue siendo de 6,1 pulgadas, ni en la tecnología usada, en tanto que tenemos un panel Super Retina XDR OLED con resolución FullHD+.

¿Dónde están los cambios, entonces? En dos apartados: el notch y el brillo, así que empecemos por el primero. El notch es un 20% más pequeño que el de generaciones anteriores. Es algo menos ancho y algo más delgado, pero sigue siendo un notch. Sigue siendo visible y si no te gustaba antes tampoco te va a gustar ahora.

Iphone 13 8

Que el notch reduzca su tamaño es una buena noticia y nos lleva a pensar que en algún momento, quizá pronto, tengamos un iPhone todo pantalla / con panel perforado, pero por el momento es lo que hay. Por otro lado, y sin que tenga mayor implicación en el día a día, el altavoz, que antes estaba en la zona central del notch, ahora está un poco más arriba, pegando con el marco.

¿Cuál es el problema con el notch? Que no se aprovecha. La ganancia de espacio libre, que tampoco es mucha, no supone tener más iconos en la barra de notificaciones ni nada por el estilo. De hecho, mi sensación es que los iconos son algo más gruesos, pero más allá de eso, se puede concluir que la reducción del tamaño del notch es testimonial.

Iphone 13 17

En cuanto al brillo, la diferencia está en el brillo máximo. Eli iPhone 12 tiene un nivel de brillo típico de 625 nits y pico de 1.200 nits. El iPhone 13, sin embargo, sube el brillo típico hasta los 800 nits y conserva los 1.200 nits de pico. ¿Implicaciones? Sobre el papel, mejor visibilidad a plena luz del día, pero no es algo que vayamos a notar mucho durante el uso, y menos ahora que estamos en pleno otoño.

Por lo demás, la pantalla del iPhone 13 ofrece una experiencia similar a la del iPhone 12. La resolución es FullHD+ y, desgraciadamente, en la recta final de 2021 el dispositivo se queda con 60 Hz de tasa de refresco. Apple ha decidido dejar esta tecnología para los modelos Pro, y es «comprensible», entre comillas, pero hace del iPhone 13 un dispositivo mucho menos interesante de lo que podría ser.

Iphone 13 9

En cualquier caso, la calidad del panel es excepcional. Ya usemos el móvil para ver películas con HDR, vídeos en YouTube o jugar tendremos una experiencia sobresaliente en todos los apartados, salvo en la tasa de refresco, claro está. La calibración de fábrica es excepcional y no faltan opciones como True Tone y el modo oscuro automático.

En definitiva, es una pantalla de calidad. Creo que es imposible sacarle pegas a nivel de visualización, tamaño y resolución, pero desgraciadamente se queda por detrás de sus competidores más directos en tasa de refresco. La cosa cambia en el iPhone 13 Pro, pero en el iPhone 13 tenemos una pantalla con lo mejor de la gama alta (visualización) y lo peor de la gama baja (tasa de refresco).

Sonido: sin jack (obviamente), pero solvente

Iphone 13 3

Y ahora que hablamos de la pantalla y la visualización de contenido, no está de más dedicarle un par de párrafos al sonido. No creo que los iPhone hayan sido nunca terminales que hayan brillado por su calidad de sonido y este no es una excepción, pero podemos decir que se escucha alto y claro, que el sonido tiene pegada y que se pueden ver películas o vídeos y escuchar música y podcasts sin problemas.

Sobra decir que no tiene jack de auriculares y que no hay auriculares incluidos en la caja. Para usar unos auriculares, o pasamos por el aro de un adaptador lightning-jack o nos pasamos a unos TWS, de los cuales Apple tienen unas cuantas opciones.

Lo que sí conviene destacar es que el iPhone 13 es compatible con FLAC, Dolby Atmos y Apple Lossless, el códec necesario para explotar (no al máximo, pero sí mejor con auriculares inalámbricos) el formato sin pérdida de Apple Music. También es compatible con audio espacial, algo muy interesante y que gana enteros en ciertos contenidos de Apple TV.

