Inicio Noticiero Digital La crisis de los semiconductores pone contra las cuerdas a los fabricantes...

La crisis de los semiconductores pone contra las cuerdas a los fabricantes de coches: BMW y Stellantis prevén que la tensión irá en aumento

La escasez de semiconductores está teniendo un impacto muy profundo en muchas industrias, pero hay una en particular que lo está pasando realmente mal. Tanto que durante los últimos meses muchas de las empresas que la dan forma se han visto obligadas a ralentizar e, incluso, detener la producción: la industria de la automoción.

Los fabricantes de coches conocen muy bien el peso específico que tiene este sector en la economía de algunos países, como Estados Unidos, Alemania o Japón, que son las tres naciones que producen más vehículos, y han aprovechado su posición para presionar a los gobiernos con la firme intención de que medien a su favor y les ayuden a conseguir los semiconductores que necesitan para blindar su capacidad de producción.

TSMC y Samsung son los fabricantes de chips más presionados por los gobiernos

Los fabricantes de chips que han recibido más presión son, precisamente, los dos que tienen una mayor capacidad de fabricación de los circuitos integrados que utilizan los coches: TSMC y Samsung. De hecho, los gobiernos de varios países los han instado a dar prioridad a la producción de los chips que requiere la industria del automóvil frente a otros sectores que tienen un impacto menor en la economía global.

La democratización del coche eléctrico hará aún más aguda la dependencia que tienen los fabricantes de vehículos de los chips

Ante tanta tensión Mark Liu, el presidente ejecutivo de TSMC, se manifestó hace varias semanas: «Nos hemos visto obligados a renegociar nuestro acuerdo con algunos de nuestros clientes a instancia de los gobiernos, que nos han solicitado que demos prioridad a la fabricación de los chips que utilizan los automóviles debido a que son importantes para la economía global», asegura el máximo responsable de la compañía de fabricación de semiconductores más importante del planeta.

La relevancia de los semiconductores para los fabricantes de vehículos se ha ido incrementando a medida que la electrónica se ha hecho cada vez más presente en los coches, y la democratización del coche eléctrico hará todavía más aguda esta dependencia. Esta es una de las razones por las que Estados Unidos, China y la Unión Europea han manifestado abiertamente su intención de poner en marcha nuevas fábricas de semiconductores con el propósito de incrementar su capacidad de producción de chips.

Las previsiones de BMW y Stellantis para lo que queda de 2021 son pesimistas

Richard Palmer, el máximo responsable financiero del grupo Stellantis, que aglutina las marcas de los grupos Fiat Chrysler Automobiles y PSA, ha confirmado hoy mismo que su compañía no prevé que el suministro de semiconductores mejore antes de que comience el último trimestre de 2021. De hecho, estima que su compañía producirá 1,4 millones de vehículos menos que los que inicialmente había proyectado para este año. Y el responsable es, según este directivo, el déficit de semiconductores.

Stellantis estima que producirá 1,4 millones de vehículos menos que los que había proyectado para 2021

Para BMW el panorama no pinta mucho mejor. Esta marca ha conseguido capear el temporal hasta ahora mejor que algunos de sus competidores debido a que tiene una relación más sólida con algunos productores de chips, pero Nicolas Peter, su máximo responsable financiero, ha confirmado hace unas horas que la segunda mitad de 2021 está siendo extremadamente rigurosa para la compañía a la que presta sus servicios:

«A medida que la escasez de semiconductores se prolonga en el tiempo más tensa se pone la situación para nosotros. Prevemos que las restricciones en la fabricación se prolongarán durante la segunda mitad de este año y tendrán un impacto claro en el volumen de las ventas», aduce Peter con un tono marcadamente pesimista. Veremos cómo evoluciona el mercado durante los próximos meses, pero la dificultad que tienen los fabricantes de semiconductores para incrementar su capacidad de producción vaticina vacas flacas más allá de 2021.

Imagen de portada | Spicy Photographer

Vía | Reuters

Publicidad