Inicio Noticiero Digital La corteza terrestre se está resquebrajando en distintas zonas. No es tan...

La corteza terrestre se está resquebrajando en distintas zonas. No es tan alarmante como parece

La geografía de la India está muy influida por la placa tectónica asociada a este subcontinente. Esto es notable en lugares como el Himalaya, fruto del choque entre esta placa y la eurasiática. Sin embargo las dinámicas cambian y las placas pueden desintegrarse.

Corte en horizontal. Una nueva hipótesis sobre la interacción entre placas tectónicas podría arroja nuevas dudas sobre el proceso geológico que dio a la cordillera del Himalaya los picos más altos del mundo. Se trataría de una interacción nunca antes ideada: la ruptura horizontal de una placa tectónica.

El choque de una era. La cordillera situada entre el corazón del continente asiático y el subcontinente indio se formó hace entre 40 y 50 millones de años cuando la placa continental india chocó contra la placa euroasiática. La acumulación del volumen de estas dos masas de tierra implicó que la corteza terrestre fuera haciéndose más gruesa en esta región, creando una colosal cordillera.

Este es un proceso aún inconcluso ya que la placa india continúa si deriva hacia el norte, acumulando más masa y alzando aún más cumbres como la del Everest. La cordillera crece a razón de un centímetro al año.

La subducción de la placa. Hasta ahora la hipótesis dominante sobre qué estaba pasando bajo tierra en esa región fronteriza contemplaba la idea de que la placa india se estaba sometida a un proceso de subducción. Esto es, la placa india se estaba sumergiendo bajo la euroasiática.

A la vez, la placa eurasiática se va transformando, plegando y aumentando en grosor, generando una región donde la corteza terrestre es más voluminosa. La nueva hipótesis contempla un escenario distinto.

Una nueva hipótesis. En él, parte de la placa india estaría sufriendo un proceso de subducción, pero no toda. Como un cuchillo cortando una barra de pan para preparar un bocadillo, la placa eurasiática estaría cortando en dos, horizontalmente, la placa india.

Esto implicaría que sería parte de esta última la que quedaría también en la zona superficial, envolviendo la placa eurasiática. Los responsables de esta nueva hipótesis presentaron su defensa en la conferencia de la American Geophysical Union y a través de un artículo en el repositorio ESS Open Archive.

Dos formas de romperse. La ruptura de una placa tectónica no es un fenómeno del todo extraño. Un ejemplo lo podemos encontrar en África y su placa tectónica. El continente africano tal y como lo conocemos desaparecerá en unos pocos millones de años cuando una fractura lo divida en dos a lo largo de un eje norte-sur que separará la zona más oriental del continente del resto de África.

Esta es la ruptura convencional que permite a las placas tectónicas reorganizarse provocando con ello la deriva continental. Una deriva que aún guarda muchos secretos que tan solo estamos comenzando a descubrir.

En Xataka | El océano Pacífico está menguando tanto que las simulaciones ya intuyen un nuevo continente: Amasia

Imagen | NASA