Rendimiento: lo que cabría esperar de un iPhone

Iphone 13 13

Seguimos con el rendimiento, un apartado que nos ha dejado con un sabor de boca exquisito. Apple sabe lo que se hace cuando habla de procesadores y el Apple A15 Bionic es, sencillamente, espectacular. Se trata de un procesador de cinco nanómetros que, ojo, no es exactamente el mismo que el de los Pro: en los iPhone 13 la GPU tiene cuatro núcleos mientras que en los iPhone 13 Pro tiene cinco.

El procesador está acompañado por 4 GB de memoria RAM, la misma que los iPhone 12, y en esta ocasión, por fin, partimos los 128 GB de almacenamiento interno hasta alcanzar los 512 GB. Pueden parecer pocos gigas de RAM si comparamos la cifra con lo que vemos en Android, pero iOS y Android juegan en ligas distintas y no requieren de los mismos recursos.

Iphone 13 20

En el día a día, el iPhone 13 se ha comportado como cabría esperar. La experiencia es excelente en todos los aspectos, ya usemos el móvil para hacer fotos, chatear, navegar o jugar. Es un iPhone hecho y derecho y no se aprecia el más mínimo retardo al abrir apps ni el más mínimo tirón al jugar a juegos como ‘Pokémon Unite‘, ‘Brawl Stars’ o ‘Pokémon GO’. Por si os interesan los benchmarks, he aquí los resultados:

iPHONE 13

SAMSUNG GALAXY S21 ULTRA

iPHONE 12 PRO

XIAOMI MI 11 ULTRA

ONEPLUS 9 PRO

HUAWEI P40 PRO

PROCESADOR

APPLE A15 BIONIC

Exynos 2100

Apple A14 Bionic

Snapdragon 888

Snapdragon 888

Kirin 990

RAM

4 GB

12 GB

6 GB

12 GB

12 GB

8 GB

GEEKBENCH 5

1.728 / 4.510

991 / 3.272

1.614 / 4.148

1.127 / 3.663

1.105 / 3.603

943 / 2.527

3D MARK (SLINGSHOT)

Maxed out

9.226

Maxed out

Maxed out

8.726

PC MARK WORK

14.043

11.691

11.919

9.476

¿Qué apreciamos? Algo de calentamiento, sobre todo cuando lo ponemos a cargar, cuando grabamos vídeo o sacamos fotos durante mucho rato o cuando jugamos más tiempo de la cuenta. No es algo exagerado, ni mucho menos, y el iPhone 13 no tarda demasiado en volver a su temperatura normal, pero nunca está de más comentarlo.

Finalmente, conviene destacar que el dispositivo es compatible con redes 5G sub-6 GHz. Esto está bien, sobre todo si vivís en una ciudad con 5G, como no es mi caso. La aplicación de esta conectividad queda, por ahora, relegada a un par de casos de usos minoritarios, pero que el iPhone llegue preparado para esta tecnología es una buena noticia. También es compatible con WiFi 6 y tiene chip UWB.

Sistema operativo: iOS 15 a la carga

Como no podría ser de otra manera, el sistema operativo que gobierna el iPhone 13 y sus hermanos hasta el iPhone 6s es iOS 15. iOS 15 es un sistema operativo completo, como ya lo era iOS 14, y su rendimiento es excepcional. Es un sistema operativo estable, eficiente desde el punto de vista energético y que, salvo un bug que comentaremos en el siguiente apartado, no nos ha dado problemas.

Ios

Interfaz de iOS 15.

No hay demasiadas novedades en términos gráficos y de diseño con respecto a iOS 14, más allá del rediseño de las notificaciones (que ahora son algo más pequeñas y muestran los iconos más grandes). Destaca el modo concentración (que es una especie de modo «No molestar» vitaminado y personalizable), la posibilidad de hacer FaceTime con móviles Android o Windows y los mapas, que son mucho mejores que los anteriores.

