Inicio Noticiero Digital La Junta de Andalucía abraza la jornada híbrida. Lo hace con condiciones...

La Junta de Andalucía abraza la jornada híbrida. Lo hace con condiciones y no para todos los funcionarios

La Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública de la Junta de Andalucía ha llegado a un principio de acuerdo en la Mesa General de Negociación con los sindicatos para implantar el teletrabajo de forma progresiva. Este primer acercamiento servirá de borrador para adoptar un modelo de trabajo híbrido.

Tal y como ha adelantado ABC, la medida comenzará otorgando un día de teletrabajo a la semana, adoptando un modelo de jornada híbrida para los funcionarios autorizados, que tendrán que combinar con cuatro días de trabajo presencial. La medida no es precisamente nueva, ya que recoge el testigo de la normativa aprobada en septiembre de 2020 con motivo de la regulación de urgencia por la COVID-19, que se prorrogó de forma temporal en un nuevo acuerdo entre la Junta de Andalucía y los agentes sociales en julio de 2023.

El principio de acuerdo al que han llegado los funcionarios públicos y la Administración andaluza pretende poner coto a la denegación sistemática que se venía haciendo por parte de la Junta de Andalucía de permisos para el teletrabajo.

Un acuerdo de mínimos, pero es un paso

El Sindicato Andaluz de Funcionarios ha publicado un comunicado sobre el estado de las negociaciones, del que sería el primer borrador. Ambas partes están negociando que en el futuro decreto se reconozca explícitamente el teletrabajo en la Administración de la Junta de Andalucía, fuera del ámbito de urgencia sanitaria que planteaban los anteriores acuerdos.

La modalidad de trabajo híbrido afectaría a las administraciones de Sanidad, Justicia, Educación y Administración General. Aunque el principio de acuerdo todavía está pendiente de cerrar, el artículo 3 de esta propuesta determina los puestos de trabajo que podrán acogerse a la modalidad de teletrabajo durante un día a la semana. “Podrán acogerse a este modelo todos los que puedan ser ejercidos de forma autónoma y fuera de las dependencias de la Administración, mediante el uso de tecnologías de la información”.

Sin embargo, no podrán optar a él aquellos puestos que requieran atención presencial directa al ciudadano, puestos de dirección, supervisión o coordinación, así como todos aquellos en los que la presencia física del funcionario sea indispensable para el desarrollo de su tarea, como es el caso del personal sanitario.

La petición de teletrabajo deberá ir acompañada de un documento de compromiso aceptado por el supervisor, con el que se fijarán los objetivos y tareas que deben llevarse a cabo de forma remota. Además, la medida quedará limitada solo para aquellos funcionarios que lleven más de un año trabajando presencialmente para la Junta de Andalucía.

La norma general de un máximo del 20% de la jornada cuenta con una sola excepción. Aquellos funcionarios con situaciones familiares excepcionales (motivos de salud, violencia de género, causas organizativas, etc.) podrán optar a una máximo de cuatro días en remoto y uno presencial para conciliar vida familiar y laboral, durante un periodo mínimo de seis meses y máximo de un año, que podrá ser prorrogado previa revisión.

Pese al avance esta materia, el acuerdo se queda corto con respecto a lo pactado entre las Administración General del Estado y los representantes del Cuerpo de Funcionarios del Estado, en el Plan de Medidas de Ahorro y Eficiencia Energética de la Administración General del Estado. En este acuerdo, se autorizan hasta tres días de teletrabajo voluntario a la semana a quien lo solicite, dejando la puerta abierta a otras opciones de carácter excepcional.

En Xataka | Despedir a un funcionario público era casi misión imposible. Ahora todo cambia con la nueva ley de desempeño

Imagen | Flickr (Junta de Andalucía)