Inicio Noticiero Digital Kobo Forma, análisis: los lectores ‘flagship’ se cogen con una sola mano

Kobo Forma, análisis: los lectores ‘flagship’ se cogen con una sola mano

Kobo lleva ya mucho tiempo demostrándonos que no hay un único competidor en el mercado de los lectores de libros electrónicos. Sus eReaders son asequibles, capaces y cuentan con un catálogo que no habría que subestimar. Lo hemos podido ver con el Clara HD y el Aura H2O Edition 2.

Y ahora podemos echarle un buen vistazo al Kobo Forma, el lector de libros electrónicos premium de la marca del que ya os dimos unas primeras impresiones. ¿Conseguirá este Forma calar entre los lectores más ávidos? La estrategia de vender un lector caro lleva aquí desde hace tiempo, así que no estamos ante ningún pionero si no ante un competidor más. Miremos este Kobo Forma al detalle.

Kobo Forma, especificaciones técnicas

KOBO FORMA, PRINCIPALES ESPECIFICACIONES

Dimensiones

160 x 117,7 x 8,5 milímetros

Peso

194 gramos

Pantalla

Tinta electrónica de 8 pulgadas (300ppp) con temperatura de color ajustable

Almacenamiento

8 GB

Resistencia al agua

Sí (especificación IPX8 , resiste profundidades de 2 metros hasta 60 minutos)

Memoria RAM

512 MB

Batería

1200 mAh, “semanas” de duración dependiendo del uso

Compatibilidad con archivos

EPUB, EPUB3, PDF, MOBI, JPEG, GIF, PNG, BMP, TIFF, TXT, HTML, RTF, CBZ, CBR

Conectividad

Wi-Fi 802.11 b/g/n (Wifi 4)

Conexiones

Micro USB para transferencia de datos y carga

Precio

279,99 euros

No quiero que este análisis sea una comparación constante con él, así que vamos a decirlo sólo una vez y bien claro: el Kobo Forma es extremadamente parecido al Kindle Oasis. Es una respuesta clarísima a Amazon para competir en el terreno de los eReaders caros para aquellos lectores intensivos que busquen las mejores características.

Ahora bien: su precio es unos 30 euros más caro que ese Kindle. Por ese dinero de más obtienes ciertas ventajas, pero con algún que otro sacrificio. Es algo que tendrá que decidir el comprador, así que repasaremos las características del Kobo Forma una a una.

Diseño: el lector de libros más grande que hemos visto

Si hay algo por lo que destaca el Kobo forma, eso es su tamaño. Es el lector de libros electrónicos más grande que he sostenido nunca en mis manos, quedándose lejos de los tamaños más “de bolsillo” que estamos acostumbrados a ver en un eReader. Si buscas algo que pueda caber en los compartimentos más pequeños de alguna mochila o bolso, el Kobo Forma no es para ti.

Pero ese tamaño no implica un mayor peso. Los 194 gramos del Forma lo hacen muy ligero para esas 8 pulgadas de pantalla, de modo que podemos aprovechar el diseño con una “joroba” lateral para sostenerlo durante horas con una mano sin que lleguemos a cansarnos nunca.

Kobo Forma Amazon Kindle Oasis

Ahí donde no tenemos la “joroba” lateral encontramos muchísima delgadez, 8,5 milímetros que le dan al Forma un aspecto muy estilizado. Aquí también podemos decir que Kobo se ha preocupado por aportar resistencia y cierta flexibilidad al dispositivo, de modo que aún con esa delgadez no hay sensación de fragilidad.

Su acabado en plástico le da una textura más bien suave, no tan metalizada como tenemos en otros lectores. Eso no le da una sensación de fragilidad, de hecho da la impresión que el Forma es capaz de resistir golpes y caídas. Otro punto a favor es que ese plástico tiene un buen agarre, no resbala aún sosteniéndolo con una sola mano.

Kobo Forma Puertos

En la parte lateral más gruesa, el Forma tiene dos botones accesibles desde el pulgar para pasar página. Se pulsan fácilmente y no dan problemas para aquellos que prefieran usar esos botones en vez de tocar la pantalla para pasar página. En el lateral tenemos el botón de encendido y apagado del dispositivo, junto con el conector Micro-USB para cargar el lector.

Otra cosa para destacar del Kobo Forma: su resistencia IPX8 al agua y polvo. Perfecto para que el dispositivo resista el agua, la sal y la arena de una playa, o incluso caídas fortuitas al fondo de una piscina donde la profundidad sea de hasta dos metros.