Live Text

Selección de texto en vivo.

De todos los cambios y novedades, yo me quedo con una que es útil, funciona de escándalo y se integra genial con Spotlight: el texto en vivo. Es de esas cosas que no aprecias hasta que la tienes y que se convierte en una herramienta imprescindible para el día a día. Si tenéis Google Lens, seguramente sabréis a qué me refiero.

El rendimiento de esta función es excepcional, tanto en la cámara en vivo como en las fotos de la galería. Poder extraer el texto de una foto de una forma tan intuitiva y rápida es, sencillamente, fabuloso. Y hablando de cosas mejoradas y útiles, mención especial merece la nueva app del tiempo, que es mucho más completa.

Tiempo

App del tiempo.

Lo que no me ha gustado tanto es el nuevo Safari. Que Apple haya decidido, por lo que sea, llevar la barra de navegación abajo no me parece óptimo. Es incómodo, es poco intuitivo y ha provocado que, por primera vez en mucho tiempo, me plantee usar un navegador alternativo. Cuestión de gustos, imagino.

Safari

¿Por qué?

Por lo demás, iOS sigue siendo iOS. Es un sistema operativo pensado por y para el ecosistema de Apple y en ese sentido cumple con creces su cometido. Si venimos de otro iPhone será como estar en casa, mientras que si venimos de Android la adaptación será tan intensa como lo ha sido siempre.

Biometría: FaceID, presente

Iphone 13 16

Decir a estas alturas que no tenemos lector de huellas es una obviedad, pero por si acaso: no tenemos lector de huellas. El único sistema de biometría que tenemos en el iPhone 13 es FaceID, uno de los sistemas de reconocimiento facial más avanzados hasta la fecha que es viable gracias a todos los componentes ocultos en el notch.

El registro es rápido, apenas un minuto, y el rendimiento es excepcional, tanto a plena luz del día como completamente a oscuras gracias al sensor infrarrojo. Además, está muy bien integrado con gestores de contraseñas como Bitwarden o las apps de los bancos.

Aunque FaceID funciona de escándalo, se echa en falta un sensor de huellas en algunos escenarios

¿Se echa en falta un lector de huellas? Por supuesto. Para desbloquear el iPhone es necesario cogerlo y apuntar la pantalla hacia nuestra cara, algo que puede ser incómodo en según qué situaciones que no supondrían mayor problema con un lector de huellas integrado.

En cuanto al uso con mascarillas, Apple lanzó hace poco una función que permite desbloquear el teléfono cuando llevamos la mascarilla si tenemos un Apple Watch. El problema es que hay un bug (reconocido por Apple) que, en el momento de escribir estas líneas, evita que este sistema funcione. No obstante, y ciñéndome a su rendimiento en mi iPhone 12 Pro personal, puedo decir que cuando funciona, funciona muy bien. El problema, evidentemente, es que tienes que tener un Apple Watch.

Cámaras: a la cabeza en vídeo

Iphone 13 4

Y llegamos así al apartado de la cámara, un apartado en el que vemos «muchas» y «pocas» novedades a la vez. «Pocas», porque el iPhone 13 sigue teniendo dos lentes y queda huérfano de telefoto. «Muchas», porque como el resto de terminales de la gama tiene el nuevo modo cinematográfico y los estilos.

Antes de pasar al resultado, hablemos del hardware. Como comprobaremos, la configuración de los sensores parece similar a la de los iPhone 12, pero hay una diferencia interesante y que ahora veremos si se nota o no: los píxeles son un poquito más grandes y el sensor principal tiene estabilización por desplazamiento.

  • Cámara principal: 12 megapíxeles con apertura f/1.6, 26 milímetros, píxeles de 1,7 micras, dual pixel PDAF y estabilización por desplazamiento.
  • Cámara gran angular: 12 megapíxeles con apertura f/2.4, 120º de campo de visión, 13 milímetros.

