Inicio Noticiero Digital La huelga «indefinida» del transporte pincha tras apenas 37 horas: se levanta...

La huelga «indefinida» del transporte pincha tras apenas 37 horas: se levanta un día después de empezar

37 horas. Ese ha sido el tiempo que ha durado el pulso que Plataforma Nacional en Defensa del Sector del Transporte ha lanzado al Gobierno. Con un comunicado, esta misma tarde a las 13:00 horas han levantado el paro indefinido convocado desde las 00:00 horas del lunes 14 de noviembre.


Con un comunicado en el que aseguran que «cargadores, asociaciones del comité nacional de transporte, sindicatos gubernamentales, algunos medios de comunicación y una parte concreta política» habían llevado a cabo una campaña para desacreditar todas las movilizaciones de Plataforma.

Aunque Plataforma alega estos motivos para levantar su paro indefinido, también es cierto que ayer recibió un apoyo muy escaso en la manifestación que ayer arrancó desde la Plaza de Atocha en Madrid. Además, los diferentes portavoces de los grandes comercios españoles señalaron que la jornada estaba siendo completamente normal.

Un duro pinchazo

El paro patronal organizado por Plataforma llamaba a sus asociados (autónomos y PYMES) para repetir las mismas imágenes que ya se vivieron en marzo, cuando la asociación ya consiguió una repercusión poco esperada, incluido desabastecimiento en algunos supermercados.

Al paro también estaban llamados los agricultores, ganaderos y «cualquier otro sector» de la ciudadanía que quisiera sumarse a sus reivindicaciones. No tenían de su parte a las asociaciones mayoritarias de transportistas ni al Comité Nacional de Transporte de Carretera (CNTC), como ya sucedió hace ocho meses.

Sin embargo, la repercusión conseguida de esta asociación (que tampoco facilita el número de asociados con los que cuenta) no se ha repetido en esta ocasión. Entonces, el descontento general consiguió que el Gobierno llegara a subvencionar con 20 céntimos/litro la compra de combustibles fósiles y que se dieran ayudas directas por valor de 450 millones de euros al mantenimiento de vehículos, entre otras cesiones institucionales.

Esta vez las reclamaciones no han sido escuchadas, ni los asociados han acudido a la llamada de sus dirigentes, que prometían quedarse en Madrid con sus camiones si fuera necesario. En esta ocasión, el paro ha durado día y medio y no se cumplirán las previsiones de 600 millones de euros de pérdidas diarias que ya se vaticinaban a las puertas de uno de los periodos donde más se consume del año.

Imagen: Ayuntamiento de Madrid

Publicidad