Inicio Noticiero Digital La debacle de los premios Hugo: autocensura, conflictos con China, autores vetados...

La debacle de los premios Hugo: autocensura, conflictos con China, autores vetados y pataletas en internet

Los premios más prestigiosos de la ciencia ficción literaria se enfrentan a la mayor crisis de imagen de su historia. Desde que unos comprometedores emails se filtraran a mediados de mes, los Hugo han pasado a ser sinónimo de galardones en los que no confiar demasiado. Después de las declaraciones oficiales asegurando que todo está atado y bien atado dentro de la organización, esta es la situación en la que se encuentran actualmente.

¿Qué son los Premios Hugo? Se trata de un galardón anual que reconoce a las mejores obras de ciencia ficción y fantasía que se hayan publicado el año anterior, y se considera el premio más importante que recibe la literatura de género. Tras ellos está la veterana World Science Fiction Society y reciben el nombre de Hugo Gernsback, editor de la mítica revista de relatos de género ‘Amazing Stories’. Se entregaron por primera vez en 1953 y actualmente cuentan con 17 categorías.

Los Hugo en China. Los Hugo de 2023 se entregaron el pasado 21 de octubre en la 81st Worldcon, en Chengdu, China. Pero con los premios ya entregados, el 14 de febrero se filtraron unos emails en los que parecía que la elección de los candidatos no había sido tan limpia como era de esperar: al parecer, los organizadores autocensuraron a los nominados para que no incomodaran con sus obras al país anfitrión. Ciertos libros eran señalados por cuestiones políticas y algunos de los autores que quedaron fuera eran tan conocidos como Neil Gaiman.

Qué decían los emails. Lo que levantó las iras de los fans fue el hecho de que al parecer, y según filtró más adelante otra miembro del comité, no hubo presión del gobierno chino, sino que fue una decisión enteramente de la organización. «Si el trabajo se centra en China, Taiwán, Tíbet u otros temas que puedan ser un problema en China… hay que destacarlo para que podamos determinar si es seguro incluirlo en la papeleta o si la ley nos obligará a tomar una decisión administrativa al respecto», decían los emails. En ellos se hablaba de la retirada de obras como ‘Babel’ o ‘The Daughter of Doctor Moreau’ de Silvia Moreno-García, de forma preventiva y por si acaso ofendían, pero sin haberlas leído.

Las malditas estadísticas. Cada año, después de entregarse los premios, se hacen públicas las estadísticas que permiten ver quiénes estuvieron compitiendo para ser los nominados. Este año llegaron algo más tarde que otras veces, ya en enero, 91 días después de la entrega de premios. Estas estadísticas revelaban que la aclamada ‘Babel’ de R.F. Kuang, un episodio de ‘The Sandman‘ escrito por Neil Gaiman y ‘Viuda de hierro’ de Xiran Jay Zhao, entre otros, habían obtenido votos más que suficientes para ser nominados, pero quedaban fuera por motivos no determinados, siendo clasificados como «inelegibles».

Escalada de insultos. Por supuesto, cuando entre el fandom se empezó a hablar de censura y posibles injerencias del gobierno chino para vetar autores, se caldearon los ánimos. Dave McCarty, uno de los responsables del comité de elección de nominados, insultó a varias voces críticas en posts de Facebook, tal y como cuenta Esquire en su crónica de los eventos, llegando a afirmar más tarde para The Guardian que no había habido presiones de ningún tipo. Que estos autores fueran apartados, sin embargo, encajaba: Neil Gaiman ha criticado en más de una ocasión al gobierno chino por encarcelar a escritores opuestos al régimen, y las dos autoras chinas mencionadas viven exiliadas en Estados Unidos y han criticado con alegorías fantásticas el gobierno de su país natal.

En qué acabó la cosa. Apenas un día después de que se filtraran los emails, la organización de los Hugo emitió un comunicado pidiendo disculpas por el follón y garantizando que la elección de los nominados de la edición de 2024, que se celebrará en Glasgow, será mucho más transparente. Dos directivos del comité, Dave McCarty y Kevin Standlee, renunciaron a sus puestos. Un año controvertido para unos galardones históricos.

Cabecera | Hugo Awards

En Xataka | El libro con el que más he aprendido en mi vida: 14 recomendaciones de los editores de Xataka