Como en los modelos del año pasado, el iPhone 13 es capaz de grabar en Dolby Vision HDR, cuenta con el modo Deep Fusion (que seguimos sin saber cuándo se activa y cuándo no) y con modo noche. Ahora bien, hay una novedad y son los estilos, que son una suerte de modo manual que, realmente, no lo son tanto.

Camara

App de cámara.

La app de cámara siguesiendo exactamente igual que en los modelos anteriores, con todo lo bueno y todo lo malo. Es muy fácil de usar, sin duda, pero hacer cualquier ajuste (salvo cambiar los FPS y la resolución) supone hacerlo desde la app de ajustes. Además, por algún motivo, ha desaparecido el botón para desactivar o activar el HDR.

Cámaras traseras

Empezamos con las cámaras traseras. El iPhone 13 consigue ofrecer un nivel de detalle muy bueno, a pesar de que los 12 megapíxeles pueden empezar a quedarse algo cortos en términos de resolución. Ya sabemos que más megapíxeles no significan mejores fotos, pero sería interesante ver qué es capaz de ofrecer la compañía con sensores de mayor resolución.

Angular Normal Dia

Fotografía tomada con el sensor principal.

Angular Normal Dia2

Fotografía tomada con el sensor principal.

En cualquier caso, con el sensor principal el dispositivo captura unas imágenes geniales. Si algo ha caracterizado a los iPhone desde ya un buen puñado de años es por sacar fotos naturales, sin un procesado más agresivo de la cuenta y fieles a lo que vemos con nuestros propios ojos. El resultado es muy bueno y nos ha dejado con un buen sabor de boca.

No obstante, debo reconocer que no aprecio demasiado el mayor tamaño de los píxeles. De hecho, las fotos sacadas con el iPhone 13 son muy, pero que muy parecidas a la de los iPhone 12. Eso es bueno, porque esas fotos ya eran buenas, pero también dejan patente que la cámara, de alguna forma, no ha evolucionado demasiado.

Gran Angular Dia

Fotografía tomada con el gran angular.

Gran Angular Dia2

Fotografía tomada con el gran angular.

El gran angular repite calidad y resultados. Desde mi punto de vista, el gran angular de los iPhone es de los mejores del mercado, en tanto que consigue corregir bien la distorsión de lente e iguala los colores con respecto a la misma imagen tomada con el sensor principal. Evidentemente, se pierde algo de detalle en los objetos lejanos al estar tirando la foto desde «más lejos».

El problema de la cámara es su escasa versatilidad. Apple sigue reservando el telefoto, ahora de tres aumentos, para los modelos Pro y eso deja a los iPhone 13 normales un poco cojos. Es cierto que se puede hacer zoom digital, pero los resultados no son ni de lejos los mismos. En pocas palabras, se echan en falta más opciones.

Zoom X1 Dia

Fotografía tomada con el sensor principal.

Zoom X5 Digital Dia

Fotografía tomada con el sensor principal con zoom digital de cinco aumentos.

Esto mismo se puede apreciar en el modo retrato. Al no tener telefoto sacamos el retrato con el sensor principal, cuya distancia focal es de 26 milímetros. El recorte es muy bueno, pero no consigue ese efecto ¡wow! que se consigue con el telefoto. Una lástima, realmente.

Modo Retrato Trasera Dia

Fotografía tomada con el modo retrato.

Otra de las novedades que tenemos en los iPhone 13 son los estilos. En pocas palabras, los estilos nos permiten ajustar el tono y la temperatura de color en tiempo real para sacar fotos con diferentes estilos. Es lo más parecido a un modo manual que tenemos en el iPhone.

Hay cinco opciones, todas ellas modificables, y son estándar, alto contraste, brillante, cálido y frío. Los resultados son notables, pero tampoco marcan la diferencia. A continuación tienes algunos ejemplos para que veas cómo queda una misma imagen capturada con los diferentes estilos.