¿Significa eso que puedes bañarte con el Forma? A nivel teórico sí, pero lo mejor es que nos tomemos esta resistencia IPX8 como un seguro a prueba de accidentes y no para que te sumerjas con él o o dejes en el fondo de una bañera sin preocuparte. En nuestras pruebas la pantalla del Forma deja de funcionar intermitentemente cuando está debajo del agua, pero los botones siguen funcionando sin problema.

Autonomía: “semanas” que nos permiten olvidar el cargador en casa

Algunos fabricantes se atreven a prometer hasta un mes de batería con sus lectores de libros electrónicos. En el caso del Forma, Kobo nos dice que la batería de 1.200 mAh puede durarnos “semanas”. Podemos intuir que dado el mayor tamaño de la pantalla quizás no tengamos ese mes entero.

De todas formas, no lo contaría en absoluto como algo negativo. Como en todos los eReaders, la ventaja que tenemos es el bajo consumo de la pantalla de tinta electrónica respecto a las LCD u OLED de las tabletas. Seguiremos pudiendo despreocuparnos de la carga, ya que aunque nos dure 3 semanas en vez de 4 sigue siendo una buena cantidad de días en los que leer libros sin parar.

Pantalla: gran superficie con un cambio de temperatura de color más bien estético

Kobo Forma Sofa

Como decíamos antes, lo que más sorprende del Kobo Forma son sus dimensiones. Su pantalla de 8 pulgadas nos permite leer una gran cantidad de texto en cada página, y la densidad de 300 píxeles por pulgada hace que nos sea imposible distinguir los píxeles en ese texto. Como en todos los lectores con esa densidad, parece que estemos leyendo en papel bien impreso.

Aquí es donde podemos encontrar un punto destacable del Kobo Forma que no tiene ningún otro lector: podemos colocar el lector en posición horizontal para leer el texto en apaisado, de modo que la “joroba” queda debajo. Precisamente por ese diseño preparado para sostenerlo con una mano encontramos esta forma de leer texto un tanto extraña para este lector (nos da la sensación de que no se aprovecha tan bien la pantalla como cuando la sostenemos en vertical), aunque no está mal que se ofrezca como una opción más por si alguna persona lo prefiere así. Sostengamos como lo sostengamos, el Kobo Forma reorientará el texto.

Kobo Forma Horizontal

Con este lector Kobo insiste en su tecnología ComfortLight PRO, pudiendo cambiar la temperatura de color de la pantalla para acomodar la vista en ambientes de más oscuridad y/o en horario nocturno. Teóricamente eso te ayuda a reducir la fatiga visual y a mejorar el sueño, aunque como ya dijimos en su momento no vemos demasiada ventaja cuando la pantalla es de tinta electrónica y ya de por sí no cansa tanto la vista como ocurre con los paneles LCD.

Pero aún con esta temperatura de color modificada o no, el Kobo Forma cumple perfectamente con lo básico que le pedimos a un eReader: comodidad para leer texto en ambientes oscuros y un buen contraste para leer directamente a la luz del sol sin problemas.

Software

Kobo Desktop

Ningún cambio respecto al resto de lectores Kobo en el apartado de los servicios y aplicaciones. Podemos instalar la aplicación oficial del lector en macOS, Windows, iOS, Android e incluso BlackBerry 10, de modo que podemos alternar la lectura de nuestros libros desde prácticamente cualquier dispositivo. Desde las versiones de escritorio puedes sincronizar los libros que adquieras, aunque desde el propio Forma esas compras serán automáticamente detectadas y descargadas.

Kobo Rakuten cuenta con un catálogo de 6 millones de libros, aunque si nos reducimos al idioma español nos vamos a los 130.000 libros aproximadamente. Es un catálogo limitado, que va a ir creciendo poco a poco según nos han contado responsables de Kobo.

Kobo Forma: la opinión de Xataka

Kobo Forma Comics

Reunamos todo lo que hemos visto: el Kobo Forma es un lector grande, ligero y cómodo. Pero también es caro. Sabiendo que la gran mayoría de personas tienen más que suficiente con un lector de gama más baja, orientaríamos este Forma para aquellos que realmente expriman un eReader al máximo y le dediquen muchas horas semanales a la lectura. Es entonces cuando pagar el precio más alto de este lector cobra sentido.

Si pasamos a comparar el Forma con otros lectores de libros electrónicos de gama alta, entonces la diferencia pasa a ser la enorme pantalla de 8 pulgadas. Si la prefieres a pesar de los sacrificios que comporta a la hora de transportarlo (quizás necesitas leer el texto a gran tamaño por problemas de vista), entonces el Kobo Forma puede ser un buen dispositivo para ti.