Estilos1

La misma foto en diferentes estilos. De izquierda a derecha: estándar, alto contraste, brillante, cálido y frío.

Estilos3

La misma foto en diferentes estilos. De arriba a abajo: estándar, alto contraste, brillante, cálido y frío.

Cuando cae la noche el iPhone 13 consigue sacar pecho, si bien es cierto que dista de ser el móvil con mejor cámara nocturna. Con el sensor principal conseguimos una imagen correcta, sin un efecto acuarela más evidente de la cuenta y con buen balance de blancos. No obstante, sí se puede apreciar que las texturas están algo más lavadas. En pocas palabras: no es la mejor fotografía nocturna, pero tampoco es que los resultados se queden cortos.

Angular Normal Noche

Fotografía tomada con el sensor principal.

Con el gran angular, desgraciadamente, la cosa cambia bastante. Se nota que es un sensor mucho menos luminoso y, como tal, hincha la rodilla cuando la luz escasea. El detalle de los elementos del fondo se reduce mucho y sí se nota que las líneas están peores definidas. No es una lente que brille de noche, desde luego. Pero afortunadamente tenemos modo noche, y con él la situación mejora ligeramente.

Gran Angular Noche

Fotografía tomada con el gran angular.

Lo mismo podemos decir al hacer zoom. Si de día notamos que no tenemos un telefoto para ampliar de forma óptica, de noche todavía más. Es verdad que el dispositivo se defiende con solvencia, pero podemos apreciar cómo las texturas están mucho más lavadas y que, aunque se pueden distinguir los elementos de la foto, no tiene nada que ver con los resultados que conseguimos con terminales preparados para hacer fotos desde lejos.

Zoom X5 Digital Noche

Fotografía tomada con el sensor principal con zoom digital de cinco aumentos.

En cuanto al modo retrato, el resultado es similar al conseguido de día, si bien es cierto que se nota una reducción del nivel de detalle. En cualquier caso, cuando la luz acompaña se pueden conseguir resultados interesantes. Sin embargo, si la luz escasea (algo que es normal en estos escenarios) es posible que los recortes no sean precisos en zonas oscuras como el pelo.

Modo Retrato Trasera Noche

Fotografía tomada con el modo retrato.

El modo noche se activa automáticamente cuando el iPhone considera oportuno. Aquí sí he notado los píxeles más grandes de los que hablábamos antes, ya que el modo noche se activa en menos ocasiones (porque el sensor es capaz de capturar más luz). El iPhone nos da un valor predefinido, como uno, dos o tres segundos, aunque nosotros podemos elegir hasta cinco segundos si usamos el móvil a mano alzada y hasta 30 si lo ponemos sobre una superficie estable o un trípode.

Modo Noche Prueba

A la izquierda la foto sin modo noche y a la derecha con modo noche.

Con el modo noche conseguimos resultados buenos, motivo por el cual considero que es mejor usarlo cuando el iPhone nos diga que tenemos que usarlo. La diferencia en términos de iluminación, texturas y contraste es evidente. Además, y a título personal, considero que el modo noche de los iPhone es, con diferencia, de los más naturales que podemos encontrar en el mundo de los smartphones.

¿Y hasta dónde es capaz de llegar el modo noche? Pues vamos a verlo. En la imagen inferior podéis ver mi despacho completamente a oscuras. No hay ninguna luz, salvo un pequeño reflejo que entra por la puerta a la izquierda. Pues bien, a la izquierda está la foto sin modo noche en automático y a la derecha la misma foto, tomada instantes después, con el modo noche a 30 segundos. El resultado habla por sí mismo.

Modo Noche 30 Segundos

A la izquierda sin modo noche y a la derecha con modo noche (30 segundos).

Cámaras frontales

En cuanto al selfie, el iPhone 13 consigue sacar pecho y sacar imágenes más que correctas. No es el mejor selfie del mercado, pero sí se queda en la parte alta de la tabla. Repetimos el resultado natural, con buena definición y con un HDR capaz de mantener a raya las luces más altas y las sombras.

Selfie Angular Corto Dia

Selfie con angular estándar.

Selfie Angular Grande Dia

Selfie con gran angular.

Como en los modelos anteriores, la cámara del iPhone 13 tiene dos angulares, uno para selfies en vertical y otro para selfies en horizontal con mayor amplitud. El angular cambia automáticamente cuando giramos el móvil, pero la app de cámara nos permite elegir el que nosotros queramos pulsando en un botón.

Modo Retrato Delantera Dia

Modo retrato con la cámara delantera.

El modo retrato sigue siendo bueno, como ya lo eran antes. Personalmente, aprecio una mejora en el recorte y un desenfoque algo más natural. Sin embargo, depende mucho del fondo, en tanto que no es lo mismo un fondo más sencillo (como una pared blanca) que un fondo más complejo (como unos árboles).

De noche la cámara no termine de brillar. Podemos seguir usando los dos angulares, pero el nivel de detalle del sujeto cae muchísimo y la imagen en general deja un poco que desear. Puede servir para echar alguna que otra foto puntual, pero no nos ha terminado de convencer. El modo noche también se puede usar con este modo, siempre y cuando estemos dispuestos a aguantar tres segundos sujetando el móvil sin movernos demasiado.

Selfie Angular Corto Noche

Selfie con angular estándar.

Selfie Angular Grande Noche

Selfie con gran angular.

El modo retrato, por su parte, sigue recortando de forma precisa al sujeto, pero se nota que la luz escasea y el ruido no tarda en aparecer. Volvemos a la misma premisa: puede valer para sacarnos una foto puntual, pero no es la mejor idea hacer este tipo de fotos en condiciones de poca luz.

Modo Retrato Delantera Noche

Modo retrato con la cámara delantera.

Vídeo

Terminamos hablando del vídeo y lo resumimos en una frase: los iPhone siguen sin tener rival en este apartado. Quitando que no pueden grabar en 8K como ya hacen otros tantos móviles Android, a nivel de calidad, estabilización, captación de sonido y nitidez, los iPhone siguen siendo el rival a batir en grabación de vídeo. El resultado es sensacional, tanto grabando con el angular normal como con el gran angular.

De noche, la cámara trasera consigue mantener el nivel de detalle alto, sobre todo cuando grabamos con el angular. Sin embargo, al usar el gran angular la calidad global del vídeo se reduce considerablemente, hasta el punto de que no termina de convencernos. Si de día es excelente, de noche lo es tanto.

La grabación con Dolby Atmos también arroja un nivel de detalle sobresaliente, algo que salta a la vista en la representación de los colores y el rango dinámico. Es imposible grabar un vídeo con el iPhone 13 y no quedarse con la boca abierta. El trabajo que Apple ha hecho en este sentido es excepcional.

Y luego tenemos el modo cinematográfico. Cuando Apple lo presentó hizo mucho ruido porque, claro, los vídeos de prueba eran sensacionales. El problema es que una cosa es grabar en un estudio con la iluminación perfectamente medida y otra es grabar en la calle y a mano alzada.

No quiero decir que el resultado no sea bueno, porque lo es y el sistema funciona de miedo, pero es de esas funciones que tienen todas las papeletas para ser usadas una sola vez y luego quedar en el olvido o usarse de forma anecdótica.

El recorte del sujeto es bueno. No es perfecto y a simple vista se puede notar un tanto artificial, pero es muy bueno. El efecto de transición es suave, incluso cuando el sujeto se mueve de posición, y funciona tanto con la cámara delantera como con la trasera.

Batería: llegando a la noche sin problema

Iphone 13 19

No hay ningún problema en reconocer que la batería de los iPhone 12 dejó un poco que desear. Si sois usuarios que jueguen y usen el móvil para todo, el iPhone 12 es un móvil que puede quedarse corto. Pues bien, el iPhone 13 es todo lo contrario.

Apple nunca, jamás de los jamases, revela el amperaje de la batería de sus terminales. Sin embargo, gracias a los despieces sabemos que la capacidad del iPhone 13 es de 3.227 mAh, una mejora sustancial con respecto a los 2.775 mAh del iPhone 12.

Bateria

Eso se nota en la autonomía final, que es sobresaliente. Haciendo un uso normal, es decir, redes sociales, algún que otro vídeo, alguna que otra partida, alguna que otra foto y siempre con un Apple Watch conectado es más que sencillo llegar al mediodía del día siguiente. En las capturas superiores podéis ver un día de uso intensivo y el terminal llegó a la noche sin problema.

El problema, evidentemente, está en la carga. Apple no incluye el cargador en la caja y si queremos explotar la carga rápida tendremos que comprar un cargador de 20W por separado. Usando el cargador de 5W de toda la vida el iPhone se carga en unas tres horas, que es una locura de tiempo. Si lo vais a cargar por la noche, estupendo, pero si tenéis algo de prisa mejor pensar en otras opciones.

Si usamos un cargador rápido, en algo más de una hora lo podemos tener cargado por completo. Usando un MagSafe la velocidad de carga es algo más lenta y yo, personalmente, aprecio un aumento importante de la temperatura. Mi recomendación personal es un cargador rápido y un cable, pero a gusto del consumidor.

iPhone 13, la opinión de Xataka

Iphone 13 15

Llegados a este punto y tras haber probado el iPhone 13, la conclusión a la que llegamos es que es una evolución demasiado sutil con respecto a la generación anterior. Tal es así que no sería descabellado considerar al iPhone 13 como un iPhone 12s. Hay ciertas mejoras en el notch, la pantalla y la cámara, pero no creo que sean suficientes para justificar el salto de la generación anterior a esta.

En cualquier caso, todo sea dicho: el iPhone 13 se comporta de escándalo. Lo que ya era bueno en el iPhone 12 sigue siéndolo en este modelo, del cual podemos esperar un rendimiento sobresaliente, una cámara que saca pecho en casi todas las situaciones y que, una vez más, sigue muy por delante de todos sus competidores en grabación de vídeo. Por no hablar de la mejora en la batería, que se agradece muchísimo.

Sin embargo, el dispositivo sigue careciendo de cosas que a día de hoy podemos pedirle a casi cualquier terminal de gama alta como son la tasa de refresco superior a 60 Hz y un telefoto que permita mayor versatilidad. Si estos dos apartados no nos importan y simplemente queremos tener el último iPhone, el iPhone 13 es una opción a considerar (siempre que no tengamos un iPhone 12, por supuesto).

No obstante, en esta generación el iPhone 13 Pro sí supone un salto interesante con respecto a la versión estándar. No solo por el telefoto, sino por la pantalla de 120 Hz. El modelo Pro, desde mi punto de vista, es el iPhone a mirar este año y, a falta de probar en profundidad el iPhone 13 mini, mi sensación es que el iPhone 13 tiene demasiadas papeletas para pasar un tanto desapercibido.

9,1

Diseño9

Pantalla9,25

Rendimiento9,5

Cámara9

Software9

Autonomía8,75

A favor

  • La autonomía ha mejorado con respecto a la generación anterior.
  • La cámara sigue siendo un rival a batir, sobre todo en lo que a grabación de vídeo se refiere.
  • El rendimiento de iOS 15 junto al Apple A15 Bionic es sobresaliente.

En contra

  • La carga sigue siendo lenta, sobre todo si no tenemos un cargador compatible con carga rápida.
  • 2021 y pantalla de 60 Hz, ya toca un salto en este aspecto.
  • La cámara de noche sigue teniendo margen de mejora.

Apple iPhone 13 (128 GB) – Azul

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Apple. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Publicidad